Larry Fitzgerald, WR de Arizona, listo para una temporada especial

Christian Petersen

AFP

El wide receiver de los Arizona Cardinals se mantiene como en sus mejores días, a pesar de su ya larga carrera en el mundo de la NFL

Cuando el coach Bruce Arians y el quarterback Carson Palmer anunciaron su retiro, al final de la campaña pasada, de una vez por todas dejaron a los Arizona Cardinals en manos de Larry Fitzgerald.

Pese a que en los nueve últimos juegos de la temporada 2017 trabajó con quarterbacks suplentes, el veterano receptor terminó su tercer año en fila con al menos 100 recepciones (109) y 1,000 yardas (1,156).

Ya sea con Sam Bradford o el novato Josh Rosen en los controles de la ofensiva de los Cardinals, la de 2018 será una campaña muy especial para Fitzgerald.

“Fitz” necesita 92 recepciones para superar a Tony Gonzalez (1,325) y adueñarse del segundo lugar de todos los tiempos de la NFL.

Y con 390 yardas dejará atrás las 15,934 de Terrell Owens y se colocará, también, en el segundo lugar de la historia.

La tarea no será fácil para Fitzgerald, quien enfrentará, quizá, más dobles coberturas que nunca, pues el cuerpo de receptores de Arizona no parece contar con alguien que lo pueda complementar o al menos restar presión.

Christian Kirk es una selección de segunda ronda que promedió 7.4 yardas por recepción en la pretemporada; Chad Williams ha mejorado y promete producir más que aquellas tres recepciones y 31 yardas de 2017, y Brice Butler es un agente libre que llegó de los Cowboys. La campaña pasada, Butler sólo atrapó 15 balones para 317 yardas y 3 touchdowns en Dallas.

Pero Fitzgerald es un fiel creyente del juego en equipo.

Ningún juego ha sido ganado por un solo hombre y ningún juego ha sido perdido por un solo hombre tampoco”, dijo. “Cuando empiezas a pensar que se trata de ti, es cuando te pierdes de lo que se trata este juego y de lo que se trata el espíritu de este juego”.

Y si alguien representa a los Cardinals, es este receptor.

En 14 años con la franquicia, Fitzgerald suma 1,234 recepciones y necesita 48 más para superar las 1,281 de Jerry Rice, quien posee el récord de balones atrapados con el mismo equipo.

“Es un privilegio”, aseguró. “La mayoría de los jugadores no tiene la oportunidad de jugar tanto tiempo para poder atrapar el balón de todos esos quarterbacks. Lo veo como una bendición y un testimonio de mi longevidad”.

A Fitzgerald, quien este viernes cumple 35 años de edad, no le pasa por la cabeza el retiro.

“Me siento muy bien”, dijo. “Por eso quiero que se acabe la pretemporada y empiece la verdadera temporada”.

Si termina la campaña con 100 recepciones y 1,000 yardas, empatará la marca de Brandon Marshall, quien lo ha hecho en seis temporadas.

Pero, lo más importante, es que parece que hay Fitzgerald para rato.

Se los dije hace mucho tiempo”, dijo al final de una práctica durante el training camp. “No habrá una gira de despedida. No se trata de mí. Hay 53 hombres en el roster. Hay 53 hombres que están dando lo mejor de sí para competir y mejorar este equipo. Es mucho más grande que cualquier individuo”.

Y este individuo tiene un lugar seguro en el Salón de la Fama.

1 comentario

    • Rey Cowboy on 04/09/2018 at 10:14 am
    • Responder

    Sin dudas esta en la elite y va por mas,puede desbancar varias marcas de los mejores de la historia

Deja un comentario

Your email address will not be published.