Las 5 mejores clases de quarterbacks de todos los tiempos (Parte I)

 

5.- Clase del Draft NFL 2012

Miembros destacados: Andrew Luck, Robert Griffin, Ryan Tannehill, Russell Wilson, Kirk Cousins, Nick Foles

Este Draft no tiene mucho de haberse realizado; dentro de su clase Andrew Luck encabezó la camada, siendo considerado el mejor QB desde Peyton Manning en 1998. Muy pronto demostró su calidad a nivel profesional, aunque las lesiones y lo irregular de su equipo han opacado sus actuaciones en los últimos dos años. Por otro lado, Robert Griffin III ganó el premio al Novato del Año en 2012 aunque después una terrible lesión y sus problemas con el staff en Washington y Cleveland sepultaron su carrera. Hablar de Griffin a largo plazo será interesante, ¿fue un bust? En lo personal no lo creo, pues demostró que tenía las herramientas para triunfar en la NFL pero su carrera fue muy mal llevada.

Entre los QB “normalitos” o francamente malos figuran Ryan Tannehill, Brandon Weeden y Brock Osweiler. Weeden fue el único catalogado como desastre de inicio a fin; a favor de Osweiler podemos decir que fue fue pieza fundamental para el campeonato de los Broncos en 2015, aunque desde entonces ha tenido terribles actuaciones. Tannehill ha tenido destellos, pero las lesiones y un pésimo equipo como los Dolphins lo han hecho un mariscal común y corriente, quizá en otro lugar hubiese tenido mayor suerte, aunque su carrera aun podría salvarse.

Por último, llegamos a los que volaron bajo en el radar, pero que han sido los más exitosos en los últimos tres años. Russell Wilson fue un robo en la tercera ronda, convirtiéndose en el mariscal franquicia de los Seahawks y quedándose a una intercepción de ganar dos Super Bowls de manera consecutiva. Hoy es la piedra angular de Seattle y aún tiene futuro por delante.

Nick Foles también fue tomado en la tercera ronda con el pick 88, su carrera ha estado llena de altibajos. En 2013 tuvo una de las mejores temporadas para un QB al lanzar para 27 anotaciones y sólo dos intercepciones, incluyendo un juego con siete touchdowns. Lamentablemente, en la evolución de su carrera se cruzó Chip Kelly, quien lo envió al cementerio de pasadores con Jeff Fisher. Luego de ver su carrera casi sepultada, la temporada pasada fuimos testigos de cómo logró mantener vivas las aspiraciones de los Eagles tras la lesión de Carson Wentz para coronarse frente a Tom Brady en el Super Bowl LII, en una de las mejores actuaciones para un quarterback en el Súper Domingo.

Finalmente Kirk Cousins fue tomado en la cuarta ronda con el pick 102, algo calificado como un movimiento bastante extraño de los Redskins tras haber tomado con 100 picks de antelación a Griffin. Desde novato mostró cosas interesantes como proyecto a mediano plazo y eventualmente se hizo con la titularidad del equipo. Luego de un par de temporadas con problemas de contrato con los Redskins acaba de ganarse el mejor contrato en la historia para un quarterback con los Vikings. En su haber apenas tiene una aparición en Playoffs como titular, pero los Redskins han sido una de las peores franquicias en las últimas dos décadas y con los Vikings Cousins podría encontrar el éxito y talento colectivo que tanto necesita.

4.- Clase del Draft NFL 1957

Miembros destacados: John Brodie, Len Dawson, Sonny Jurgensen, Jack Kemp, Milt Plum

No serán los nombres más recordados para las nuevas generaciones pero fueron parte importante en sus respectivos equipos y fundamentales para la evolución de la liga.

El menos condecorado es Milt Plum quien fue elegido en la segunda ronda con el pick 17 por los Cleveland Browns. Como novato perdió el juego de campeonato frente los Detroit Lions en 1957 y a partir de ahí se convirtió en titular hasta 1961, se encargó de darle el balón principalmente a Jim Brown. Durante sus años en Cleveland no ganó nada y en 1962 llegó a los Detroit Lions, pero su estadía fue opacada por el nacimiento de la leyenda de Vince Lombardi con los Green Bay Packers.

Jack Kemp fue seleccionado con el pick 203 en la ronda 17 por los Detroit Lions, sin embargo fue cortado y tuvo que esperar hasta 1960 para figurar en la AFL, donde se convirtió en la primera estrella de Los Angeles Chargers, equipo con el que perdió en el juego de campeonato frente a los Oilers en 1960 y 1961 bajo las ordenes de Sid Gillman. En 1962 Gillman lo puso en waivers y Lou Saban de los Bills lo reclamó, con lo que inicio una era de éxito para los Bills.

En 1964 y 1965 Kemp ganó el campeonato de la AFL precisamente ante su exequipo, en 1966 los Bills se quedaron a un juego de disputar el primer Super Bowl luego de caer frente a los Chiefs en el campeonato de la AFL. Kemp tuvo 5 premios como All-AFL y fue el MVP de la AFL en 1965. Si bien Kemp no triunfó en la NFL fue parte importante para que se diera la fusión y se formara la liga que conocemos hoy en día.

Los 49ers son tal vez la mejor franquicia en cuanto a historia de quarterbacks, ya conocemos a Joe Montana y a Steve Young, ahora tienen una gran ilusión con Jimmy Garoppolo, pero en los viejos tiempos tuvieron a Y.A. Tittle y a John Brodie. Elegido en la primera ronda con el pick 3, Brodie tuvo que esperar algunos años para hacerse de la titularidad ya que Tittle era uno de los mejores en su posición. Finalmente en 1961 se hizo con la titularidad y no volvió a soltar el puesto hasta 1973.

Los Niners eran de las peores franquicias en la NFL y hasta 1970 Brodie pudo tener un poco de éxito cuando llegó al juego de campeonato de la NFC frente a los Dallas Cowboys. Dicha temporada también le valió su reconocimiento como All-Pro y MVP de la liga. En 1971 y 1972 Brodie cayó de nuevo ante los Cowboys en los juegos de campeonato y divisional respectivamente, naciendo así la rivalidad entre Cowboys y Niners. Brodie puso a San Francisco en el mapa y al momento de su retiro sus 31 548 yardas eran la cuarta mayor cantidad para un QB sólo detrás de su mentor Y.A Tittle, Frank Tarkenton y Johnny Unitas.

Sonny Jurgensen es uno de los quarterbacks menos valorados en la historia de la liga. Al igual que Brodie tuvo que esperar para hacerse con la titularidad en los Eagles donde el titular era Norman Van Brocklin, la leyenda que le dio al equipo su último campeonato hasta el Super Bowl LII. Jurgensen no encontró la fortuna como titular en los Eagles sino en los Redskins, donde bajo el mando de Otto Graham y después con Vince Lombardi se convirtió en uno de los mejores quarterbacks de la liga. Sin embargo las lesiones le dieron la titularidad a Billy Kilmer, quien llevó a Washingon al Super Bowl VII ante los Dolphins de récord perfecto.

Kilmer y Jurgensen siguieron alternando la titularidad pero el primero era el verdadero titular del coach George Allen, por lo que Jurgensen optó por el retiro en 1974. Jurgensen desplazó a John Brodie del cuarto puesto de más yardas lanzadas para un QB, su lugar en la historia no debe ser olvidado pues incluso fue miembro del equipo de la década de los 60 junto con Bart Starr y Johnny Unitas, además de entrar al Hall of Fame en 1983.

Por último tenemos a Len Dawson, quien fue elegido un par de lugares después de John Brodie por los Pittsburgh Steelers. Con la llegada de Bobby Layne en 1958, Dawson fue enviado a los Cleveland Browns un año después, donde perdió la batalla por la titularidad ante a Milt Plum. Lo que parecía otra carrera perdida dio un giro cuando firmó con los Dallas Texans en 1962 , donde bajo la guía de su excoach colegial Hank Stram conquistó su primer título de la AFL frente a los Oilers, además del premio MVP en la AFL. En 1963 el equipo se convirtió en los Kansas City Chiefs y finalmente en 1966 vencieron a los Bills de Jack Kemp en el juego de campeonato de la AFL que otorgó el boleto al primer Super Bowl, donde Dawson y los Chiefs cayeron ante los Green Bay Packers por 35-10.

Pese a fracasar en el primer intento de la AFL por demostrar su poder frente a la NFL, en 1969 siguieron el ejemplo de los Jets, y se coronaron en la AFL para posteriormente vencer a los Vikings en el Super Bowl IV, el último campeonato antes de la fusión de las ligas. Dawson fue tres veces campeón de la AFL, campeón del Super Bowl IV y MVP de la AFL en 1962; en 1987 ingresó al Hall of Fame.

La historia que guarda cada una de estas clases es muy amplia y por ello revelaremos la tercera y segunda del ranking en la próxima entrega. Espero tus comentarios, anécdotas y opiniones sobre este apasionante tema.

Deja un comentario

Your email address will not be published.