Análisis del Draft NFL 2018 de los Green Bay Packers

  • Fue el primer proceso de selección con Brian Gutekunst como general manager. Esperábamos ver qué tanto continuaría o cambiaría la orientación del Draft respecto del anterior GM, Ted Thompson.
  • Los Packers poseían el pick no. 14 del Draft, su selección más alta desde 2009 (pick 9). Su último acierto estelar en primera ronda fue en ese mismo año, pero con una selección más baja (Clay Matthews III, pick 26).
  • Green Bay entró a este Draft con 12 picks que le daban un buen margen de maniobra para subir o bajar posiciones sin comprometer sus selecciones de futuros Drafts.

La política de Draft de los Packers privilegia el talento sobre la necesidad. Si bien el equipo entraba con huecos enormes en numerosas posiciones (OT, TE, WR, edge rusher, OLB, CB, S) no se descartaba la posibilidad de un cambio para seleccionar en el Top-10 o bajar aún más de modo que el mejor jugador disponible se ajustara al valor del pick en el tablero de la directiva.

Al final el plan A de los Packers se canceló cuando los Saints ofrecieron su primera ronda (pick 27), quinta (147) y nada menos que su selección de primera ronda de 2019 a cambio del pick  número 14. “Demasiado bueno para dejarlo pasar”, según el mismo Gutekunst. Aceptó el trato y poco después cambió esa selección 27 más una tercera ronda (pick 76) y una quinta (186) por la número 18 de los Seahawks.

Selecciones del Draft NFL 2018 de los Green Bay Packers

Ronda Pick Posición Jugador Universidad
1 18 CB Jaire Alexander Louisville
2 45 CB Josh Jackson Iowa
3 88 LB Oren Burks Vanderbilt
4 133 WR J’Mon Moore Missouri
5 138 G Cole Madison Washington State
5 172 P JK Scott Alabama
5 174 WR Marquez Valdes-Escanting South Florida
6 207 WR Equanimeous St. Brown Notre Dame
7 232 DE James Looney California
7 239 LS Hunter Bradley Mississipi State
7 248 OLB Kendall Donnerson Southern Missouri State

La mejor selección de los Packers en el Draft NFL 2018

Josh Jackson – CB

Esta conclusión no se basa en quién será mejor jugador en el futuro sino quién ofrece mayor valor ahora mismo según su lugar de selección. Jairie Alexander (pick 18) es para algunos el mejor CB de esta camada pero si los Packers se hubieran mantenido en el lugar 14 se hubieran podido llevar a una ancla defensiva de mayor peso como el S Derwin James o el LB Tremaine Edmunds.

Lo bueno para este equipo fue que Josh Jackson (alto, de largos brazos, gran cazador de balones y comparado por los scouts con Richard Sherman) cayó hasta la selección 45 después de que su velocidad en el Combine afectó sus bonos en el Draft. De cualquier forma era considerado como talento de final de primera ronda o inicios de segunda y llevárselo a estas alturas no sólo parece un robo, sino que de pronto la posición de CB luce revitalizada, joven, profunda y estable más allá del corto plazo.

La selección más cuestionable de los Packers en el Draft NFL 2018

JK Scott y Hunter Bradley – Punter y Long Snapper

Leyeron bien: pateador de despeje en quinta ronda, selección 172 global. Teniendo picks para aventar hubiera sido mejor intercambiar esta selección o, si el plan era ponerse creativos, hacerlo en otras posiciones. Tampoco hubiera sido un pecado seleccionar una posición de necesidad, pero nada, los Packers son más papistas que el Papa a la hora del Draft y este debió ser el jugador más alto en su tablero en ese momento (dos picks después se llevaron un WR). Lo peor fue que Gutekunst no se detuvo aquí sino que fue en la séptima ronda por… un long snapper.

Dos selecciones para equipos especiales que por una bicoca se resuelven en Agencia Libre, Equipos de Prácticas o de plano haciendo trades baratos y no en el Draft que, se supone, es el recurso más preciado de los Packers y debería usarse para posiciones más relevantes. Más vale que resulten verdaderas estrellas o al menos ofrezcan estabilidad por muchos años, porque ahorita lucen como oportunidades desperdiciadas.

Conclusión

El primer Draft bajo el mando de Brian Gutekunst luce a corto plazo como bueno a secas. Sabíamos que no se despegaría completamente de lo hecho por Thompson y sobrecargó posiciones de necesidad sin sacrificar valor al momento del pick (2 CB en las dos primeras rondas, 3 WR en total). El peso del Draft estuvo en el lado defensivo en cuanto a las prioridades de selección, un acierto tras el pobre desempeño en esa área y su cambio de coordinador.

Lo que le baja puntos a Gutekunst es el desperdicio de dos valiosas selecciones en equipos especiales y apenas voltear a ver su pass rush (en general pobre, avejentado y propenso a lesiones). También dejó la posición de Tight End a merced de un Jimmy Graham que ni se volverá mejor, ni más joven ni más sano.

Eso sí, el panorama amplio mejora porque algunos analistas coinciden en que el Draft 2019  tendrá mayor talento en general; desde ahora y con dos selecciones en esa primera ronda, los scouts y la afición de los Packers empiezan a emocionarse imaginando las posibilidades. En perspectiva y gracias a la urgencia de los Saints, Green Bay pudo darse el lujo de no presionarse por llenar huecos ahora mismo, sino ligar el proceso de este año con el Draft de 2019 para mantener un equipo contendiente hasta el retiro de Aaron Rodgers.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.