Noticias Variadas 11-12-2018

Los datos de la semana 14
martes, 11 de diciembre de 2018 10:43

La semana 14 de la NFL, como todas las semanas de temporada regular, estuvo llena de

actuaciones impresionantes y marcada por récords impuestos y logros personales. Así que

veamos qué fue lo más importante que ocurrió esta jornada con los datos de la semana

14:

1. Derrick Henry se volvió el segundo jugador en la historia de la NFL en tener un

acarreo de 99 yardas para TD, además de que se volvió el primer jugador en la era del

Super Bowl en correr para más de 200 yardas y 4 TDs en menos de 20 acarreos. Henry lo

hizo en 13, por cierto.

2. Cam Newton se volvió apenas el segundo QB en la historia de la NFL en lanzar para al

menos 3,000 yardas en sus primeras ocho temporadas como profesional. El otro es Peyton

Manning.

3. Hablando de marcas de Peyton Manning, Matt Ryan ya lo superó en otra, al convertirse

en el QB con más yardas por pase en sus primeras 11 temporadas como profesional.

Manning tuvo 45,689 yardas, mientras que Ryan ya está en 45,872.

4. Tom Brady ya rebasó a Peyton Manning en el departamento de más pases de TD

(incluyendo playoffs) en la historia de la NFL. Manning tiene 579, mientras que Brady

ya llegó a 582 con su actuación ante Miami.

5. Frank Gore, que es el cuarto lugar de la historia en yardas por tierra, es ahora el

quinto lugar en yardas totales, rebasando a LaDainian Tomlinson.

6. Joe Philbin usó sus dos retos del partido en los primeros 1:04 del partido contra

Atlanta. Desde 1999, año en que se comenzó a usar el reto por parte de los coaches,

ningún equipo había usado ambos retos tan rápido.

7. Travis Kelce es el primer TE en la historia de la NFL en tener 80 o más recepciones

y más de 1,000 yardas en tres temporadas consecutivas. Además de eso es el TE con más

recepciones de anotación desde el 2015, al sumar 27.

8. Hablando de Travis Kelce, ya es el noveno TE en la historia de la NFL en sumar más

de 80 recepciones, más de 1,000 yardas y más de 10 TDs por recepción en una temporada.

Los otros son Jimmy Graham (2 veces), Rob Gronkowski (2 veces), Dallas Clark, Antonio

Gates, Shannon Sharpe, Todd Christensen, Kellen Winslow y Tony Gonzalez.

9. Aaron Rodgers ya tiene la marca de más pases consecutivos lanzados sin sufrir una

intercepción, rebasando la marca de 358 de Tom Brady. La marca de Rodgers, por cierto,

sigue activa y ya abarca nueve partidos sin lanzar una intercepción.

10. Julio Jones es el primer jugador en la historia de la NFL en sumar 1,400 yardas por

recepción en cinco temporadas consecutivas. El récord lo compartía con Marvin Harrison,

que tuvo 4 temporadascon al menos 1,400 yardas entre 1999 y 2002.

11. Nick Chubb es el primer jugador de los Browns en tener un TD por tierra en cinco

partidos consecutivos desde 1975, cuando lo hizo Greg Pruitt. Esta es la tercera racha

más larga en la historia de los Browns, solamente superada por Leroy Kelly y Jim Brown.

12. Larry Fitzgerald ya rebasó a Jerry Rice como el WR con más recepciones con un mismo

equipo. Rice tuvo 1,281 recepciones con los 49ers, mientras que Fitzgerald ya suma

1,286 (y contando) con los Cardinals.

13. Los Seahawks tienen ya 10 partidos con al menos 100 yardas terrestres esta

temporada, empatados con los Broncos y Titans como la máxima cantidad en la NFL. La

última vez que los Seahawks tuvieron 10 o más juegos con 100 yardas en una temporada

fue el 2015, el último año de Marshawn Lynch con el equipo.

14. Adam Thielen ya rebasó las 100 recepciones en la temporada, convirtiéndose en el

tercer jugador de los Vikings en lograr eso. Cris Carter y Randy Moss son los otros dos

receptores de Minnesota que lo han logrado, ambos en dos ocasiones.

Lo que aprendimos de la semana 14
martes, 11 de diciembre de 2018 9:59

La semana 14 de la temporada regular tuvo muchas cosas interesantes, así que obviamente

hay mucho que platicar. Y buena parte de eso lo hacemos en esta sección, llamada «Lo

que aprendimos».

1. A la vieja escuela. Rams y Bears se enfrentaron en un duelo clásico de una gran

ofensiva contra una defensiva muy sólida. Y fieles a la costumbre de la NFL, ganó la

defensiva. Parece increíble que un año donde las ofensivas han tomado mucho más impulso

hayan sido los Bears los que se llevaran los reflectores el domingo por la noche. Jared

Goff fue interceptado cuatro veces y la ofensiva de Los Angeles apenas pudo sumar 214

yardas, la peor cifra en la era Sean McVay, permitiendo que el ataque de los Bears, con

todas sus limitaciones, hiciera el trabajo. Si algo queda claro en estos momentos es

que además de Rams y Saints hay que incluir a los Bears en la lista de contendientes,

básicamente porque tienen los elementos para controlar a esos poderosos ataques.

2. Buena inversión. Cuando los Cowboys hicieron el cambio por Amari Cooper las críticas

llovieron, básicamente porque Dallas entregó una selección de primera ronda por Cooper.

Aunque estamos lejos de poder dar un veredicto definitivo, por el momento podemos decir

que el cambio valió la pena para los Cowboys. Cooper tuvo 217 yardas y 3 anotaciones en

la victoria de este domingo, ayudando a que los Cowboys se establezcan firmemente como

los líderes de la NFC Este. El trabajo de Cooper ha permitido que Dak Prescott se vea

mucho mejor de lo normal, y por ahora nadie se puede quejar del precio pagado por Jerry

Jones.

3. En caída. Los Steelers están pasando por un mal momento y no pudo venir en una peor

situación. Justo después de que Patriots y Texans perdieran sus partidos, Pittsburgh

entró al encuentro con los Raiders pensando en mejorar su posición dentro de la AFC. Al

final las cosas no salieron y ahora los Steelers están en un aprieto, porque los Ravens

se mantienen a la caza y por ahora ellos son cuartos en la conferencia. Las próximas

tres semanas serán claves para este equipo.

4. Milagros. El final del partido entre New England y Miami fue para la historia. Los

Patriots, la orgullosa franquicia que buscaba su décimo título divisional consecutivo,

volvió a tropezar en Florida, y ahora fue de manera increíble. Este partido sirvió para

dos cosas principalmente: 1) demostrar que los Patriots son un equipo como cualquier

otro, con puntos débiles y situaciones que no pueden acabar de superar, y 2) le ayudó a

Miami a salvar su temporada, porque más allá de cómo terminen en la carrera por los

boletos de comodines, este equipo recibió un impulso moral enorme. Ah, claro, una

observación más: Rob Gronkowski es el peor safety de la historia.

5. El final de una era. Joe Flacco ha tenido una carrera interesante en Baltimore, y

aunque es una regla no escrita que no se puede perder un puesto titular por lesión, el

trabajo de Lamar Jackson podría generar una excepción. Es un hecho que la ofensiva se

mueve mucho mejor con Jackson en los controles, sobre todo porque el novato es mucho

más móvil. Cierto, sigue mostrando problemas típicos de un novato, pero a estas alturas

parece que lo más lógico para John Harbaugh es seguir con Jackson como titular y ver

hasta dónde los puede llevar. Y eso, obviamente, significaría el fin de Flacco como QB

de los Ravens.

6. A seguir construyendo. Después de que despidieron a Hue Jackson las cosas han

mejorado en Cleveland, y los Browns volvieron a ganar. Y aunque suena poco probable que

puedan clasificar a playoffs con su marca de 5-7-1, la realidad es que este equipo está

aprovechando estos partidos para generar la mejor campaña de publicidad en la búsqueda

de un head coach. Baker Mayfield, Jarvis Landry y Nick Chubb son tan solo algunas de

las piezas que servirán para convencer a más de un coach de la conveniencia de tomar el

proyecto que tienen en Cleveland.

7. Por primera vez. Aunque suene extraño, esta es la primera vez en la historia que los

Saints ganan el campeonato divisional en años consecutivos. Y la victoria ante los

Buccaneers, aunque apurada, fue muy importante para New Orleans porque se combinó con

la derrota de los Rams y los ayudó a recuperar el primer lugar de la conferencia

(porque tienen el criterio de desempate contra Los Angeles). Que los Saints estén en

posición para jugar los playoffs en casa es una excelente noticia para ellos, sobre

todo por la historia que el equipo tiene en postemporada, donde jugar de visitante

nunca ha sido positivo.

8. Otra vez. Parece que durante los últimos años siempre decimos lo mismo a esta altura

de la temporada: es evidente que el tiempo de Marvin Lewis como coach terminó, es

momento de cambiar de head coach y todo eso. Y ahora que el equipo ha perdido cinco

partidos de forma consecutiva y que la defensiva está jugando muy mal parece que todo

podría hacerse verdad. De hecho lo que aprendimos de los Bengals esta semana es que

literalmente no queda nada de qué hablar sobre ellos. Es un equipo que simplemente

estará ahí las últimas tres semanas de la temporada.

9. Muy divertido. La AFC Sur ha sido objeto de críticas desde hace algunos años, ya que

usualmente un solo equipo se perfila para playoffs y todos los demás se quedan en la

parte baja de la conferencia. Este año las cosas han estado muy lejos de eso, y esta

división ha sido bastante competitiva. De hecho la semana pasada los Jaguars le ganaron

a los Colts, y ahora los Titans le pasaron por encima a Jacksonville y los Colts

rompieron la racha de nueve victorias de los Texans. Cierto, parece que los tres

contendientes al título de la división (Texans, Colts y Titans) no están a la altura de

los mejores equipos de la NFL, pero al menos este grupo se ha vuelto muy entretenido.

10. Básicamente afuera. Durante las últimas semanas los Broncos comenzaron a ganar

partidos y se colocaron en la lista de equipos «In the hunt». Eso hizo que más de uno

(entre ellos un servidor) considerara que había una buena posibilidad de que se

metieran a postemporada, sobre todo porque su calendario era más o menos favorable. Y

aquí fue donde aparecieron los 49ers. Con un juego de pase basado en usar a George

Kittle al máximo posible, la ofensiva de los Niners hizo trizas a la defensiva de

Denver y los puso al borde de la eliminación. Eso nos deja con la impresión de que en

un futuro no muy lejano, con el regreso de Jimmy Garoppolo, San Francisco tendrá piezas

interesantes para trabajar. Y los Broncos, por su parte, tendrán que seguir buscando su

pase a postemporada, ahora con la necesidad de mucha ayuda.

11. Mal inicio. Cierto, los Packers ganaron su partido contra los Falcons, pero el

inicio de Joe Philbin como head coach de Green Bay fue muy cuestionable. En la primera

serie ofensiva del partido Philbin retó dos jugadas, perdiendo ambos retos y dos

tiempos fuera en el proceso. Eso es un ejemplo claro de un mal manejo del partido,

sobre todo porque se gastaron los retos (y por consecuencia, los tiempos fuera) en un

momento del partido donde no se estaba peleando nada. Ese tipo de decisiones son las

que hacen que un coach interino no reciba consideración para quedarse con el puesto

definitivo.

12. A pensar en el futuro. Cuando Bills y Jets se enfrentaron esta semana era un hecho

que estábamos ante uno de los partidos menos atractivos de la semana, pero pensando un

poco a la distancia tuvimos un duelo entre dos QBs que probablemente sean el futuro de

la división. Josh Allen con Buffalo y Sam Darnold con New York dieron un partido normal

para dos novatos, lanzando pases muy buenos y luego cometiendo errores clásicos de

jugadores de su experiencia, pero más allá de eso hay que reconocer que parece, al

menos por ahora, que ambas franquicias están definitivamente invirtiendo en sus

respectivos futuros. Este juego puede ser uno de esos que después se recuerden cuando

ambos QBs logren brillar en la liga como uno de los primeros en una rivalidad de

pasadores de alto calibre.

13. Sin palabras. La derrota de los Redskins ante los Giants solamente sirve para

demostrar algo que todos (excepto los Redskins, al parecer) sabíamos: Mark Sanchez no

es un QB de NFL. En su primer partido como titular con Washington Sanchez apenas pudo

completar 6 de 14 pases, lanzando dos intercepciones (con un pick-six incluido) y

ayudando a que los Giants armaran una ventaja de tintes históricos, al irse 34-0 al

medio tiempo. Y bueno, parece que los Redskins entendieron la lección, porque fueron

con Josh Johnson en el tercer cuarto del partido y las cosas mejoraron

considerablemente. Eso ya es una lección enorme: cualquier QB, literalmente cualquiera,

puede jugar mejor que Mark Sanchez.

14. Siguen los problemas. Kirk Cousins fue criticado duramente en Washington por sus

problemas para brillar en partidos importantes. Esas críticas fueron cambiadas cuando

Cousins emigró a Minnesota, ya que sus defensores alegaban que el QB necesitaba un

equipo mucho más sólido para poder lucirse. Este año las cosas no han salido

precisamente bien para los abogados de Cousins, ya que el QB de los Vikings ha perdido

varios partidos importantes en primetime (Saints, Rams, Bears y ahora Seahawks) y su

único triunfo nocturno vino ante unos Packers que estaban en franca caída. Todo eso

luce muy mal para un QB que firmó un contrato por 84 millones totalmente garantizados.

Vance Joseph quiere que Von Miller deje de buscar adivinar los conteos ofensivos
lunes, 10 de diciembre de 2018 23:46

Von Miller es un jugador que trata de adivinar el conteo de la ofensiva, y lo intentó

en varias ocasiones contra los 49ers. El problema es que muchas veces falló en ese

intento.

El día de hoy Vance Joseph dijo que le gustaría que Miller dejara de intentar adivinar

el conteo, básicamente porque no se puede.

«No puedes hacerlo. Mira el balón y arranca con él. Von es un pass rusher muy talentoso

así que no tiene que tratar de ganarle al conteo. Ese drive antes del medio tiempo nos

mató. Tuvimos castigos. Tuvimos tres offsides y dos holdings, así que tuvimos cinco

castigos en una serie, misma que les dio su segundo touchdown de la mitad que fue

mortal para nosotros. No puede hacerlo. Es un tipo talentoso, así que puede salir en el

snap y ganar los duelos uno a uno.» dijo Joseph a los reporteros.

La derrota ante los 49ers puso en severos problemas las aspiraciones de los Broncos,

sobre todo porque esta semana Titans, Dolphins y Colts (equipos que estaban empatados

con ellos en marca) ganaron.

En estos momentos lo que le queda a Denver es tratar de ganar sus partidos restantes y

esperar que la ayuda llegue. Y Vance Joseph espera que Von Miller deje de buscar

adivinar los conteos de los QBs contrarios para que las cosas sean menos complicadas.

Los Cowboys están pensando cómo usar a Sean Lee en su regreso
lunes, 10 de diciembre de 2018 23:03

Los Cowboys tendrán de regreso a Sean Lee esta semana, y la primera pregunta es cuánto

usarlo.

De acuerdo con Jason Garrett, Lee estará entrenando de forma limitada esta semana, esto

después de perderse ocho partidos esta temporada por lesiones en el tendón de la corva.

Y aunque en otras épocas el equipo lo hubiera extrañado, ahora no fue así. Y el

responsable de eso es Leighton Vander Esch.

Sean Lee ha jugado solamente 191 snaps en la temporada. Jaylon Smith ha estado presente

en el 95.3 por ciento de las jugadas de los Cowboys, mientras que Vander Esch ha estado

en el 75.3 por ciento. Y desde que Lee jugó por última vez Dallas está 5-0.

Con la presencia de Vander Esch es normal que muchos se pregunten qué van a hacer los

Cowboys con Lee, y de acuerdo con Jerry Jones el plan es rotar a los linebackers. Eso

sí, Jones dice que Lee no perderá su puesto titular.

Eso es posible, porque Lee podría comenzar el partido y luego salir para que Vander

Esch siga con la rotación. Y poder quitarle tiempo de juego a Sean Lee podría ser lo

mejor para Dallas, que a estas alturas ya se han acostumbrado a jugar sin él.

Chris Jones ya tiene nueve partidos consecutivos con un sack
lunes, 10 de diciembre de 2018 20:19

Cuando uno piensa en los Chiefs esta temporada lo primero que se viene a la mente es la

ofensiva que dirige Patrick Mahomes. Curiosamente el récord más reciente de este equipo

se impuso a la defensiva.

Chris Jones, liniero defensivo del equipo, tuvo un sack por noveno partido consecutivo,

lo que es una marca para una temporada.

Jones impuso la marca al capturar a Lamar Jackson en el primer cuarto del partido de

este domingo.

Desde 1982, año en que el sack se hizo una estadística oficial, cinco jugadores han

sumado nueve partidos consecutivos con un sack, aunque fue usando dos temporadas. De

hecho Simon Fletcher tiene la marca con 10 partidos consecutivos, pero nadie había

logrado hacer esto en una sola temporada.

Jones no tuvo ningún sack en los primeros cuatro juegos de la temporada, pero desde

entonces ya tiene 11.5. Eso es mucho más impresionante cuando se considera que tuvo 8.5

sacks en sus dos primeras temporadas.

Jason Garrett niega que los Cowboys estén buscando sacar del retiro a Jason Witten
lunes, 10 de diciembre de 2018 19:44

Jason Witten comenzó a trabajar como analista para la cadena ESPN, trabajando los

partidos de los lunes. Y resulta que fue el mismo ESPN el que reportó que hay interés

de los Cowboys por sacar del retiro a Witten.

De acuerdo con la cadena, Jason Garrett ha intentado en varias ocasiones el traer de

vuelta a Witten. Garrett, por su parte, dijo el día de hoy que ese reporte es

completamente falso.

«No hay verdad en esa historia,» declaró Garrett, reporta el Dallas Morning News. Y

Jerry Jones, dueño del equipo, dejó ver que ese reporte no tiene peso. Es más, Jones

trató de dejar ver que no había nada que buscar en ese reporte.

En estos momentos eso es lo mejor que ambos pueden hacer. La ofensiva de Dallas está

trabajando mejor desde que llegó Amari Cooper, así que sería lógico pensar que en estos

momentos el equipo ya no quiere agregar a nadie más.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.