El Comité Asesor Universitario de la NFL

No hay garantías en el Draft de la NFL. El Comité Asesor Universitario se asegura de que los jugadores tengan toda la información correcta.

Para algunos, el Draft de la NFL sirve como “examen final” para medir la habilidad que cada club tiene para determinar y elegir talento.

Los clubes se basan en miles de informes de cazatalentos, evaluaciones médicas e interacciones personales para decidir qué jugadores pueden dar vuelta una franquicia con problemas o llenar huecos para convertir un buen equipo en uno excepcional.

Antes de que los clubes elijan a un único jugador, Operaciones de Fútbol Americano de la NFL realiza un proceso exhaustivo para verificar la elegibilidad de los jugadores para el Draft. Esto significa que el departamento de Personal Jugador de la NFL investiga y verifica la historia de participación educativa y atlética de miles de jugadores que pueden ser elegibles para el Draft. El personal de la liga revisa las guías de medios y sitios web de los equipos universitarios, contacta a los entrenadores universitarios, oficiales de cumplimiento y administradores de fútbol americano y se comunica con los estudiantes atletas.

 Antes de que los Rams seleccionaran a Jared Goff como la primera elección del Draft de la NFL de 2016, Goff tuvo que solicitar la elegibilidad especial para poder ingresar al Draft después de su tercera temporada en Cal. (Fotografía de AP /Charles Rex Arbogast)

Antes de que los Rams seleccionaran a Jared Goff como la primera elección del Draft de la NFL de 2016, Goff tuvo que solicitar la elegibilidad especial para poder ingresar al Draft después de su tercera temporada en Cal. (Fotografía de AP /Charles Rex Arbogast)

En años recientes, la cantidad de estudiantes de los primeros años que han solicitado un ingreso temprano al Draft (“elegibilidad especial”) ha incrementado constantemente. En determinados casos, puede ser la mejor decisión para el jugador; sin embargo, en la mayoría de los casos, la habilidad o historia del jugador hace que el jugador sea elegido en un lugar más bajo que el previsto, o que no sea elegido. En estos casos, el jugador pierde el resto de su elegibilidad universitaria y pierde su mejor posibilidad de obtener un título y al mismo tiempo mejorar sus habilidades de fútbol americano.

Para ayudar tanto a los clubes, que quieren jugadores listos para la NFL en el Draft, como a los estudiantes atletas, que buscan ingresar al Draft temprano, la NFL depende de su Comité Asesor Universitario. El Comité, que incluye evaluadores de alto nivel de clubes de la NFL y directores de las dos organizaciones de cazatalentos aprobadas de la liga (National Football Scouting y BLESTO), asesora a los estudiantes de los primeros años sobre sus posibilidades para el Draft antes de que realicen una solicitud formal a la liga para participar en el Draft.

Año Jugadores que obtuvieron elegibilidad especial
2015 74
2014 98
2013 73
2012 65
2011 56
2010 53
2009 46
2008 53
2007 40
2006 52
2005 51

En 2015, 86 estudiantes de los primeros años declararon su intención de ingresar al Draft de la NFL, un 20 por ciento menos que los 107 estudiantes que declararon su intención en 2014.

Hubo una caída aún más pronunciada (30 por ciento) en el número de estudiantes de los primeros años que recibieron una evaluación oficial de la NFL antes de decidir si ingresar o no al Draft: 149 en 2015, en comparación con 214 en 2014.

La disminución en las evaluaciones y los ingresantes al Draft resultó en cambios al proceso del Comité Asesor Universitario para determinar si los estudiantes de los primeros años están listos para el deporte profesional. Conforme a las pautas de la NFL emitidas en el verano de 2014, una universidad puede solicitar evaluaciones solo para cinco jugadores, con excepciones determinadas según el caso; anteriormente, no había un límite para la cantidad de jugadores de un equipo que podían ser analizados.

“Mientras que a algunos les gusta debatir sobre las ventajas de ingresar temprano al Draft, una cosa es cierta: completar su educación brinda más oportunidades y más libertad financiera luego del fútbol americano”.

 TROY VINCENT, VICEPRESIDENTE EJECUTIVO DE OPERACIONES DE FÚTBOL AMERICANO DE LA NFL

También se revisó el sistema de calificaciones. En los años anteriores, el Comité calificaba a los jugadores en una de cinco categorías: potencial elección en primera ronda, potencial elección en segunda ronda, potencial elección en tercera ronda, sin potencial para elección en las primeras tres rondas o sin potencial para elección. Las nuevas calificaciones son mucho más simples: potencial elección en primera ronda, potencial elección en segunda ronda, o ninguna de las anteriores, que es efectivamente una recomendación para permanecer en la universidad.

Luego de la temporada universitaria de 2014, el Comité Asesor Universitario evaluó a 149 estudiantes de los primeros años, 53 de los cuales (35,6 por ciento) declararon su elegibilidad para el Draft de la NFL de 2015.

De esos jugadores, 20 (7,45 por ciento) fueron calificados como potenciales elecciones en primera o segunda ronda (6 potenciales elecciones en primera ronda y 14 potenciales elecciones en segunda ronda). De hecho, de esos 20 jugadores, 18 (90 por ciento) fueron seleccionados en las dos primeras rondas. Los otros dos fueron seleccionados en la tercera ronda.

La tasa de precisión del 90 por ciento del CAC para el Draft de la NFL de 2015 es similar a su precisión del 90,9 por ciento al evaluar a los candidatos de primera o segunda ronda en 2014. En promedio, el 85,8 por ciento de los estudiantes de los primeros años que recibieron una calificación de primera o segunda ronda y declararon para el Draft de la NFL han sido seleccionados en las primeras dos rondas desde 2010.

Año Porcentaje de estudiantes de los primeros años calificados como potencial elección en primera o segunda ronda que fueron elegidos en las primeras dos rondas.
2015 90,0 por ciento (18/20)
2014 90,9 por ciento (20/22)
2013 85,7 por ciento (18/21)
2012 82,4 por ciento (14/17)
2011 93,3 por ciento (14/15)
2010 72,2 por ciento (13/18)

“Queremos que el estudiante atleta tome una decisión informada”, comentó Troy Vincent, Vicepresidente Ejecutivo de Operaciones de Fútbol Americano de la NFL. “Usar nuestros recursos, tomar una decisión informada. Cada institución tiene esos recursos para cada candidato y cada entrenador principal. Los números y hechos hablan por sí solos”.

La NFL recomienda a la mayoría de los estudiantes de los primeros años que terminen su elegibilidad universitaria y obtengan un título al mismo tiempo que maduran como candidatos al fútbol americano profesional. Participar en el Draft significa que el estudiante pierde su elegibilidad restante: si no es seleccionado por un equipo de la NFL, no podrá jugar otra temporada universitaria e intentar mejorar su condición para el Draft del año siguiente.

De los 33 estudiantes atletas que declararon su intención de participar en el Draft de la NFL de 2015 a pesar de recibir la recomendación de permanecer en la universidad, solo seis fueron seleccionados en las primeras dos rondas. Los demás fueron elegidos en la tercera ronda o más tarde (21) o no fueron elegidos (6).

“Declarar la intención de participar en el Draft no garantiza el éxito en la NFL”, comentó Vincent. “Esta evaluación honesta informa al estudiante atleta, en términos muy realistas, sobre su probabilidad de ser elegido en las dos primeras rondas, o le recomienda que no debería perder su elegibilidad universitaria restante y que complete su educación mientras mejora sus habilidades para el fútbol americano y su madurez”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.