Los inofensivos Cowboys caen contra Seattle

Twitter: @Seahawks

Dak Prescott, Ezekiel Elliott y el resto del ataque de los Cowboys genera poco y Dallas sufre su segunda derrota de la campaña.

Regresó la versión inofensiva de los Cowboys.

Al igual que en la primera semana de la campaña (232 yardas, 8 puntos en Carolina), Dak Prescott, Ezekiel Elliott y el resto del ataque de Dallas poco o nada pudo generar y el llamado “Equipo de América” sufrió su segunda derrota del calendario 2018, al caer 24-13 en Seattle.

Aunque Elliott tuvo sus momentos y sumó 127 yardas, nunca fue factor e incluso perdió un balón cuando Dallas trataba de regresar al juego.

Prescott completó 19 de 34 para apenas 168 yardas, con un touchdown, dos intercepciones y rating de 54.5. También fue capturado cinco veces por la defensiva de Seattle.

Con un desconocido cuerpo de receptores, el mejor objetivo para Prescott fue el tight end Geoff Swaim, quien atrapó cinco pases y sumó 47 yardas.

Los dos receptores que llegaron vía agencia libre (luego de que Jerry Jones cortó a Dez Bryant y Jason Witten anunció su retiro), Deonte Thompson y Allen Hurns, se combinaron para 4 recepciones y 45 yardas.

La defensa de Dallas hizo lo que pudo, pero Seattle fue efectivo en tercer down (7 de 16) y en la zona roja, con dos visitas y dos touchdowns.

Russell Wilson, quien antes de este partido había sido capturado en 12 ocasiones, completó 16 de 26 para 192 yardas, con un par de pases a las diagonales y rating de 109.8, su mejor índice desde principios de diciembre del año pasado. Además, sólo fue capturado dos veces.

Wilson conectó en la zona final con Jaron Brown y Tyler Lockett en jugadas de 16 y 52 yardas, respectivamente.

Un gol de campo de 35 yardas de Brett Maher le dio ventaja a Seahawks 17-6, a 3:43 del final del tercer cuarto.

Cuando parecía que Dallas reaccionaba, el safety Bradley McDougald tacleó por atrás a Ezekiel Elliott y el corredor de los Cowboys perdió el balón en una buena escapada en la que trató de ganar yardas extra. El fumble fue recuperado por el cornerback Justin Coleman en la yarda 13 de Seattle, a poco más de 10 minutos del final del partido.

Una ofensiva más tarde, Tavon Austin anotó en jugada de tres yardas para acercar a Dallas 24-13, con 7:13 en el reloj.

La defensiva de los Cowboys hizo el trabajo y frenó a Seattle, pero las esperanzas de Dallas se esfumaron cuando el safety Earl Thomas logró su segunda intercepción de la tarde. Prescott buscaba al tight end Blake Jarwin y el pase fue desviado por Bobby Wagner y atrapado por Thomas, con 3:17 por jugar.

Esta fue la primera derrota Prescott como visitante contra equipos de la División Oeste de la NFC.

En tres partidos en 2018, la ofensiva de Dallas sólo tiene cuatro jugadas de más de 20 yardas.

Los Seahawks tienen marca de 2-5 en los siete juegos más recientes de temporada regular, y ambos triunfos han sido ante los Cowboys.

Russell Wilson empató a Matt Hasselbeck como los quarterbacks más ganadores de la historia de los Seahawks, con 74 victorias, incluidos Playoffs.

Dallas (1-2) recibe a Detroit en la Semana 4; Seattle (1-2) visita a los Arizona Cardinals.

Las cinco claves de la victoria de los Seahawks

Twitter: @Seahawks

Seattle ha conseguido su primera victoria de la temporada y existen razones muy puntuales para explicar por qué los Seahawks doblegaran a los Cowboys.

Después de que los Cowboys vencieron de manera contundente a los Giants en el AT&T Stadium, llegaban al duelo de este domingo con posibilidades de sacar una victoria en el CenturyLink Field; sin embargo, salieron con las manos vacías y siendo exhibidos en varias ocasiones.

Estas son las claves de la victoria de los Seattle Seahawks.

  • Las entregas de balón: Dallas tuvo tres turnovers en el partido. Dos de ellas fueron intercepciones y una se trató de un balón suelto de Ezekiel Elliott. Además, una intercepción y el fumble se dieron en zona de puntos.
  • La poca presión al QB: Russell Wilson fue capturado 12 veces en las dos primeras semanas y en el tercer compromiso de la temporada, Dallas solo pudo llegarle dos veces al quarterback.
  • El buen juego de Chris Carson: El running back de segundo año corrió para 102 yardas y anotó un touchdown. Su papel dentro del partido fue el de desgastar y cansar a la defensiva de los Cowboys.
  • La inefectividad de Dallas en zona roja: Los Cowboys solamente llegaron a la zona de puntos en tres ocasiones y se fueron con 10 de 21 puntos posibles. De haber convertido todos los puntos posibles, al menos hubieran podido igualar el marcador.
  • Seahawks cuidó el balón: A comparación de Dallas, Seattle nunca entregó el balón. De hecho, el única posible turnover fue recuperado por Rashaad Penny.

1 comentario

    • Rey Cowboy on 28/09/2018 at 9:27 am
    • Responder

    No ha sido un buen comienzo,pero la temporada es joven y ellos haran los ajustes

Deja un comentario

Your email address will not be published.