Lo que aprendimos de la semana 15

martes, 18 de diciembre de 2018 0:09

Al término de cada semana nos gusta tomarnos un momento para analizar algunas de las cosas que nos dejaron los partidos de la NFL. Y eso lo ponemos en un lugar llamado «Lo que aprendimos», ahora de la semana 15:

1. Son reales. Los Chargers habían tenido una temporada muy sólida pero marcada por el «no le han ganado a nadie importante» que llega a aquejar a algunos equipos. Esta semana el equipo de Anthony Lynn pudo quitarse ese peso de encima al vencer a los Chiefs, el equipo número uno en la AFC. Y fue una victoria complicada, porque vino en Kansas City y regresando una desventaja de 14 puntos. Así que algo debe habernos quedado claro: estos Chargers son reales, y serán un conjunto complicado en los playoffs.

2. Buen futuro. Los Jets no han podido ver mucho de Sam Darnold en semanas recientes por la lesión que sufrió el QB novato, pero ante los Texans el sábado dejó en claro que existe mucho potencial. Enfrentando a una defensiva complicada y con gente muy capaz al momento de poner presión, Darnold tuvo buenos momentos, llegando a poner adelante a su equipo sobre el final del encuentro. Este año los Jets ya no pelean mucho, pero parece que las siguientes temporadas las cosas serán mejores.

3. Totalmente nuevos. Entre el 2015 y el 2017 los Cleveland Browns ganaron cuatro partidos. En la era Hue Jackson, que comenzó en el 2016 y terminó durante el transcurso de esta temporada, el equipo consiguió tres victorias. Con Gregg Williams como coach interino el equipo tiene marca de 4-2. Eso nos dice dos cosas: 1) los Browns habían sido detenidos al inicio de este año por Jackson, y tal vez con otro coach (o incluso el mismo Williams) podrían estar mucho mejor colocados en su división, y 2) Gregg Williams va a recibir una entrevista de trabajo real en Cleveland, y probablemente en otros equipos, al final de la temporada.

4. Otra vez. El año pasado la lesión de Carson Wentz no detuvo a los Eagles, que fueron dirigidos por Nick Foles hasta el Super Bowl. Esta semana, tras la lesión de Wentz, Foles regresó a los controles y volvió a lucir, ayudando a que su equipo se llevara una improbable victoria ante los Rams en Los Angeles. A pesar de todos los problemas que han enfrentado este año el juego de anoche los dejó con el sentimiento de que tal vez aún tienen un poco de la magia del año pasado para intentar un pase de último momento a los playoffs.

5. Mucho riesgo. A pesar de la importante victoria ante los Patriots, ayer surgió una pregunta muy válida en Pittsburgh: ¿qué tan válido es seguir con Chris Boswell? el kicker que el año pasado fuera al Pro Bowl falló un gol de campo de 32 yardas y ya tiene siete patadas erradas en la temporada. Cierto, conectó un gol de campo de 48 yardas para básicamente asegurar el triunfo de ayer, pero si algo ha quedado claro esta temporada es que Boswell es irregular en el mejor de los casos.

6. Tiene la fórmula. Los 49ers vencieron a los Seahawks para complicarles por una semana más su pase a playoffs, y Nick Mullens demostró que, cuando menos, tiene claro cómo mover el balón ante la defensiva de Seattle. En los dos juegos de este año contra los Seahawks, Mullens completó el 65 por ciento de sus pases para 689 yardas. Más allá de que el triunfo fue meramente moral para los Niners, la actuación de Mullens le da un poco más de crédito en su año de novato.

7. Muy complicado. La defensiva de Dallas es buena, de eso no hay duda, pero es de mencionar que todas sus derrotas han ocurrido ante equipos que cuentan con un QB móvil. Andrew Luck se dedicó a extender jugadas saliendo de la bolsa de protección, y eso le generó muchos problemas a los Cowboys, que quedaron fuera de balance. Y una de las cosas que hay que mencionar es el trabajo de la línea ofensiva de los Colts, que ha dado un salto enorme en comparación con lo hecho el año pasado.

8. Brutal. La defensiva de los Bears volvió a demostrar de lo que son capaces, ahora frente a Aaron Rodgers. El equipo de Chicago consiguió cinco sacks sobre el QB de Green Bay, aprovechando que la línea ofensiva estaba debilitada, además de que sumaron dos tackleadas para pérdida de yardas y tres golpes sobre el QB. Una vez más Khalil Mack tuvo una gran actuación, sumando 2.5 sacks, pero no es el único elemento que llega hasta el QB. Leonard Floyd tuvo 2 sacks y Roquan Smith estuvo dando vueltas por todo el campo y sumó 10 tackleadas. Esta defensiva será un problema para cualquier ataque en los playoffs.

9. Se acabaron los milagros. Después del «Miami Miracle» los Dolphins fueron a Minnesota y recibieron una paliza que los deja contra las cuerdas en la pelea por los playoffs. Nada salió en la ofensiva por pase, con Ryan Tannehill sumando 9 sacks en contra y ningún receptor superando las 30 yardas por recepción. Esto nos deja en claro que los Dolphins ahora necesitan otro milagro, en esta ocasión para llegar a postemporada.

10. Sin repuestos. No se ustedes, pero no recuerdo muchos casos donde un equipo se quede sin elementos de una posición durante un partido. Y eso fue justo lo que le pasó a los Bills, que llegaron al partido contra Detroit con dos corredores y por una parte del encuentro jugaron sin ninguno. Con LeSean McCoy y Chris Ivory inactivos, los Bills usaron a Marcus Murphy y Keith Ford. El problema estuvo en que Murphy se lesionó rápidamente y Ford tuvo que salir más adelante por un problema en el tobillo. Ford regresó, pero por momentos los Bills tuvieron que alinearse a la ofensiva sin un solo corredor natural.

11. Asegurando su puesto. Lamar Jackson recibió la titularidad esta semana a pesar del regreso de Joe Flacco, y ante los Buccaneers logró mantenerlos a flote. Baltimore se repuso al inicio sólido de Tampa Bay gracias al juego de Jackson, que otra vez volvió a recurrir a sus piernas, y a un buen juego de la defensiva, que sigue encontrando turnovers en momentos clave. Todo esto seguramente seguirá manteniendo a Jackson como el titular de los Ravens, y no solamente por el resto de la temporada.

12. Sigue la mala suerte. Mientras la defensiva sigue pasando problemas, la ofensiva de los Bengals se ha visto muy golpeada por las lesiones. Además de perder a Andy Dalton, A.J. Green y Tyler Eifert, ayer se quedaron sin Tyler Boyd, que tuvo una lesión en la rodilla poco después de llegar a las 1,000 yardas en la temporada. Todo eso hizo del cierre de temporada una pesadilla para este equipo.

13. Señales de vida. Después de pasar muchos problemas para mover el balón, los Falcons encontraron algo de vida ante los Cardinals, sobre todo en el juego por tierra, donde Tevin Coleman por fin se vio dominante (145 yardas). Por pase Matt Ryan siguió conectando con Julio Jones, y aunque la temporada no ha sido nada positiva para Atlanta, al menos esta semana dieron muestra de tener pulso.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.