Mike Pereira: Cómo debería la NFL cambiar los castigos de rudeza contra el QB

 

0

Por Clark Judge / traducción por José Andrés de Esesarte

El jugador de Houston, J.J. Watt, es uno de los pass rushers más efectivos de la era moderna, con 79 sacks en lo que va de su carrera (incluyendo tres hace un par de semanas) y tres condecoraciones al Mejor Defensivo del Año. Por lo que cuando se trata de decir algo acerca de qué está mal con el football profesional él merece ser escuchado.

Y fue escuchado… fuerte y claro… la semana pasada cuando comentó que los castigos de rudeza contra el pasador “están fuera de control.”

Tiene razón, por supuesto, y es una opinión compartida por más de uno, como por ejemplo Clay Mathews de Green Bay, Josh Norman de Washington y muchos otros dentro y fuera de la NFL – incluyendo al exjefe de los oficiales, Mike Pereira, quien ahora es analista de reglas para FOX Sports.

“No creo que esto sea lo que el Comité de Competencia quería cuando lo pusieron como punto de énfasis,” dijo Pereira del castigo que se marcó 34 veces en las primeras tres semanas. “Para mí, esto ha ido demasiado lejos, pienso que tienen que regresar al sentido común.”

Que es… ¿?

El Comité de Competencia –un grupo que Pereira llamó “el comité más importante cuando se trata de football como deporte” – tuvo una conferencia el pasado miércoles para revisar lo que se ha convertido en el tema más notorio de la NFL al día de hoy después de Patrick Mahomes. Y decidieron que, sorpresa, no habrá cambios.

“Esperaría,” dijo Pereira en el la edición de Talk Of Fame Network de la semana anterior, “que la liga hable de que A) lo que le hizo Clay Mathews a Kirk Cousins en su golpe hace un par de semanas no es una falta, a pesar de que hayan defendido públicamente a Tony Corrente (referee) y a pesar de que mandaron la jugada al equipo mostrando que no es la manera de tacklear a un QB. Creo que tienen que admitir que se equivocaron haciendo eso.”

“Y cuando se trata de llevar al QB al piso, creo que deberían darse cuenta… y yo diría… eso sólo será castigo si lo tomas, das dos o tres pasos y lo mandas al césped. Pero si es parte de un golpe – como muchos golpes que ha dado Clay Mathews o muchos otros que han sido marcados este año – no son realmente faltas, porque no son innecesarios.

Video: NFL.com 

“Y si no son innecesarios, para mí, no deberían ser faltas. Así que hay que buscar un nivel en el que se vuelva aceptable para los jugadores, coaches y todos los demás, e incluso para mí, para el Comité de Competencia.”

Eso aún está por verse. Pero lo que es un hecho es que ni Pereira ni muchos otros piensan que el jugador de los Packers, Mathews, fue culpable de hacer algo malo en su golpe contra Cousins en el juego del 16 de septiembre contra Minnesota – una jugada que llevo a los Vikings a la anotación que empataría el juego y los separaría de la derrota – o que cometió una falta con su golpe de hace un par de semanas contra el QB de Washington, Alex Smith.

Y Pereira sugirió que si él fuera coach de los Packers él le diría a Mathews que no cambie su manera de hacer las cosas.

“Están simplemente cambiando el juego demasiado… y lo hemos dicho antes,” dijo Pereira. “Cuando fue por los golpes a receptores indefensos, los defensivos decían, ‘Hey, no hay nada más que pueda hacer. Fue un tema de último minuto. Y si el receptor cambiaba la postura de su cuerpo, ¿cómo se me puede culpar?’ Y la liga básicamente dijo, ‘Hey, ni modo. Eres responsable.’”

“Pero en este caso, donde para mí, es tan clara una exageración al reaccionar al golpe de Anthony Barr a Aaron Rodgers el año pasado que le rompió la clavícula… Odio decirlo porque soy uno de ellos también… pero la gente que no es de football en la oficina de Nueva York está tomando decisiones básicamente en el campo.”

Algunas personas han dicho que es demasiado tarde para que la liga cambie este año la manera de interpretar el castigo de rudeza al pasador como lo marcan ahora… pero Pereira no es uno de ellos. De hecho, él piensa que podría hacerse fácilmente, y espera que suceda a la brevedad.

“No pienso que sea demasiado tarde,” dijo. “Es decir, la regla del casco cuando llegó… 51 marcadas en las primeras dos semanas de la pretemporada; 20 en las siguientes dos; una en la semana 1; una en la semana 2 y, no lo sé, tal vez una en la semana 3. Las cosas se pueden diluir un poco.”

“No es como que vas a cambiar la regla. Por Dios, la regla ni siquiera cambió en primer lugar. Sólo es irla diluyendo y creo que es fácil… pero a veces soy muy ingenuo”.

“Para mí, si dijeran, ‘Vayan bajándola gradualmente’, la puedo ir diluyendo con tan sólo decir, ‘Mira, si un defensivo, un rusher, toma al QB, camina un par de pasos y luego lo lanza al campo, tiene una falta si termina sobre él con todo su peso, pero si lo toma y lo baja de inmediato al piso, déjalo ir’. Eso es football, no hay medias tintas. No hay nada que se pueda hacer al respecto. Oigan, todos tienen riesgo a lesionarse y para mí esa es la manera de verlo.”

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.