Brady explica por qué aceptó la suspensión del “Deflategate”

Brady explica por qué aceptó la suspensión del “Deflategate”

Getty Images

El quarterback de los Patriots reconoció que no podía ganar la batalla en los juzgados y relató cómo pasó ese mes de septiembre de 2016.

Estados Unidos Actualizado: 19 junio 2018 14:08h EDT

La charla que Tom Brady tuvo con Oprah Winfrey sigue dando de qué hablar.

La exitosa conductora y empresaria logró que ‘TB12’ hablara del retiro y no dejó pasar la oportunidad de preguntarle por el infame caso del “DeflateGate”, que hace un par de años le costó una suspensión de cuatro partidos.

Y, por primera vez, el quarterback de los Patriots explicó la razón por la cual desistió de la batalla que libraba con el comisionado Roger Goodell.

“Demasiada ansiedad”, le dijo Brady a Oprah. “Me di cuenta que no podía ganar. La atención estaba dividida y estaba cansado, cansado de despertar y tener una llamada telefónica con alguien de la Asociación de Jugadores. Dije, ‘Sabes qué, voy a utilizar esto como una oportunidad, para tener el mes de septiembre libre por primera vez en 16, 21 años, y voy a aprovechar esto’”.

Brady relató que durante ese mes visitó a su madre (enferma de cáncer) en California y también aprovechó para pasar unas vacaciones con su esposa en Italia.

“Fue el mejor mes que haya tenido”, dijo Brady. “De alguna manera, fue una gran experiencia. Creo que recuerdas esas experiencias y fue una experiencia realmente dura en mi vida”.

Durante la victoria de los Patriots 42-20 sobre los Colts en la Semana 11 de la campaña 2014, el safety de Indianapolis Mike Adams interceptó dos pases a Brady y le entregó los balones al asistente de los Colts, Brian Seabrooks.

Seabrooks y Sean Sullivan, asistente de equipamiento, examinaron los balones y notaron que estaban más suaves de lo normal al momento de apretarlos.

En enero de 2015, en el segundo cuarto del Juego por el Campeonato de la AFC, D’Qwell Jackson, linebacker de los Colts, interceptó un pase de Brady. El balón llegó nuevamente a manos de Seabrooks, quien notó que se sentía similar a los del juego en noviembre.

Seabrooks le llevó el ovoide a Sullivan, quien alertó a los oficiales que tenía menos aire de lo normal y ello desató la investigación y el escándalo que hoy es conocido como “Deflategate”.

Los balones fueron reinflados antes de la segunda mitad y los Patriots derrotaron a los Colts 45-7 para avanzar al Super Bowl XLIX, que eventualmente New England ganó 28-24 a Seattle en Glendale, Arizona.

“No alteré el balón de ninguna manera”, aseguró Brady en conferencia de prensa. “No tengo conocimiento de nada. No tengo conocimiento de ninguna trampa”.

Después de una investigación, la NFL publicó un informe de 243 páginas, que llegó a la conclusión que era “más probable que no, que Brady al menos estaba al tanto” de alguna irregularidad que resultó en la liberación ilegal de aire de los balones. El informe usó, entre otras cosas, las conversaciones de mensajes de texto entre Brady y tres de los asistentes de los Patriots como evidencia para respaldar sus conclusiones.

El 11 de mayo de 2015 la NFL anunció que Brady sería suspendido por los primeros cuatro partidos de la temporada y que los Patriots serían multados con un millón de dólares; además, perderían sus selecciones de primera ronda en el Draft 2016 y de cuarta ronda en 2017.

En junio, Brady y su abogado, Jeffrey Kessler, se reunieron con Goodell en Nueva York para apelar la suspensión. Pero días después el comisionado reiteró la suspensión.

La disputa en los tribunales se alargó y Brady pudo jugar la campaña 2015, pero en julio de 2016 anunció que no habría más apelaciones y que aceptaba la suspensión de cuatro partidos que le impuso la liga.

Deja un comentario

Your email address will not be published.