Las grandes estadísticas y las sorpresas de la semana 14

Las grandes estadísticas de la semana 14 NFL 2018

0

Se nos fue otro fin de semana con grandes duelos, sorpresas y grandes estadísticas de la semana 14 NFL 2018. Como de costumbre hay récords históricos y otros no son tan positivos, como el del quarterback de los Steelers.

En fin, vamos de lleno a lo que nos dejó la semana 14 en grandes estadísticas:


Las mejores actuaciones de running backs de los Titans han sido autoría de Derrick Henry (esta última) y de Chris Johnson en 2009. En ambos casos fueron ante el equipo de Jacksonville.


Los Titans tienen ahora cuatro juegos ganados de forma consecutiva ante los Jaguars y no lo lograban desde 2001-2003.


Saquon Barkley lleva 4 anotaciones por tierra de más de 50 yardas en esta temporada. Los Giants tenían tres en las 10 previas temporadas (2008-2017).


Los Redskins han perdido 4 juegos consecutivos y 5 de sus últimos 6 tras comenzar 5-2 en la temporada.


El QB de los Buccaneers, Jameis Winston, ha terminado como líder en yardas por tierra de este equipo en dos semanas consecutivas.


Los Saints han conseguido títulos consecutivos de la NFC South de forma consecutiva por primera primera vez en la historia de la franquicia.


Tom Brady, QB de los Patriots, ahora tiene un récord de 7-10 como visitante ante los Dolphins en su carrera. Lleva una victoria y seis derrotas en estos juegos en el mes de diciembre.


Los Dolphins tuvieron la jugada más larga para ganar un juego sin tiempo restante en el reloj en el último cuarto, con un total de 69 yardas, la más larga en la historia de la NFL desde la fusión en 1970.


Los Chiefs han logrado avanzar a los playoffs en cuatro temporadas consecutivas, su racha más larga desde las temporadas 1990-1995.


Es la primera vez que los Ravens permiten más de 100 yardas por recepción a un wide receiver esta temporada (Tyreek Hill). Previamente habían enfrentado a Michael Thomas, Antonio Brown y JuJu Smith-Schuster (un par de ocasiones) y A.J. Green.


Tres de las cuatro mejores actuaciones consiguiendo yardas por recepción en la carrera de T.Y. Hilton han sido ante los Texans.


Los Texans han mantenido a sus oponentes en menos de 25 puntos en nueve juegos consecutivos. Es la racha activa más larga en la NFL y la más larga en su historia.


Los Falcons han perdido sus últimos cinco juegos después de comenzar la temporada con récord de 4-4. Es su racha más larga de derrotas consecutivas desde la semanas 8 a la 14 del año 2015.


Aaron Rodgers, QB de los Packers, rompió el récord de la NFL de pases lanzados de forma consecutiva sin ser interceptado, con 359. Rodgers rebasó la marca de Tom Brady, quien se quedó en 358 intentos sin intercepción en las temporadas 2010 y 2011.


Los Browns tienen 28 balones recuperados en los primeros 13 juegos del año por primera vez desde 2001. Además no han permitido sacks en cuatro juegos consecutivos, su mejor marca desde 1988.


Cam Newton, QB de los Panthers, se une a Peyton Manning como los únicos quarterbacks con más de 3 000 yardas por pase en 8 temporadas consecutivas desde que iniciaron sus carreras.


El QB de los Bills, Josh Allen, es el primero en la era del Super Bowl en tener más de 100 yardas por tierra en juegos consecutivos.


Sam Darnold, QB de los Jets recorrió 46.8 yardas escapando de la presión hasta que lanzó el pase de anotación de 7 yardas a Robby Anderson. Es la distancia más larga recorrida por un QB antes de lanzar un pase desde que Next Gen Stats comenzó a medir dicha estadística en 2016.


El tight end de los 49ers, George Kittle, anotó en una recepción en la que recorrió 85 yardas, la más larga en la historia de la franquicia para un jugador de su posición. Además, sus 210 yardas por recepción en la primera mitad son la mayor cantidad por un tight end en los primeros 30 minutos de juego desde 1970.


El LB Bradley Chubb rebasó a su compañero LB Von Miller con la mayor cantidad de sacks conseguidos como novato en la historia de los Broncos (12).


Los Chargers son el único equipo en la NFL con al menos dos running backs con 900 yardas o más combinadas (por tierra y por recepción) en esta temporada (Melvin Gordon y Austin Ekeler).


Los Bengals han perdido cinco juegos consecutivos, su más larga racha de derrotas seguidas desde 2010, cuando terminaron la temporada con récord 4-12. Al siguiente año seleccionaron a QB Andy Dalton y al WR A.J. Green.


Los balones de Ben Roethlisberger, QB de los Steelers, sólo viajaron 4.5 yardas por intento de pase ante los Raiders, su más bajo promedio en un juego en las pasadas tres temporadas.


Los Raiders permitieron 40 yardas por tierra ante los Steelers, la menor cantidad en un juego desde la semana 9 de la temporada 2016.


Los Cowboys no han permitido más de 28 puntos al rival en 19 juegos consecutivos, la mayor racha activa en la NFL.


El RB de los Cowboys, Ezekiel Elliott,  tuvo su séptimo juego del año con al menos cinco recepciones. En las dos temporadas anteriores había tenido un solo juego de este tipo.


Los Lions tuvieron 96 yardas por pase, la más baja cantidad de yardas por aire en una victoria suya desde la semana 14 de 2010.


El WRde los Cardinals, Larry Fitzgerald, rebasó a Jerry Rice con la mayor cantidad de recepciones con una sola franquicia en la historia de la NFL (1 282).


La defensiva de los Bears tienen más intercepciones esta temporada (25) que en sus últimos tres años combinados.


Con la anotación por recepción del liniero ofensivo de los Bears, Bradley Sowell, los Rams han permitido anotaciones a linieros ofensivos en semanas consecutivas.


Con la de esta semana 14, el QB Russell Wilson tiene más victorias en Monday Night que cualquier otro quarterback desde que llegó a la NFL en 2012. Ahora suma siete.


Los Vikings están 0-5 esta temporada contra equipos con récord arriba del 0.500. Han perdido con Rams, Saints, Bears, Patriots y Seahawks.

Las sorpresas NFL de la semana 14 – Temporada 2018

0
 

La semana 14 en la NFL quedó marcada por momentos increíbles como el “Miami Miracle”, jugada fortuita que le dio a los Dolphins el triunfo sobre los Patriots en los segundos finales del partido. Por si fuera poco, también tuvimos derrotas de Rams y Texans contra los pronósticos. Sin más spoilers, te presento las sorpresas NFL de la jornada.

El “Miami Miracle”

New England visitó Miami para medirse ante los Dolphins en partido entre rivales de la AFC East. En el papel fue un duelo que los Pats tenían bajo control, con un Tom Brady lanzando cómodamente en la bolsa de protección y la defensiva frenando los ataques de los Dolphins.

 

El conjunto de Bill Belichick lideraba el marcador 33-28 con los últimos segundos en el reloj y entonces llegó el milagro para los locales. La defensiva de New England se plantó en el campo pensando que venia un intento de Hail Mary, por lo que mandaron a Rob Gronkowski a jugar como safety. Sin embargo, no contaban con que Miami decidió recurrir a tochear el balón después de un pase rápido de Ryan Tannehill al WR Kenny Stills, quien pasó el ovoide al WR DeVante Parker para finalizar en manos del RB Kenyan Drake, quien escapó hasta touchdown. Definitivamente jugar en Miami siempre es complicado para los Patriots.

 

Las 210 yardas de George Kittle

El número 85 de los 49ers tuvo una de las mejores actuaciones para un tight end en la temporada. En el partido ante los Broncos, Kittle recibió 7 pases para 210 yardas y 1 TD. Su actuación fue una las grandes revelaciones de la semana.

Los Colts rompen la gran racha de los Texans

 

Houston recibió a Indianapolis en el NRG Stadium en un duelo ganable, sobre todo por la impresionante racha de nueve victorias consecutivas de unos Texans que no conocían la derrota desde la semana 3. Liderados por otra sólida actuación de Andrew Luck (399 yardas, 2 TD) y su línea ofensiva, los Colts se llevaron el partido 24-21 y de paso mejoraron sus aspiraciones a playoffs llegando a un récord de 7-6.

Por su parte, los Texans perdieron la oportunidad de subir al segundo lugar de la AFC después de la derrota de los Patriots ante los Dolphins. Con esto, y a pesar del revés, se mantienen en tercer lugar gracias a que los Steelers también perdieron.

Los Colts enfrentando a los Texans en la semana 14 de la temporada NFL 2018. Foto: Getty Images.

Victoria de los Raiders contra Pittsburgh

Pittsburgh llegó al encuentro contra Oakland con dos derrotas seguidas ante Broncos y Chargers, por lo que podían justificar una nueva caída. Del otro lado, los Raiders, ya eliminados, le metieron el pie al conjunto del coach Mike Tomlin para llevarse el marcador 24-21 en los segundos finales gracias a una gran actuación del QB Derek Carr, que por momentos lució como ese candidato a MVP de 2016.

Con la derrota, Pittsburgh compromete aún más su calificación a playoffs y lo peor es que sus siguientes dos partidos son ante Patriots y Saints, escuadras contendientes al Super Bowl. ¿Lo lograrán los Steelers?

 

Los Bears derrotaron a los Rams

Al igual que los Patriots contra Miami y los Saints la semana pasada cayendo ante Cowboys, los Rams fueron sorprendidos por los Bears en juego de Prime Time el domingo anteriorEl equipo del entrenador en jefe Sean McVay tuvo una de las peores actuaciones, si no es que la peor, desde su llegada en 2017.

Jared Goff apestó en los controles de la ofensiva, lanzando cuatro intercepciones y el juego terrestre tampoco funcionó, con apenas 28 yardas del RB estrella Todd Gurley, reflejando su pobre desempeño en seis puntos, la menor cantidad desde que McVay tomo las riendas de este conjunto.

Por su parte, los Bears dieron otro golpe de autoridad y casi aseguran su presencia en los playoffs, en donde creo que serán el equipo incomodo al que nadie se querrá enfrentar. Sin duda la defensiva carga con las aspiraciones de Chicago.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.