Los Héroes y Villanos de la temporada de los Patriots

 

0

Después de conseguir su sexto título de Super Bowl llega el momento de analizar cómo fue que los Patriots llegaron a este punto, y sobre todo quiénes fueron los jugadores más relevantes en esta temporada. Así que veamos quién merece el título de héroe y quién el de villano en esta campaña de New England.

Empecemos con lo positivo, los héroes de la temporada de los Patriots:

Tom Brady

OK, esto no debe ser ninguna sorpresa. El veterano QB volvió a tener una buena temporada, y aunque estadísticamente no estuvo entre los mejores de la liga sí fue un año bastante productivo: 65.8 por ciento de pases completos, 4 355 yardas, 29 pases de anotación por 11 intercepciones y rating de 97.7.

Además de lo hecho en el terreno de juego, no se puede dejar de lado el peso que Brady tiene en el equipo como líder. Y aunque en el Super Bowl no tuvo una gran actuación, durante la campaña fue uno de los motivos principales por los que su equipo se mantuvo en la pelea.

Bill Belichick

Nunca ha sido un secreto que el gran mérito de Belichick es encontrar la manera de ganar con los jugadores que tiene. ¿Dos TE de lujo (Gronkowski y Aaron Hernandez)? Usa muchos esquemas con doble ala cerrada. ¿Uno de los mejores receptores de la liga (Randy Moss)? El juego por pase se vuelve el eje. Ahora era evidente que lo mejor que los Patriots tenían eran a sus corredores, y los Pats se volvieron un equipo que le daba prioridad al juego terrestre.

Y además de eso hay otro punto a mencionar: Bill Belichick es uno de los mejores coaches que hay cuando hace falta ajustar las cosas. Después de un inicio de temporada incierto comenzó a modificar a su equipo, y terminaron jugando bastante bien. Vamos, este año su equipo enfrentó dos veces a los Chiefs y en ambas ocasiones sacaron la mejor parte, básicamente porque los Patriots se ajustaban a la perfección a las circunstancias.

James White

Cuando uno piensa en el trabajo de los corredores de los Patriots, es un hecho que Sony Michel fue el mejor de todos, sumando 931 yardas en 209 acarreos. Pero la aportación de White a la ofensiva fue mucho más versátil.

El “otro” corredor de los Patriots tuvo apenas 94 acarreos para 425 yardas en la temporada, pero fue el líder receptor del equipo al sumar 87 pases en la campaña (13 más que Julian Edelman), y sus 751 yardas por recepción lo colocaron como el segundo mejor del equipo.

El trabajo de James White es claro: es la pieza que da muchas opciones al ataque. Si lo ponían en el backfield la jugada podía ser por tierra o bien volverse un pase, y los Pats siempre han sido excelentes en ese juego donde intercambian acarreos por pases de cuatro yardas.

Kyle Van Noy / Trey Flowers

La defensiva de New England no fue la mejor de la liga, pero eran eficientes en los momentos clave. Y Van Noy fue una de las piezas más importantes, siendo el líder del equipo con 92 tackleadas (55 en solitario) y 3.5 sacks, además de que tuvo 1 fumble forzado.

Flowers fue otro elemento muy destacado de esta unidad, sumando 57 tackleadas (32 solo) y siendo líder de la defensiva con 7.5 sacks y 3 fumbles forzados. Estos dos elementos fueron clave en el trabajo de la defensiva de los Patriots, y merecen ser reconocidos entre los héroes de la temporada.

Julian Edelman

No podemos terminar la lista de héroes de la temporada de New England sin mencionar a Edelman, el MVP del Super Bowl. Y es que más allá del gran trabajo que hizo en la postemporada, su impacto fue mucho más grande.

¿Se acuerdan de la primera parte de la temporada? Sí, ese primer mes donde terminaron 2-2. Edelman estuvo fuera esos cuatro partidos. A partir de la semana cinco el receptor favorito de Tom Brady volvió y las cosas comenzaron a cambiar en el juego por pase, y los Patriots se fueron 9-3 con Edelman en el campo.

En los doce partidos que sí estuvo, Edelman sumó 74 recepciones para 850 yardas con seis anotaciones, terminando como el receptor con más yardas del equipo y el segundo en recepciones y anotaciones. Si a eso le sumamos el trabajo que hizo durante los playoffs es imposible negar el valor de este elemento en la temporada de los Patriots.

Una vez comentados quiénes fueron los grandes héroes de la temporada, pasemos con los villanos.

La situación de Josh Gordon

Tal vez sea un poco injusto poner a Gordon en esta lista, pero también es complicado pensar en muchos villanos en un equipo que acaba de ganar el Super Bowl. A este receptor lo ponemos porque su producción fue buena, pero sus problemas personales lo volvieron a dejar fuera de acción.

Gordon estaba dando su mejor temporada desde 2013 justo antes de volver a ser suspendido por la NFL tras otro incidente con la política de abuso de sustancias, dejando a New England sin una pieza valiosa a la ofensiva. Así que lo dejamos como villano porque con él en el terreno las cosas hubieran sido mucho más sencillas para Tom Brady.

Stephen Gostkowski

Los errores del pateador de los Patriots no se limitaron al Super Bowl. Es más, eran de esperarse considerando la temporada que tuvo.

Gostkowski solamente falló cinco intentos de gol de campo, lo que se puede considerar como bueno, pero hay que hacer una observación: tres de esos errores vinieron en derrotas de su equipo: falló intentos ante los Jaguars, Titans y Dolphins, dejando en claro que cuando los Patriots perdían él era parte del problema. Y en ese juego ante Miami no solamente falló un gol de campo, también erró un punto extra, dejando ir cuatro puntos. Si consideramos que los Dolphins ganaron 34-33, entonces es posible achacarle la derrota a Gostkowski, ya que con esos puntos el partido hubiera estado 37-27 y el Miami Miracle no hubiera existido.

La defensiva secundaria

Cuando uno piensa en los villanos de una historia, pensamos en los encargados de que pasaran cosas malas. Y vamos a tener que decirlo: el punto más bajo de la temporada de New England fue la derrota ante los Jaguars, y no porque su ofensiva haya sido incapaz de mover el balón ante la defensiva de Jacksonville (algo que en ese momento era muy complicado de hacer): fue una vergüenza porque Blake Bortles les lanzó 376 yardas y tuvo cuatro pases de anotación.

Y en general la secundaria de los Patriots pasó problemas durante todo el año: de la semana cinco a la siete permitieron tres actuaciones de más de 300 yardas de los QB rivales: Andrew Luck les hizo 355 yardas, Patrick Mahomes 352 y Mitchell Trubisky 319.

Llegando al Super Bowl una de las dudas era si esta unidad podía mantenerse al nivel del ataque de los Rams, y la respuesta fue sí, pero porque, como dijo Tom Brady, dieron el mejor partido de la temporada este domingo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.