Sin lugar a dudas, los Cowboys ahora son el equipo de Dak Prescott

A medida que los Dallas Cowboys seguían ganando al inicio del 2016, se le preguntó a Dak Prescott si este era su equipo o el de Tony Romo.

Al principio, el entonces mariscal de campo novato insistió que los Cowboys eran el equipo de Romo, una señal de respeto a la experiencia y condición del mariscal de campo veterano. Una vez que quedó claro que los Cowboys se quedarían con Prescott, dijo que era el equipo de todos, una señal de su naturaleza inclusiva de levantar a todos en la plantilla.

Mientras entra a su tercera temporada, es claro que los Cowboys son realmente el equipo de Prescott.

Con el retiro de Jason Witten y el corte de Dez Bryant, Prescott se convirtió en el rostro de la franquicia. Tiene acuerdos de patrocinio con Frito-Lay, Pepsi, Oikos y otras marcas, pero lo que le convierte en líder va más allá de la posición en la que juega y su capacidad para aceptar los éxitos y fracasos dentro del campo.

“Debes hacer que importe tener una relación con casi todos”, declaró el coordinador ofensivo Scott Linehan. “Es sencillo para un mariscal de campo estar en el lado ofensivo y mantenerse en su carril y hacer todas esas cosas. Pero he dicho esto varias veces, nunca hay realmente un momento durante el transcurso del día que no se asegure de tener algún tipo de, no sé si intercambio o conversación, convivencia con todos. Sabe que es importante que muestra a todo el equipo que eso es tan importante para él como la ofensiva. Sí, creo que debe trabajar en eso pero también lo acepta y lo disfruta”.

Prescott ha estado en The Star casi todos los días desde que comenzaron las prácticas de los capitanes un mes antes del inicio oficial de su programa de temporada baja. Eso lo hizo luego de una serie de entrenamientos en el sur de California que le ayudaron a bajar 10 libras.

Casi todos los días lanza pases a Lance Lenoir y Noah Brown, novatos de hace un año con quienes se combinó para cuatro recepciones en el 2017. Ha dejado en claro la importancia del trabajo extra con los nuevos receptores, Allen Hurns y Deonte Thompson. Esta semana en las actividades organizadas por el equipo, se aseguró de elogiar a un receptor o ala cerrada por correr una buena ruta.

También esta semana, también hubo un momento apenas perceptible entre Prescott y Sean Lee, el reconocido líder defensivo. Lee está entrenando por separado en las actividades organizadas para mantenerse preparado para cuando comience la temporada, pero cuando caminaba hacia el campo, Prescott chocó los puños con él, casi un reconocimiento que están juntos en esto.

“No podemos decir, ‘Necesitamos que seas el líder que era Dez’, o ‘Sé el líder que era Witten'”, sentenció Prescott. “Tenemos a muchos chicos y muchos hombres que han estado en esta liga que son líderes. Y algunas veces ellos lideran sólo con el ejemplo. Saliendo sin decir una palabra y dejando toda su energía. Los jóvenes pueden ver y decir que esa es la manera en que practicas. Esa es la manera en que llegas y manejas el negocio. A veces no tienes que decir nada para hacerlo. Y tenemos a esos chicos. Y tenemos a los tipos que hablan, los que gritan, los que encienden a todos para asegurarse que la energía esté allí”.

Hurns firmó con los Cowboys en marzo antes que iniciara el programa de temporada baja, pero no le tomó mucho sentir la presencia de Prescott.

“Dak es el tipo que me sorprendió cuando llegué aquí por primera vez”, reconoció Hurns. “Apenas en su tercer año, uno no ve el liderazgo de esos chicos. Sí, es un mariscal de campo. Tuvo que madurar pronto pero es un líder muy vocal. Y es alguien que lidera con el ejemplo, también. En el gimnasio, en el campo, durante el acondicionamiento, quiere ser el primero. Eso me sorprendió mucho. Sin Witten, sí, es un líder más grande para nosotros. Se le va a extrañar realmente pero creo que Dak tiene todo bajo control, siendo el hombre a cargo”.

Los Cowboys no le pedirán a Prescott que sea el único líder. Lee tendrá un papel más cercano a todo el equipo tras la partida de Witten. Ezekiel Elliott dijo que será más vocal. Los linieros ofensivos, encabezados por los jugadores de Pro Bowl, Tyron Smith, Travis Frederick y Zack Martin, lideran más con sus acciones que con palabras. Jason Garrett describió a Tyrone Crawford, DeMarcus Lawrence y Jeff Heath como líderes del equipo, también.

Prescott ha parecido alguien mayor desde que se unió a los Cowboys en el 2016, sin embargo, está a más de dos meses de cumplir 25 años de edad.

“No diría que soy uno de los veteranos, pero que Tyron [a sus 27] sea el tipo más viejo a la ofensiva dice mucho”, expresó Prescott. “Eso es sorprendente y muy joven. Es aporta energía. Nos permite salir con motivación, divertirnos, conocernos y estar juntos”.

1 comentario

    • Rey Cowboy on 08/06/2018 at 1:37 pm
    • Responder

    Una gran modestia la de Dak,por cierto muy joven la linea ofensiva de los Cowboys

Deja un comentario

Your email address will not be published.