¿Podrá retomar Deshaun Watson su paso récord del 2017 en Houston?

HOUSTON — Los números muestran un marcado contraste para la ofensiva de los Houston Texans el año pasado, con o sin el quarterback Deshaun Watson.

En seis inicios como novato, Watson lideró a los Texans a un promedio de 34.7 puntos, y Houston se fue con marca de 3-3. Sin Watson, el equipo anotó un promedio de 13 puntos por encuentro, registrando una marca de 1-9 en esos duelos.

Antes de romperse el ligamento anterior cruzado a inicios de noviembre, Watson disfrutaba una campaña histórica y llevaba paso para destruir el récord para novatos en la NFL en pases de touchdown. En siete encuentros –seis de inicio, porque reemplazó a Tom Savage al medio tiempo del juego de apertura de campaña de los Texans en el 2017– Watson tiró para 1,699 yardas y 19 touchdowns con ocho intercepciones.

La marca para pases de anotación por un novato de la liga es de 26, impuesta por Peyton Manning con los Indianapolis Colts en el 1998, y empatada por Russell Wilson con los Seattle Seahawks en el 2012. Ambos jugaron los 16 duelos de sus campañas de novato.

El éxito de Watson condujo a grandes números para dos de sus receptores en seis inicios. DeAndre Hopkins estuvo cerca de eclipsar su campaña de destape del 2015, y probablemente lo hubiera conseguido en caso de que Watson se hubiera mantenido sano. Luego de una campaña a la baja con Brock Osweiler bajo centro, Hopkins volvió a su nivel All-Pro con el novato.

El par de ex estelares de Clemson disputaron siete partidos juntos. Llevar las estadísticas de Hopkins y extrapolándolas a lo largo de 16 encuentros, llevaba paso para terminar con 106 recepciones para 1,452 yardas y 17 touchdowns. Para poner eso en perspectiva, solamente dos jugadores en la historia de la NFL han alcanzado esos niveles en la misma campaña, y ambos están en el Salón de la Fama: Cris Carter en el 1995 (122 recepciones, 1,371 yardas y 17 touchdowns) y Randy Moss en el 2003 (111 recepciones, 1,632 yardas y 17 touchdowns), de acuerdo a ESPN Stats & Information.

Al final, Hopkins casi llega a esas cifras con Savage, T.J. Yates y el novato Taylor Heinicke tirándole el ovoide en la segunda mitad de la campaña, así que es probable que hubiera pasado esos números proyectados de haber seguido jugando con Watson. Hopkins finalizó con 96 recepciones para 1,378 yardas en 15 encuentros, imponiendo un récord personal con 13 touchdowns. Siete de sus touchdowns provinieron de Watson.

“Podemos ser los mejores en esta liga”, dijo Hopkins. “Puede ser el mejor quarterback. Sé que puedo ser el mejor receptor abierto, y esa es nuestra mentalidad de cara a la temporada”.

La campaña de novato de Watson también trajo buenos resultados al receptor de segundo año, Will Fuller. Se fracturó la clavícula en el campamento de entrenamiento, así que su primer encuentro de la temporada llegó hasta la Semana 5 frente a los Tennessee Titans, una victoria por 57-14. En cuatro partidos con Watson, Fuller atrapó siete pases de touchdown. No tuvo recepción de touchdown en los seis encuentros en que jugó sin Watson.

“Will Fuller [es] muy versátil”, señaló Watson. “Puede ir profundo, corto. Es un tipo que una vez que tiene el balón en las manos, es letal. Para él, ser capaz de jugar los 16 partidos y yo poder jugar los 16 partidos y mantener a todos sanos… es atemorizante.

“Podemos hacer tantas cosas. Lo vimos el año pasado en el corto lapso que tuvimos, pero nosotros simplemente debemos ser consistentes, y debemos comenzar ahora y hacerlo mientras nadie nos ve para que cuando saltemos al campo en domingos, también lo podamos hacer”.

Si el trío de Watson, Hopkins y Fuller puede mantenerse sano la próxima temporada, es claro que los Texans podrían tener uno de los mejores ataques aéreos en la NFL.

“[Nuestro] potencial [es] atraviesa el techo”, ofreció Watson. “Somos tan buenos como lo pensamos y el trabajo que invertimos.

“Tenemos un gran camino por recorrer, pero al mismo tiempo tenemos una mentalidad de que deseamos romper records juntos… e intentar alcanzar esa meta final. Pero la meta final está tan lejos de nosotros, deseamos asegurarnos de que estamos enfocados en el ahora y tomarlo un día a la vez para poder llegar a donde queremos ir”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.