Ganadores y perdedores de la Jornada 14

Ganadores de la Semana 14 – Temporada NFL 2018

0

A unas cuantas semanas de la postemporada los lugares se están terminando. Los equipos echan mano de su estrellas para hacer el último esfuerzo para asegurar un lugar, la localía o simplemente cerrar de manera decorosa el año. Aquí te presentamos a los ganadores de la semana 14 NFL 2018:

El RB de los Titans, Derrick Henry. Qué gran victoria para su equipo en un juego clave de cara a sus aspiraciones a la postemporada. Pero la actuación de Henry fue realmente suprema. Entró en el top 20 de yardas terrestres en un juego gracias a sus 238 yardas. Además, Henry empató un récord de la NFL con su touchdown de 99 yardas que es el más largo posible. No conforme con eso, se quedó a un TD de empatar el récord de más anotaciones por acarreo en un juego de NFL. Vaya partido de Henry.

Los Miami Dolphins. Ganaron el juego en la última jugada del partido en una jugada difícil de creer después de un par de pases laterales. Su QB Ryan Tannehill lanzó para 165 yardas y tres touchowns apenas incompletando cinco pases y ha ganado sus últimos nueve juegos como titular. El equipo corrió para 189 yardas, 60 de ellas de un viejo conocido de los Pats, Brandon Bolden.

La defensiva de los Bears. Forzaron cuatro intercepciones y no le permitieron más que 6 puntos (dos goles de campo) a los Rams de Sean McVay, Jared Goff y Todd Gurley. Es una cifra sorprendente cuando consideras los nombres anteriores. Ganaron el duelo, se prepararon muy bien y ejecutaron de maravilla.

El QB de los Chiefs, Patrick Mahomes. Lanzó 377 yardas y dos touchdowns en su victoria del domingo sobre la defensiva de los Ravens. Pero eso no es lo mejor, ahora también lanza pases sin ver. Semana a semana cada vez da más argumentos para que le den el MVP.

El HC de los Raiders, Jon Gruden. Su temporada está terminada y tienen la frustración de saber que dejaron ir a Amari Cooper que la está rompiendo en Dallas y a Khalil Mack que ya lo hemos discutido varias veces. Pero ahora hicieron algo muy importante por su afición: Le ganaron a los Steelers. El orgullo es algo muy importante en Oakland y ganar ese duelo da un mejor sabor de boca para esta fastidiosa temporada. Algo de aire puro para Chuchy.

Los Cleveland Browns. Toda la AFC Norte perdió con excepción de Cleveland. Pero esta victoria fue especial desde mi punto de vista. Le ganaron a un buen equipo y sus jugadores de peso salieron a relucir. Tanto Baker Mayfield como Nick Chubb y Jarvis Landry aparecieron con touchdowns en la victoria de Cleveland. Landry recibió un pase de touchdown maravillosamente lanzado de Mayfield y corrió para otro más. Desde que corrieron a Hue Jackson están 3-2, ya ganaron más juegos de los que ganaron con él en tres años.

Los Indianapolis Colts. Le quitaron la racha a los Texans y en gran parte gracias a su defensiva que frenó a la ofensiva de los Texans. La defensiva de los Colts consiguió cinco sacks contra Deshaun Watson además de permitir 315 yardas de ofensiva total a un equipo que se ha caracterizado por ser explosivo de ese lado del balón. Los Colts no sólo quieren ir a postemporada, sino que quieren pelear por esa división. Se ve complicado pero no imposible.

La defensiva de los Seahawks. Casi todo el partido dejaron en cero a los Vikings. Neutralizaron todas las armas además de forzar entregas y nulificar el juego terrestre. Cuando inició la temporada Seattle no pintaba para ir a postemporada, hoy prácticamente amarró el comodín y en gran parte por su defensiva que, a pesar de perder jugadores importantes, siguen apareciendo en momentos clave.

El RB de los Giants, Saquon Barkley. Ha jugado 13 juegos en la NFL y es uno de los mejores en toda la liga. Lo hace todo, correr por dentro, por fuera, atrapar, romper contactos y no fumblea. Tuvo 197 yardas totales y 1 touchdown en le juego contra los Redskins además de un acarreo de más de 70 yardas. Ya tiene 1 124 yardas terrestres en la temporada y 629 por recepción además de 13 anotaciones. Es más que de verdad.

El WR de los Cowboys, Amari Cooper. Vaya que le ha dado vuelta a su temporada desde que llegó a Dallas. Ahora tuvo más de 200 yardas y tres anotaciones. Tanto Dak como él se han beneficiado, pero más el quarterback quien ha mejorado considerablemente sus números gracias a las posibilidades que le da Amari. Además Cooper ha regresado al nivel que había mostrado en otros años sin soltar balones y anotando en juegos importantes.

El QB de los Cowboys, Dak Prescott. En los primeros tres cuartos del juego del domingo contra los Eagles estaba teniendo uno de los peores partidos de su carrera con tres entregas muy dolorosas y no mucho que presumir ofensivamente, además de un rating de 65. En el último cuarto y el tiempo extra consiguió tres anotaciones claves para totalizar 455 yardas por pase y la victoria que les da prácticamente la división.

Los MLB de la liga Luke Kuechly y Bobby Wagner. Los dos mejores en su posición dieron un gran espectáculo en sus respectivos juegos.

Kuechly forzó dos fumbles en el juego contra los Browns, aunque la ofensiva sólo sacó puntos de uno. Terminaron perdiendo, pero él lideró a su equipo con el ejemplo.

Wagner por su parte bloqueó un gol de campo importantísimo en el juego contra los Vikings que prácticamente aseguraría la victoria de los suyos. Fue una mala marcación de los oficiales porque si se apoyó de otro jugador para saltar, pero en vez de costarles caro, terminó amarrando el juego.

Perdedores de la Semana 14 – Temporada NFL 2018

0
 

Algunos equipos tropiezan, otros sólo encuentran maneras de perder de semana a semana. Pifias, desconcentraciones y algunos errores colocan a los Perdedores de la Semana 14 en esta lista.

La defensiva de los Jaguars. Con mención honorífica para Jalen Ramsey. Habló muchísimo antes de que empezara la campaña y ahora está instalado en esta lista. Los ninguneó Derrick Henry en el juego de jueves por la noche y les pusieron 30 puntos en un juego que fue únicamente de los locales. Una semana no le permiten nada a Luck y a la siguiente le permiten más de 230 yardas a Henry y cuatro touchdowns, un desastre.

El QB de los Vikings, Kirk Cousins. Es una lástima que Minnesota le haya dado un contrato de 84 millones garantizados a un jugador con tan poca personalidad. Apenas lanzó para 208 yardas, muchas de ellas en tiempo basura y perdió un fumble. Su temporada ha sido de lágrima, si no van a playoffs será un gran fracaso y Cousins un gran culpable.

 

El RB de los Jaguars, Leonard Fournette. Cada vez baja más su productividad y se habla más de él en temas externos. Se pelea con otros jugadores, amenaza a fans y sale muy risueño cuando su equipo es humillado. Tienen que tener tantita vergüenza.

 

Los Cincinnati Bengals. Objetivo cumplido. Contrataron a Hue Jackson y sí, van 0-4 desde entonces. Me gustaría saber cuándo correrán a Marvin Lewis. Ya ni siquiera tendrán el gusto de perder en la primera ronda de playoffs.

Los pateadores. Fue una semana difícil para los pateadores. Cody Parkey de los Bears falló horriblemente contra los Rams, Brett Maher falló un gol de campo para Dallas, aunque luego metió uno de 62 yardas. Aldrick Rosas de los Giants que había estado de maravilla falló dos puntos extras. Dan Bailey de los Vikings falló porque Bobby Wagner se lo bloqueó. Chris Boswell de Pittsburgh falló el que hubiera empatado el partido y la lista sigue.

El coacheo de los Patriots. Bill Belichick se llamó el principal responsable de la derrota. Pues claro que lo es. Cómo se les ocurre meter a Gronk de Safety si Miami no tenía posibilidades de mandar el balón a la zona de anotación. Naturalemente iba a ser una jugada más corta y buscar un par de pases cortos, no demerito a los Dolphins pero si es sorprendente que los Pats comentan un error de coacheo de ese tipo. La defensiva es mala y les costará no llegar al Super Bowl este año.

 

Los oficiales de la NFL. Varios malos calls en partidos importantes. A Philly le quitaron un touchdown a Dallas Goedert por una interferencia de pase que nunca existió. Al final de ese drive los Eagles anotaron, pero no se pueden cometer esos errores.

A los Vikings les bloquearon un gol de campo ilegalmente ya que Bobby Wagner se saltó apoyándose en otros jugadores y eso no está permitido.

Los Denver Broncos. Le permitieron 389 yardas y 20 puntos a una ofensiva que no le ganaba a nadie. ¿Qué no la defensiva era lo rescatable de Denver?

Pero la ofensiva es una pena. Lograron el 13% de las conversiones de tercer down y apenas lograron 274 yardas totales. Cuando paran a Lindsay se acaba la ofensiva, Keenum se ha visto simplemente incapaz.

El HC de los Rams, Sean McVay. Se vio superado, y bueno, hasta al mejor le pasa de vez en cuando. Pero los Bears dominaron a McVay que se quedó sin opciones. Los Rams se vieron mal en su juego contra Chicago, tendrán que mejorar bastante si en realidad piensan en el Super Bowl.

Los Washington Redskins. No ganarán ni un juego más este año. Jay Gruden tiene la coartada perfecta, las lesiones de sus quarterbacks, sin embargo, no creo que se salve este año.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.