Gran Combo de Noticias de ESPN 3

Los Power Rankings de la NFL, tras la Semana 13 de la temporada

Es bueno tener estabilidad en el podio y vaya que los Cowboys, Patriots y Raiders nos han brindado eso en las últimas semanas.

La postemporada ya tiene a su primer invitado, pero entre los comodines se está fraguando una lucha muy interesante.

Silenciosamente, los Packers, los Buccaneers y los Ravens escalan posiciones, así que no debemos perderlos de vista.

Nota: el número que aparece en paréntesis es el sitio que ocupaba el equipo en la lista de la semana anterior.

1. (1) Dallas Cowboys

Un triunfo les aseguraría el título de la División Este y prácticamente la localía en los playoffs. ¿Sería prudente que veamos en el emparrillado a Tony Romo? Sus números en diciembre lo avalan. — LMV

2. (2) New England Patriots

Quedarse sin Rob Gronkowski podrá no afectar demasiado en lo que resta de la temporada regular, pero su ausencia será un lastre enorme cuando lleguen los playoffs. — RZ

3. (3) Oakland Raiders

Derek Carr está mostrando una gran capacidad para remontar el marcador en el último cuarto esta temporada, aunque estoy seguro que de vez en cuando a los aficionados de los Raiders le gustaría ganar algún partido sin tanto drama. — RZ

4. (5) Kansas City Chiefs

Prueba de fuego en casa el jueves ante los Raiders, pero, siendo realista, no veo problemas para que salgan con el triunfo en casa. Los Chiefs tienen el antídoto para Oakland. — LMV

5. (8) Seattle Seahawks

Después de mucho tiempo, vimos ante los Panthers al equipo de Seattle que esperábamos ver desde el arranque de la campaña. — RZ

6. (6) Detroit Lions

Es cierto que la historia está en contra de Detroit, pero por nada en el mundo se les ocurra descartar a los Lions esta temporada y mucho menos después que su defensiva secó a Drew Brees en el domo. — EC

7. (9) Denver Broncos

Al igual que la temporada pasada, el punto débil del equipo es el mariscal de campo. La defensiva sacó la cara ante los Jaguars, pero eso tampoco es mayor reto cuando tu rival es Blake Bortles en su versión 2016.– LMV

8. (4) New York Giants

Un triunfo ante los Cowboys permitiría a los Giants aspirar, todavía, al título de la NFC Este, y probablemente una semana de descanso en postemporada. — RZ

9. (12) Pittsburgh Steelers

Aunque están fuera de la postemporada en este momento, los Steelers siguen controlando su destino, eso es un lujo que no todos se pueden dar. — EC

10. (16) Baltimore Ravens

La batalla que determinará su temporada completa llega en unas semanas cuando les toque visitar a los Steelers. Todo lo que hagan en el proceso lucirá bien en el papel, especialmente a la defensiva. — LMV

11. (13) Tampa Bay Buccaneers

Después de un pésimo inicio de campaña de 1-3, pocos imaginaban que los Bucs estarían posicionados para llevarse un boleto de comodín, y menos aún aspirar a la corona de la NFC Sur. — RZ

12. (7) Atlanta Falcons

La derrota en casa esta semana ante los Chiefs podría no ser la peor noticia para los aficionados de Atlanta, Julio Jones salió con una lesión en el pie que podría poner en riesgo su calificación. — EC

13. (14) Green Bay Packers

El juego que los Packers circularon en el calendario para saber si todavía pueden llegar a los playoffs ha llegado. Los Seahawks, aún sin Earl Thomas, representan su mayor reto en lo que les queda. — LMV

14. (11) Washington Redskins

Ni Kirk Cousins, ni el resto de los Redskins, me convencen todavía como candidato para colarse a los playoffs debido a su inconsistencia.– RZ

15. (19) Miami Dolphins

Justo cuando algunos comenzábamos a creer en los Dolphins recordamos que Miami siempre encuentra una manera de decepcionar a sus aficionados. — EC

16. (15) Tennessee Titans

El descanso llegó en momento idóneo de cara a la recta final, misma que supone una intensa batalla por la corona divisional con los Texans y los Colts. — LMV

17. (23) Indianapolis Colts

Andrew Luck nos recordó a todos por qué es considerado, pese al equipo que le rodea, como una de las grandes estrellas jóvenes de la liga. — RZ

18. (17) Minnesota Vikings

Quizás sea buen momento en Minnesota para iniciar el debate sobre quién debe ser el mariscal de campo titular la próxima temporada, ¿Sam Bradford o Teddy Bridgewater? — EC

19. (24) Arizona Cardinals

Los Cardinals ya empezaron a tropezar contendientes de playoffs y, en el proceso, se aferran al boleto de comodines. El problema es saber si despertaron a tiempo. — LMV

20. (18) San Diego Chargers

Con el reporte de que los Chargers buscarían mudarse de regreso a Los Angeles, parece que será una gris despedida de San Diego.– RZ

21. (21) Houston Texans

De alguna manera, los Texans continúan en el asiento del conductor en la AFC Sur y la peor parte es que si hoy terminara la temporada jugarían un partido de playoffs en casa. — EC

22. (19) Buffalo Bills

Los Bills daban cátedra en la primera mitad en Oakland, pero sucumbieron ante el hoyo negro y el infalible Derek Carr de las segundas mitades. — LMV

23. (26) Cincinnati Bengals

Cincy sigue siendo una de las mayores interrogantes de la campaña, y no lo digo de forma halagadora.– RZ

24. (22) New Orleans Saints

Esta semana vimos lo que sucede cuando frenan a Drew Brees y compañía, si los Saints en verdad tienen aspiraciones tienen que encontrar la manera de mejorar en las otras áreas del juego. — EC

25. (20) Philadelphia Eagles

Todavía recuerdo hasta cuando Barack Obama habló sobre Carson Wentz, pero pareciera que estamos hablando de otra temporada. Doug Pederson ya levanta interrogantes y apenas es su primer año. — LMV

26. (25) Carolina Panthers

Un año después de aparecer en un Super Bowl, Ron Rivera parece haber perdido la manija de un equipo que antes había jugado por arriba de su nivel de talento para él. — RZ

27. (30) Chicago Bears

Tuvieron que enfrentar a los 49ers para volver a ganar esta temporada, pero al menos ganaron el partido que se supone debían ganar.– EC

28. (28) Los Angeles Rams

Que no cunda el pánico. El hecho que se haya dado a conocer la extensión de Jeff Fisher no significa que se quede, para alivio de Eric Dickerson y millones de aficionados a los Rams. — LMV

29. (29) Jacksonville Jaguars

Los Jaguars corren el riesgo de terminar la temporada 2-14 y ni siquiera aspirar a uno de los dos primeros lugares para el próximo draft de la NFL.– RZ

30. (27) New York Jets

Los Jets son un equipo sin alma y sin un mariscal de campo confiable, en la NFL no llegas a ningún lado si no tienes eso en tu equipo.– EC

31. (31) San Francisco 49ers

Qué difícil debe ser estar en la posición de Chip Kelly. No hay manera que el equipo se reponga para el futuro y en la NCAA está bajo investigación, pero ahí tiene más futuro que en la NFL. — LMV

32. (32) Cleveland Browns

Tuvimos que llegar hasta la Semana 13 para que los Browns no perdieran un partido en la actual campaña; espero hayan disfrutado su descanso.– RZ

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Los Cowboys sólo quieren mostrar su mejoría, no piensan en el título divisional

DALLAS — Los Dallas Cowboys insisten en que sólo se concentran en tratar de ganar el siguiente partido y que si llega el título divisional en New York ante los Giants, sólo representará un paso más hacia la meta.

Los novatos Dak Prescott y Ezekiel Elliott reconocieron que su principal prioridad individual ante los New York Giants es mostrar avance como profesionales con respecto al primer enfrentamiento después de 11 juegos más de experiencia en la NFL.

Los novatos Prescott y Elliott reconocieron que su prioridad individual ante los Giants es mostrar avance como profesionales. AP

Prescott dijo que cuando revisó el video del primer juego de su vida como profesional, el que perdió con sus Cowboys por 20-19 después de ir en ventaja durante poco más de tres cuartos, pareció en realidad un mariscal de campo novato.

“Revisé el tape y me dio pena ver algunos pases que lancé o algunas otras cosas que hice”, reconoció Prescott este miércoles en el vestidor de The Star. “Creo que me faltaba confianza en mi mismo”.

“En definitiva, creo que he crecido una tonelada desde entonces”, agregó. “Sólo con ver defensivas más rápido y reconocer lo que están haciendo. Ahora tomo decisiones más acertadas y con mayor confianza. Dejo ir el balón más largo”.

Elliott consideró su crecimiento más mental que físico.

Dijo que la primera lección que aprendió en la NFL es que todos los jugadores son demasiado buenos a la defensiva.

El corredor reclutado en la cuarta opción global del pasado draft avanzó 51 yardas en 20 acarreos con una anotación. Desde entonces, promedia 112 yardas por partido y es líder en la NFL con 1,285 acumuladas en los 12 juegos de temporada.

“Poco a poco me he sentido cada vez más cómodo en el sistema”, dijo Elliott en referencia al partido inaugural de temporada contra los Giants. “Eso requiere algunos partidos y creo que ahora estoy exactamente donde necesito estar”.

“Creo que ahora puedo mostrar más el tipo de corredor que soy”, explicó Elliott, de 21 años. “Cada partido es grande para nosotros y quiero salir a ganar. Ésa es la manera en que voy a prepararme para este partido. No se trata de poner algo extra. No creo que sea necesario algo extra. Sólo salir a jugar de manera más inteligente que la primera vez”.

Ambos novatos, Prescott y Elliott minimizaron el hecho de encabezar las votaciones rumbo al Pro Bowl.

Al ser cuestionados, los dos respondieron por separado que se trata de ganar partidos y que de nada servirán todas las marcas o premios individuales si quedan cortos en el objetivo que es ganar un campeonato de la NFL.

“Él (Elliott) ha estado bien”, dijo Prescott, de 23 años, sobre su compañero. “Merece estar ahí arriba. Es votación de los aficionados ¿verdad? Sólo tenemos que seguir ganando partidos y dejar que los aficionados voten”.

“Puede que hayamos comentado algo al respecto”, agregó. “Pero en realidad no hubo mucha discusión”.

La Ofensiva en Serie de Raúl Allegre a la conclusión de la Semana 13

El tema principal de la nota de la semana pasada fue la influencia del destino en la temporada de ciertos equipos para bien o para mal. Mencionaba a los dos a los que este quisquilloso y misterioso hado les ha sonreído esta temporada, Dallas y Oakland. Reflexionando, creo que es necesario incluir también a Kansas City.

Ningún equipo esta temporada ha ganado de formas tan diferentes como lo han hecho los Jefes. Lo han hecho primero que nada con una defensiva sofocante, con una ofensiva seca pero calculadora y unos equipos especiales que semana tras semana marcan la diferencia. Estadísticamente son la defensiva N° 29 en la NFL en yardas. Por eso ciertas estadísticas que no necesariamente influyen en el resultado son el argumento favorito de villamelones. KC roba balones y asedia al QB rival y no necesariamente con capturas. En el caso de los Jefes tienen sólo 26, pero seguido le llegan a los QBs forzando pases incómodos que son desviados o interceptados.

Eric Berry vivió una noche verdaderamente memorable en su ciudad natal de Atlanta. AP Photo

Ofensivamente rara vez cometen errores. El último que recuerdo fue la intercepción en la antesala de las diagonales en el último cuarto contra Tampa Bay, partido que perdieron. Bill Parcells escribió un libro titulado “Finding a Way to Win” (Encontrando la manera de ganar), en la que describe la mentalidad de un equipo ganador que no siempre juega bien, pero que de una forma u otra gana sus partidos. Esta es la definición de los Jefes de Kansas City edición 2016. Un equipo que minimiza sus errores y se las ingenia para ganar partidos que debería haber perdido.

¿Sus últimas tres victorias?

Carolina, juego que ganaron principalmente cuando Eric Berry le arrebató el ovoide a Kelvin Benjamin y lo regresó para TD. Después vino el partido contra Denver en donde necesitaron una ofensiva en serie al final del partido y una conversión de dos puntos para empatar e ir a tiempo extra donde ganaron con un gol de campo de “banderazo” de Cairo Santos. Antes habían tenido un regreso de patada de safety para TD de Tyreek Hill. El punto de exclamación lo pusieron esta semana contra Atlanta en donde tuvieron otro “pick six” de Berry, una finta en una patada de despeje que convirtieron en TD, y una intercepción de intento de dos puntos que dio el margen de la victoria.

Esta semana el destino se las va a ver muy duras el jueves cuando tenga que decidir entre los Raiders, que tuvieron otra magistral actuación contra Buffalo, y los Jefes. Partidazo por el liderato de la división oeste de la AFC.

Haciendo un paréntesis, fue motivo de inspiración haber visto a Berry regalarle el balón del “pick six” a su madre. Él es originario de Atlanta y comentó después del partido que la últimas vez que había estado en casa era para recibir tratamiento de quimioterapia. Quizás muchos no saben que Berry fue diagnosticado de Hodgkins hace apenas dos años.

Volviendo a lo mundano de la NFL, no había hablado de Detroit porque honestamente no había podido ver sus partidos detenidamente. Aunque tengo acceso a todos los juegos, por cuestiones de tiempo limitado dado que viajo 32 horas cada semana, no tengo tiempo de verlos todos detalladamente. Vi el del domingo contra Nueva Orleans. Confieso que me enfoqué en este juego porque Drew Brees es mi QB en el Fantasy que tenemos en “NFL Live” de ESPN.

Pensaba que sería una masacre, sobre todo después de lo que hicieron Brees y compañía contra Los Ángeles. Vaya sorpresa que me llevé cuando la defensiva de los Leones domó la furia de los Santos. La percepción de Detroit es que son un equipo que depende de Matthew Stafford, y hasta cierto punto es cierto, pero la defensiva de pase, que había sido fatal la primera mitad de la temporada, ha mejorado considerablemente en las últimas semanas. Interceptaron a Brees en tres ocasiones. Pudieron presionar también y aunque tuvieron sólo una captura le llegaron a Brees en repetidas ocasiones.

Detroit ha sido un equipo que ha demostrado carácter habiendo remontado partidos a lo largo de la temporada. Contra los Santos no fue necesario. Dominaron de principio a fin. Han ganado siete de sus últimos ocho partidos perdiendo solamente en Houston. Tienen un cierre de temporada duro en NYG, Dallas y en casa contra Green Bay. Podría ser el ganador sorpresa de la división Norte.

Mi favorito para ganar el Super Bowl en 2015, era Baltimore. Hace un año esperaba ver lo que estoy viendo esta temporada: un equipo con una gran defensiva, un ataque modesto pero eficiente y excelentes equipos especiales. El destino no quiso nada con ellos hace un año y perdieron a todos sus jugadores clave, tanto a la ofensiva como a la defensiva. Parece que al destino le remordió la consciencia y este año son un equipo duro.

Baltimore, de la mano de Joe Flacco, está en excelente posición para trascender en postemporada. AP Photo

La gran prueba la tendrán el lunes por la noche en “MNF” visitando a los Pats, equipo al que han vencido con frecuencia en postemporada. Vienen fuerte, pero no son mi candidato a ganar su división. Los que leen esta nota cada semana, recordarán que cuando estaba lesionado ‘Big Ben’, y perdieron cuatro juegos consecutivos, escribí que eran derrotas que estaban presupuestadas. Ben se pierde algunos partidos cada año, pero regresa con brío al cierre de temporada. Nadie quiere enfrentar a Pittsburgh en este momento. La ofensiva, sobre todo la línea está jugando mejor. Ladarius Green se recuperó de una lesión al principio de temporada y está contribuyendo, y la defensiva, aunque no es todavía la cortina de acero, está empezando a asediar a QBs rivales.

Hablando de los Pats, honor a quien honor merece. Me refiero a Tom Brady, hoy en día el QB con más victorias en la historia de la NFL con 201, y la cuenta seguirá creciendo. Brady, como recordarán, decidió dejar de pelear con la NFL y Roger Goodell y aceptó la suspensión de cuatro partidos al principio de la temporada. Los Pats terminaron 3-1 en su ausencia y desde entonces se perfilan como uno de los favoritos en la Americana. Tendrán que ganar sin el arma más peligrosa de Brady, Rob Gronkowski quien recayó de la lesión de la espalda que lo ha aquejado desde su carrera en el colegial. Es una baja considerable, pero Josh McDaniels y Bill Belichick ajustarán su esquema y utilizarán a otros jugadores que no figuraban al inicio de la temporada como el novato receptor Malcolm Mitchell y el corredor Dion Lewis.

La lesión reciente, que será más costosa, la sufrió Earl Thomas de Seattle. Conozco a Earl desde que estaba en la universidad de Texas. No es coincidencia que en su último año, UT jugó en el campeonato nacional con una de sus mejores defensivas. No han podido reemplazarlo, como dudo que Seattle lo pueda reemplazar. Steven Terrell tomará su lugar. El sello de Seattle es su defensiva que ha sido la más hermética de la NFL desde 2013. Thomas es tan importante para la defensiva de Seattle como Russell Wilson lo es para la ofensiva.

Gracias a Thomas, Richard Sherman puede ser Richard Sherman. Kam Chancellor puede ser Kam Chancellor. Con Thomas cuidándoles la espalda como un solo safety, Sherman y Chancellor toman riesgos haciendo coberturas agresivas, y en el caso de Chancellor jugando cerca de la línea de golpeo para defender el juego por tierra. Sin Thomas tendrán que recurrir a un esquema más conservador. Veremos más coberturas en zona con las que la defensiva de Seattle ha tenido problemas aún en sus mejores años. Los Halcones Marinos fueron mis favoritos para ganar el siguiente Super Bowl. Los veía como la amenaza principal de Dallas. Ahora tengo dudas.

¿Cuál equipo es la mayor decepción de la NFL?

Se pueden presentar argumentos para decir que es Arizona, Jets –vaya que dieron razones el pasado lunes por la noche–, o Cincinnati. Para mi es Carolina.

Carolina debe estar considerado entre las peores decepciones de la actual campaña. AP Photo

La debacle empezó con la salida de Josh Norman en agencia libre, a pesar de que estaba dispuesto a negociar un salario más bajo para quedarse en el equipo. La defensiva no ha sido la sombra de lo que fue en 2015. La razón principal es Cam Newton, quien todavía sigue en la niebla que se metió desde la conferencia de prensa poco después del final del Super Bowl 50. A pesar de su enorme e indiscutible talento, sigue careciendo de dotes de líder. El domingo fue suspendido la primera serie ofensiva del partido por violar una regla del equipo. Dicha serie duró sólo una jugada de pase que resultó en intercepción.

Esa no fue la razón por la que perdieron las Panteras. Jugaron mal y sin inspiración. El mismo Cam lo admitió y para ser justos, aceptó su responsabilidad en el castigo. No llevaba corbata para el viaje a Seattle y por eso fue castigado. Se ha criticado duramente a Ron Rivera por haber disciplinado a Cam, pero no tenía opción. Dicen que sobre advertencia no hay engaño. La regla no es nueva. Llevan años implementándola. Todos los jugadores la conocen. ¿Cuál sería la credibilidad de Rivera ante su equipo si hace una excepción con Cam y no lo sanciona? Hay que mencionar que Cam iba muy bien vestido con suéter de cuello de tortuga y hasta sombrero. Ese atavío requiera planeación detallada ¿No tenía tiempo de conseguir una camisa y una corbata antes del viaje que empezó una semana antes cuando visitaron a Oakland? ¡Por favor!

Finalmente, dadas las críticas de Eric Dickerson a Jeff Fisher y sus esfuerzos para sea despedido, la directiva del equipo recientemente anunció que había renovado a Fisher y al gerente general Les Snead por dos temporadas más. Lo siento por los fans de los Carneros por tener que prolongar su sufrimiento con equipos mediocres.

Jeff Fisher es buen entrenador, pero carece de una de las cualidades más importantes que debe tener un líder: formar un buen grupo de trabajo. No es coincidencia que en 21 años como entrenador en jefe, sin incluir el año que fue interino en 1994, sólo tres de sus asistentes han sido entrenadores en jefe en otros equipos y todos fueron rotundos fracasos: Gregg Williams, Kevin Gilbride y Jim Schwartz. Se combinaron para 52 victorias y 98 derrotas. Williams y Gilbride fueron contratados por Jack Pardee en los antiguos Petroleros de Houston, y Schwartz recibió su primera oportunidad de Bill Belichick en Cleveland. Los tres pasaron años con Fisher antes de recibir su oportunidad como entrenadores en jefe.

Los coordinadores de este año son Williams y Rob Boras. Williams no debería estar en la NFL después de su vergonzoso papel en “bountygate” durante la temporada 2009 con Nueva Orleans. Boras era un entrenador de alas cerradas que fue elevado a puesto de coordinador cuando Fisher despidió a Frank Cignetti durante la campaña 2015, por malos resultados. Fisher está a dos derrotas más de convertirse en el entrenador en jefe con más derrotas en la historia de la NFL. Si quiere sacar adelante a su equipo y durar los dos años de la extensión, debe de despedir a ambos coordinadores y buscar a otros con experiencia y antecedentes ganadores.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Kelly: No dejaría un equipo por otro en temporada

SANTA CLARA, Calif. — Un día después de que su padre resaltó los valores de su hijo, Chip Kelly evocó una lección de lealtad que le fue dada por su progenitor al explicar por qué no dejó el trabajo como entrenador en jefe en la Universidad de Oregon.

Chip Kelly refrendó que no tiene la intención de abandonar a los 49ers para volver con Oregon. AP Photo

“Con todas esas preguntas y espero sea la última para mí, es que nunca voy a dejar un trabajo por otro mientras la temporada está en marcha”, dijo Kelly. “No creo que sea justo, no lo hice cuando estaba en la Universidad, nunca hablé con nadie en la NFL hasta que nuestra temporada había terminado”.

“Creo que la NFL tiene una gran regla, no tienes permitido dejar tu trabajo, si estás en los playoffs, puedes irte cuando la temporada terminó, es duro con el ciclo que está marcha en la Universidad, así que cuando he dicho que no voy a regresar al futbol americano, es porque tengo un trabajo. No voy a dejar a un equipo con el que me faltan tres juegos por jugar, es algo que no haría”, comentó.

Kelly toma la reflexión de su padre, E. Paul Kelly, quien murió con 87 años, el viernes por la noche y fue enterrado en Portland, Maine. “Hay una cosa que aprendí de mi padre. Ellos (los San Francisco 49ers) hicieron un compromiso conmigo y yo hice un compromiso con ellos, no estoy buscando otros trabajos cuando tengo uno, tengo un trabajo que cuidar y no sería leal para los jugadores que entreno, es la gente más importante con la que trabajo diariamente. Hablo con ellos de realizar sacrificios todo el tiempo y hacerlo todo, ¿buscar otro trabajo mientras todo eso está pasando?”.

“Nunca dejaré mi trabajo, no lo he hecho en el pasado y no lo haré ahora si aún tengo juegos para dirigir, ésa es mi filosofía, tengo un compromiso. Aprendí eso de mi padre. Estoy comprometido con un equipo de futbol y no haría eso”, agregó.

A pesar de la especulación, Kelly insistió en que la mejor parte de los dos últimos meses es que no ha tenido ningún interés en regresar a Eugene para dirigir a los Oregon Ducks, a pesar de su éxito pasado con el equipo y las actuales batallas con los 49ers.

Desde que los 49ers están 1-11, en medio de una racha de 11 derrotas, Kelly tiene razones para dejar el equipo por una situación mejor. El miércoles dejó en claro que no tiene interés en seguir los pasos del ex coach de los Atlanta Falcons, Bobby Petrino, quien dejó Arkansas con tres juegos pendientes en la temporada 2007.

Antes del miércoles, Kelly decía un simple ‘no’ al cuestionarlo sobre su interés en Oregon o cualquier otra vacante para dirigir, pero nunca explicó por qué.

“No sé por qué esas preguntas vienen conmigo porque nunca dejaría a mis jugadores antes de terminar la temporada y eso es lo que he dicho todo el tiempo y siempre será así”, reiteró.

Kelly regresó con el equipo el martes después de atender el funeral de su padre, sus jugadores lo recibieron cálidamente este miércoles. Kelly se detuvo y dio algunos abrazos a los jugadores, mientras caminaba al terreno para una práctica.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.