Los cinco touchdowns más extraños de la historia

Los cinco touchdowns más extraños de la historia

Getty Images

Con el paso de los años, la NFL ha presenciado múltiples anotaciones, sin embargo, hay algunas que salen de lo común y se quedan grabados en la memoria.

Estados Unidos Actualizado: 24 junio 2018 15:00h EDT

Las anotaciones le dan vida al deporte. En la NFL, cada touchdown vale la pena debido a lo complicado que resulta llegar a la zona prometida. A lo largo de la historia, han existido distintas carreras o pases completos sumamente extraños que se quedaron grabados en la memoria de todos los aficionados y en AS USA hacemos un recuento de todos esos mágicos momentos.

5 | Brad Johnson y su autopase de anotación

Fecha: 12 de octubre de 1997

Juego: Panthers vs. Vikings

El quarterback de Minnesota, Brad Johnson, lanzó un pase que golpeó las manos de un jugador de la línea defensiva. Inmediatamente, el mariscal reaccionó, atrapó el ovoide y recorrió las diez yardas necesarias para entrar a la zona de anotación y tomar la ventaja 14-7 en el último cuarto. Casi diez años después, Marcus Mariota hizo lo mismo en el duelo entre Titans y Chiefs.

4 | Anotar o no, esa es la cuestión

Fecha: 5 de febrero de 2012

Juego: Giants vs. Patriots

En el Super Bowl XLVI, Giants y Patriots se enfrentaron para definir al campeón de la temporada 2011. Con el marcador en contra, Eli Manning acercó a su equipo hasta la yarda seis rival y le entregó el ovoide al corredor Ahmad Bradshaw con 57 segundos restantes. Con el marcador 14-17 a favor de New England, el running back penetró por el centro y dudó en entrar o no a la zona de anotación. Lo hizo y, aunque sus contrincantes lo intentaron, ese touchdown le dio la victoria a los de la Gran Manzana.

3 | La irreal recepción de Antonio Freeman

Fecha: 6 de noviembre del 2000

Juego: Vikings vs. Packers

La regla lo dice: si el ovoide toca el césped, automáticamente se convierte el bola muerta. Bueno, pues Antonio Freeman se convirtió, momentáneamente, en el piso para que no sucediera dicha situación. El pase de Brett Favre por poco termina en un error, pero el receptor utilizó su cuerpo para evitar que la jugada acabara y, tras levantarse, el receptor ingresó a las diagonales para darle la victoria a su equipo por marcador de 26-20 en tiempo extra.

2 | ¿Y la patada de despeje?

Fecha: 9 de agosto de 2009

Juego: Bills vs. Titans

En el tradicional partido del Hall of Fame, los Titans se dignaron a hacer una de las jugadas más atrevidas y uno de los engaños mejor ejecutados en la historia. El pateador A.J. Trapasso recibió el centro y, tras la presión de los Bills, escondió el ovoide en su espalda, evitó el bloqueo de dos rivales y recorrió más de 40 yardas para anotar.

1 | El regreso más largo de la NFL

Fecha: 23 de octubre de 1994

Juego: Rams vs. Saints

Siempre hay que asegurarse que la jugada haya finalizado por completo. Robert Bailey, regresador de patadas de los Rams, aprovechó la distracción de sus rivales, quienes creían que el balón ya estaba muerto, para anotar el regreso más largo en la historia. El ovoide picó en el fondo de la zona de anotación y el integrante de Los Angeles lo tomó, corrió 103 yardas y consiguó su touchdown sin problema alguno.

https://twitter.com/RamsNFL/status/933427884370169857

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.