Top 5: Cinco veces que parecía que los Chiefs lo lograban y fracasaron

 

0

No, este post no es escrito por Ulises Harada, quien ya hasta abrió el corazón en una carta para poner todas sus esperanzas en Patrick Mahomes. Simplemente hay que mantener el equilibrio en la fuerza y aprovechando que los Chiefs andan en plan intratable, aquí van cinco ocasiones donde parecía que la temporada de Kansas City terminaría con un boleto al Super Bowl y se estrellaron con la terrible realidad. ¿Se terminará esto con su nuevo QB?

1995 – Cayendo en ronda divisional ante los Colts

Ese año Kansas City perdió apenas tres juegos y todos fueron de visitante, por lo mismo no parecía que Indianapolis en casa para abrir los playoffs fuera a suponer una complicación mayúscula. Los Colts secaron a Steve Bono, 11 de 25, 122 yardas, 1 TD y 3 intercepciones finiquitaron la derrota de los Chiefs con marcador de 10-7 ante un tal Jim Harbaugh. ¡Lo único que tenías que hacer era atraparla, Dawson!

 

2003 – Cayendo en ronda divisional ante los Colts

Durante esa temporada los Chiefs llegaron a estar 9-0, no habían perdido ni un solo partido en casa y los Colts de Peyton Manning tampoco lucían como un rival invencible. Los Chiefs apenas permitían 15 puntos por partido, por lo que con una defensiva así se antojaba más complicado que Manning pudiera hacerles daño. No sólo lo hizo, sino que les duplicó la media. Victoria para los Colts de 38-31 y uno de los mejores equipos en la historia de los Chiefs, al olvido.

2017 – Cayendo en el Wild Card ante los Titans

Hasta la mitad del tercer cuarto los Chiefs lo ganaban 21-3, historia aparte, Ulises Harada aseguró que no habría manera en que los Chiefs arruinaran esta ventaja. El karma golpeó tan estúpidamente duro que Marcus Mariota ¡se lanzó un pase de TD a él mismo! Eric Decker con 6:06 por jugar sentenció el futuro de Kansas City en una de las derrotas más dolorosas de la historia reciente.

2013 – Cayendo en Wild Card ante los Colts

Cómo perdieron un juego que iban ganando 38-10 muy pocos se lo explican. Pero no Andrew Luck quien después de un primer medio desastroso se las arregló para lanzar cinco pases de anotación ese día. T.Y. Hilton anotó tres veces y consiguió 234 yardas, así de loco fue un juego que terminó 45-44 a favor de Indianapolis. Pocas cosas peores que esa.

1993 – Cayendo en el juego de campeonato ante los Bills

Especialmente recordada por ser aquel año donde Joe Montana nos enseñó que todavía tenía gasolina en el tanque. Los Chiefs firmaron una temporada de 11-5, una que incluyó triunfos destacados ante los Raiders (dos veces), a los propios Bills en el Arrowhead y a los poderosos Oilers en la ronda divisional. Marty Schottenheimer lo tenía todo controlado, Marcus Allen y Derrick Thomas ponían a Kansas como el rival a vencer, hasta que todo terminó de manera abrupta en el Ralph Wilson Stadium de Buffalo al caer 30-13 con una actuación de Thurman Thomas de 186 yardas y 3 touchdwons.

Deja un comentario

Your email address will not be published.