Análisis del Draft NFL 2018 de los Buffalo Bills

Tenían crédito de sobra para hacer lo que quisieran en este Draft y aunque varios cuestionan sus selecciones, parece que los Buffalo Bills obtuvieron los jugadores que más querían. Su primera gran necesidad, la de quarterback, fue cubierta con Josh Allen. Su segunda asignatura pendiente era la de linebacker y Tremaine Edmunds parece ser la mejor respuesta a futuro para liderar su defensiva.

Quitando la cuestionable selección de Allen por sus problemas de puntería, los Bills parecen haber cimentando un sólido Draft que a futuro puede ser el pilar para que el equipo recupere el brillo de los noventas o, de perdida, evite otros 17 años sin playoffs.

Selecciones del Draft NFL 2018 de Buffalo Bills

Ronda Pick Posición Jugador Universidad
1 7 QB Josh Allen Wyoming
1 16 LB Tremaine Edmunds Virginia Tech
3 96 DT Harrison Phillips Stanford
4 121 CB Taron Johnson Weber State
5 154 CB Siran Neal Jacksonville State
5 166 G Wyatt Teller Virginia Tech
6 187 WR Ray-Ray McCloud Clemson
7 255 WR Austin Proehl North Carolina

El mejor pick de los Bills en el Draft

Tremaine Edmunds – Linebacker

Tal vez Allen era su mayor necesidad y a futuro puede ser el QB franquicia que esperan los Bills; pero Edmunds tendrá impacto inmediato y debería de ser candidato a Novato Defensivo del Año. El LB es una máquina de tacklear –109 el año pasado–, su tamaño y velocidad lo hacen igual de efectivo para tacklear a campo abierto y para las coberturas de pase. Edmunds es de los mejores defensivos del Draft y los Bills hicieron lo necesario para tenerlo.

La selección más cuestionable de los Bills en el NFL Draft 2018

Josh Allen – QB

Era uno de los cuatro QB deseables en este Draft, Allen parecía el menos buscado y aunque Buffalo siempre dio muestras de quererlo, cuando subieron al séptimo puesto para tomarlo aún estaba disponible Josh Rosen. A los Bills más les vale que esto no sea un error, ya que donde Rosen tenga una exitosa carrera y Allen no, será recordado como uno de los grandes errores de este Draft.

La potencia en su brazo no está a discusión pero esa misma arma lo hace menos certero que el resto. Los Bills sufrieron mucho con Tyrod Taylor por no poder lanzar largo ni fuerte. Si Allen logra solventar esos problemas, los Bills habrán dado en el clavo con este pick.

Conclusión

Incluyendo los dos picks de primera ronda, los Bills hicieron un Draft en el que cubrieron prácticamente todos sus huecos. El posible adiós de Richie Incognito y el hecho de que Kyle Williams no va a jugar para siempre ponían a Buffalo contra la pared, sin embargo, tomaron a Harrison Phillips y Wyatt Teller, dos elementos que son vistos con buenos ojos y con buenas calificaciones previo al Draft.

Aunado a ello, los Bills tomaron a dos receptores de bajo perfil pero que podrían aprender mucho de Kelvin Benjamin. Tal vez sólo uno librará el corte entre McCloud y Proehl, sin embargo, aquí los Bills buscaron protegerse, ya que ambos jugadores también encajan en la posición de corredor, por lo que podrían dar mayor versatilidad al ataque de Sean McDermott.

Deja un comentario

Your email address will not be published.