El receptor abierto Michael Thomas apunta a la élite en la NFL

METAIRIE — Una pequeña trivia: ¿quién posee el récord de la NFL por la mayor cantidad de recepciones a lo largo de sus dos primeros años de carrera?

Está bien, el título de esta nota probablemente regaló la respuesta. Pero guárdenla para sus amigos que no sean aficionados de hueso colorado de los New Orleans Saints o Ohio State Buckeyes.

Porque a pesar de que el receptor abierto Michael Thomas se ha destapado de gran manera a lo largo de los últimos dos años con un total de 196 recepciones para 2,382 yardas y 14 touchdowns, se ha visto un poco ensombrecido por los también jóvenes estelares de los Saints, Alvin Kamara y Marshon Lattimore.

Eso debe cambiar pronto al tiempo que el hombre conocido como “Can’t Guard Mike” de 6 pies con 3 pulgadas y 212 libras continúe cimentando su sitio entre los receptores de élite como Julio Jones, Antonio Brown y Odell Beckham Jr.

“Siento que eso llegará”, dijo Thomas, quien siguió siendo el jugador más dominante sobre el campo durante las actividades organizadas del equipo en la primavera antes de perderse el minicampamento de los Saints por un motivo no especificado. “Cuando miras a los tipos que son los mejores receptores de la liga, todos ellos han jugado múltiples años. Así que se trata de mantenerse consistente. Es apenas mi segundo año, así que todos desean ver qué hago ahora. Y siento que eso es lo que lo hace divertido. Es para lo que vivo, ser capaz de tomar ese siguiente paso y luego ver lo que dicen, y entonces tomar ese siguiente paso.

“Y luego una vez que los números se alineen al final del día, siento que voy a estar allí con los mejores. Y es lo único que puedo controlar”.

Thomas siempre ha mostrado mucho respeto y deferencia a sus compañeros, y hasta el momento no ha demandado públicamente a los Saints “¡Simplemente denme el maldito balón!”, como su famoso tío y ex receptor abierto de la NFL, Keyshawn Johnson.

Pero Thomas tampoco intenta ocultar su confianza y grandes aspiraciones.

Después de todo, hizo de “Cantguardmike” su cuenta de Twitter incluso antes de convertirse en un estelar para Ohio State, y nunca le ha temido a respaldarlo.

“Era un gran fanático de Allen Iverson, y él era ‘The Answer'”, dijo Thomas. “Y jugando como receptor abierto, quieres que tu mentalidad sea, como, que nadie te puede cubrir. Y quieres jugar así y caminarlo como lo hablas”.

Los Saints han sido conocidos por repartir el ovoide durante la era Sean Payton-Drew Brees. Pero con todo respeto para Marques Colston, Jimmy Graham, Joe Horn y Brandin Cooks, es posible que Thomas sea el mejor receptor que hayan tenido en New Orleans.

Las fortalezas de Thomas incluyen su habilidad para escudarse de los defensores con su tamaño, sus grandes manos y su amplio radio de recepción. Ha atrapado el 74.2 por ciento de sus objetivos en su carrera, lo que ranquea segundo en la NFL entre receptores abiertos a lo largo de las últimas dos campañas (detrás únicamente de Cordarrelle Patterson) según ESPN Stats & Information.

Pero también puede hacer jugadas campo abajo y sumar yardas luego de la atrapada. Sus 921 yardas después de la recepción ranquean tercero en la NFL a lo largo de las últimas dos temporadas entre receptores abiertos (por detrás de Golden Tate y Jarvis Landry, y por delante de Jones y Brown).

Brees, mientras tanto, dijo que lo que destaca más de Thomas para él es “simplemente su mentalidad y su ética de trabajo para mejorar, todos y cada uno de los días”.

“Cada repetición es la más importante del día, si no es que de su vida”, dijo Brees. “Cada repetición es una repetición de juego, cada repetición es una repetición de Super Bowl. Así que, no muchos tipos con los que he jugado son tan competitivos. Digo, no existe realmente una situación en la que diga, ‘Ahh, voy a descansar en esta’, o, ‘No le voy a tomar esto en serio’. No. Digo, cada repetición es la misma mentalidad. Así que sabes lo que recibirás de él todos los días.

“Y esos son los mejores compañeros. Así que eso amo de él. Pienso que es una de sus mejores cualidades. Creo que es la mejor cualidad que un jugador pueda tener”.

Eso es un gran elogio de Brees. Pero Thomas se lo ha ganado desde que fuera reclutado en la segunda ronda del 2016, y nunca más que en los playoffs del 2017.

Thomas tuvo ocho recepciones para 131 yardas en el triunfo de los Saints por 31-26 sobre los Carolina Panthers en la ronda de comodines, Luego, atrapó siete envíos para 85 yardas y dos touchdowns durante la derrota de ronda divisional frente a los Minnesota Vikings.

Brees rutinariamente se dirigió a Thomas en la segunda mitad de ese partido en Minnesota al tiempo que los Saints remontaron un déficit de 17-0 para tomar una ventaja de 24-23, no obstante Thomas estaba siendo cubierto por el esquinero All-Pro, Xavier Rhodes.

Thomas dijo que eso “definitivamente” significó mucho para él, porque desea ser el tipo de jugador en el que su equipo confía en momentos grandes de partidos grandes.

“Amo la competencia. Amo enfrentarme al talento. Es lo que te mantiene honesto, es lo que te hace descubrir lo que eres”, dijo Thomas. “Perdimos [ante los Vikings] en el primer partido del año, y era como un juego donde podíamos responder, y podías mostrar que mejoraste y no solamente decirlo… simplemente salir allá y competir. Y siento que me dio la oportunidad para hacerlo, y simplemente deseaba estar allá y hacer jugadas”.

Thomas puede enfrentar a uno de los mejores todos los días en la práctica, también –Lattimore– el Novato defensivo del Año reinante.

Sus enfrentamientos cara a cara fueron lo más destacado de las actividades organizadas del equipo. Aunque Thomas superó a Lattimore en el puñado de sesiones de prácticas que fueron abiertas a los medios, Lattimore insistió que Thomas solo estaba “presumiendo para las cámaras”.

Thomas dijo que no ha hecho cambios drásticos a su juego o físico en este receso de temporada como lo hizo el año pasado, cuando sumó unas 10 libras de músculo para llegar a las 220.

Pero dijo que ha sido más disciplinado con su dieta y subir el tipo de peso adecuado. Y ha estado enfocado en todos los “pequeños detalles” para elevar su juego al siguiente nivel, cosas como “saber el libro de jugadas, estar en el lugar correcto en el momento correcto, conocer las coberturas más exóticas y lo que planea la defensiva para neutralizarlo”.

Thomas dijo que su enfoque es, “No volverme complaciente. No dejar que nada se me suba a la cabeza, confiar en mis coaches, confiar en lo que me trajo aquí”.

Si sigue haciendo lo que ha estado haciendo, la pregunta de trivia será más sencilla en años venideros.

1 comentario

    • Rey Cowboy on 02/07/2018 at 9:11 am
    • Responder

    Muy interesantes estos datos,sin dudas es de la elite y de mantener el paso sera de lo mejor en los años venideros.

Deja un comentario

Your email address will not be published.