Ezekiel Elliott busca convertirse en un ejemplo con los Cowboys

FRISCO — En la última jugada de los ejercicios de corredores de 11 contra 11, Ezekiel Elliott se aseguró de llevar el valón a las diagonales, a 30 o 40 yardas. Es un hábito normal para el corredor de los Dallas Cowboys, algo que ha hecho desde su año de novato.

Durante las actividades organizadas por el equipo abiertas a los medios, Elliott sumó un nuevo giro a su rutina.

l final de cada ejercicio 11 contra 11, ya sea que tenga el balón o no, Elliott corre a las diagonales.

Tras la práctica, Elliott habló sobre querer ser más un líder para su tercer año, vocalmente y por el ejemplo.

“Sólo quiero enseñarles cómo trabajar”, declaró Elliott.

La temporada pasada fue problemática para Elliott por las razones equivocadas. Bajo investigación por la liga durante más de un año por un supuesto incidente de violencia doméstica con su ex novia mientras estaba en Columbus, Ohio, poco tiempo después que fue reclutado en la primera ronda del draft por los Cowboys, la NFL anunció una suspensión de seis partidos durante el campamento de entrenamiento.

Pese a una batalla legal que fue costosa y manchó su percepción, Elliott se las arregló para mantenerse en el campo por los primeros ocho partidos. Pudo haber peleado más en la corte, pero aceptó el castigo y se perdió seis partidos.

“Obviamente, lo que pasó el año pasado distrae a cualquiera”, indicó el entrenador en jefe Jason Garrett. “Creo que lo manejó realmente bien, peleó, volvió e hizo un buen trabajo para nosotros al final del año”.

Elliott se quedó a 17 yardas de superar la barrera de las 1,000 a pesar de perderse seis juegos, pero aún así terminó en el lugar N° 10 de la NFL. De no haber sido por una actuación de 8 yardas en nueve acarreos durante la derrota de la Semana 2 ante los Denver Broncos, Elliott podría haber registrado temporadas consecutivas de 1,000 yardas.

A medida que los Cowboys comienzan su preparación dentro del campo para el 2018 con sus actividades organizadas, hay una expectativa sobre lo que Elliott puede hacer sin la amenaza inminente de una suspensión. Jerry Jones dijo recientemente que cree que Elliott estará liberado y lucirá más como se vio como novato, cuando terminó como el líder corredor de la NFL con 1,631 yardas.

Elliott está de acuerdo.

“Estoy emocionado por este año y tengo altas expectativas para mí”, sentenció.

Tras su año de novato, se habló sobre temporadas de 2,000 yardas y romper récords, pero esas discusiones tuvieron que posponerse debido a la suspensión.

Como novato, la personalidad de Elliott brilló con sus celebraciones pidiendo que lo alimentaran y saltando al caldero rojo de Salvation Army. En el 2017, estuvo más silencioso y aparentemente menos involucrado, a pesar que sus entrenadores y compañeros dijeron que no era diferente.

“La montaña rusa emocional por la que pasó el año pasado –‘¿Iba a jugar? ¿No iba a jugar?’– y después que le quitaran el juego por el tiempo que lo hicieron, te cobra factura”, declaró el mariscal de campo Dak Prescott. “Le cobra factura a cualquiera que le importa y ama lo que hace. Y no solo eso, que quiere a sus compañeros y la organización para la que juega. Así que tener esa libertad, previo a este año, poder entrenar y saber que tiene todos los partidos por delante hará maravillas por él. Ha sido fantástico aquí afuera en las actividades organizadas, es un gran líder, muestra a los jugadores la manera de practica y la manera de correr”.

Tras una campaña de novato en la que fue elegido al Pro Bowl y se ganó el nombramiento al primer equipo All-Pro, estaba clasificado en el séptimo lugar en el top-100 de NFL Network elegido por los jugadores alrededor de la liga. Si bien no se trata de una clasificación oficial o importante más allá de generar debate, Elliott cayó al N° 54 en la clasificación del 2018.

“Es decir, es lo que es”, indicó. “Me perdí seis juegos, saben”.

Recuperar su lugar como uno de los líderes corredores de la liga significa más que la clasificación.

“Creo que sé qué jugador soy. Ustedes saben qué jugador soy. Todos en la liga saben el jugador que soy. No necesito la verificación de una lista del top-100”.

Pero, ¿la clasificación del 2019 será mejor?

“Debería”, sentenció.

Es por eso que corre a las diagonales tenga el balón o no.

“Él les está mostrando a estos jóvenes la manera de entrenar, con el balón, cómo sé bueno con el balón en tus manos y cómo ser bueno sin el balón en tus manos”, expresó Prescott. “Es uno de esos tipos que no tienen que decir demasiado en el campo, por la manera en que hace lo suyo, la manera que practica. Habla por sí mismo, y los jóvenes pueden admirarlo. Yo lo admiro. Los veteranos lo admiran. Esa es la manera de entrenar y la manera de ser profesional en esta liga”.

2 comentarios

    • Rey Cowboy en 08/06/2018 a las 1:43 pm
    • Responder

    De lo mejor que hay en la liga sin dudas y pienso que en algun punto de su carrera llegara a las 2000 yardas en una temporada.

    1. probablemente en esta misma

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.