La intercepción que rompió el vestidor de los Seahawks

La intercepción que rompió el vestidor de los Seahawks

Kathy Willens

AP

El exala defensiva de Seattle, Cliff Avril, fue entrevistado en un programa de radio donde explicó lo sucedido después de perder el Super Bowl XLIX.

Jorge Herrera
Estados Unidos Actualizado: 26 mayo 2018 14:49h EDT

Estar a una yarda de ganar un segundo Super Bowl de manera consecutiva debe de ser una de las emociones más extremas dentro del mundo de la NFL. Ser interceptado y perder el encuentro por ello, debe ser el peor sentimiento de todos.

Esto le sucedió a los Seattle Seahwaks durante el Súper Tazón XLIX cuando Malcolm Butler anticipó al receptor Ricardo Lockette, después de una errónea decisión del coordinador ofensivo Darrell Bevell. Los Seahawks venían de dominar el juego por tierra, pero, por alguna razón, el cuerpo de entrenadores decidió no darle la oportunidad al cinco veces nombrado ProBowler Marshawn Lynch para devolverle la gloria a su franquicia.

 

Después de ese día, los rumores comenzaron a aparecer y se hicieron grandes menciones de que el vestidor se había quebrantado y que algunos jugadores no sabían si seguir confiando en las decisiones de Pete Carroll como head coach. Nadie dentro del grupo confirmó estos dichos en ese entonces, pero ahora todo parece salir a la luz.

Del roster se han ido jugadores clave de esos años exitosos de los Seahawks como lo fueron Richard Sherman, Michael Bennet y el ala defensivo Cliff Avril, quien ha sido el primero en alzar la voz con respecto al tema durante el podcast NFL: The Dave Dameshek Football Program.

“Independientemente de quién haya tenido la culpa, la situación fue de lo peor”, declaró Avril a Dameshek. “Es el hecho de que estuvimos tan cerca y no logramos obtenerlo. Pienso que varios de los muchachos se desanimaron con el mensaje”.

Sí creo que el equipo dejó de creer en lo que el coach Carroll decía. En lugar de hacer lo que pensabámos que era la esencia del equipo, pasó todo lo contrario en esa jugada en particular”, añadió el defensa durante el programa.

También cree que esto fue la gota que derramó el vaso dentro del grupo de veteranos que comenzaron a cuestionar a Carroll y más por haber sido quien tomó toda la culpa de la decisión tomada en ese entonces para proteger a su coordinador.

“A veces es difícil, dos campeonatos son mejor que uno”, dijo el agente libre. “Uno piensa en lo que pudo haber sido. Si hubiéramos ganado ese Super Bowl, creo que hubiéramos ganado otro en los dos años que siguieron”.

Ante estas declaraciones, Danny Kelly de The Ringer y Will Brinson de CBS Sports tuvieron un plática en la que Kelly tenía claro que esto pasaría tarde o temprano: “Todos lo podíamos ver, por mucho tiempo fue denominada la peor jugada en la historia de la NFL. Ello les robó lo que pudo haber sido un enorme legado”.

La última temporada, los Seahawks no pudieron ni alcanzar los Playoffs (9-7) y esta temporada han dejado ir a varios jugadores franquicias ya mencionados. Habrá que ver cómo enfrenta Carroll el siguiente curso.

Deja un comentario

Your email address will not be published.