Los 10 mejores jugadores en la historia de los Jets

 

0

En 1959 se estableció la franquicia de los New York Titans, perteneciente a la vieja AFL, hasta que en 1964 cambiaron a Jets. Su mayor éxito llegó en 1968, cuando consiguieron el campeonato del Super Bowl III ante los Baltimore Colts de Johnny Unitas, marcando la primera vez que un equipo de la AFL ganaba el juego grande.

La parte ilustre de su historia se formó principalmente en sus inicios, en donde se forjaron sus máximas figuras. Tras su mejor época en los años setenta, los Jets pasaron a ser una de las franquicias mediocres de la NFL con pocas cosas que presumir. A continuación te presento a los 10 mejores jugadores en la historia de los New York Jets.

Mención honorifica: Al Toon – WR

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1528234904691-0’); });

Uno de los mejores receptores en la historia de la franquicia, Toon fue elegido por los Jets en la primera ronda del Draft de 1985, se convirtió en un elemento de impacto inmediato de la ofensiva. Lideró la liga en yardas por recepción en el 1988. Fue invitado a participar en tres Pro Bowls y seleccionado en tres ocasiones All-Pro. Lamentablemente no pudo continuar con su prometedora carrera debido a una conmoción cerebral en su octavo año. Sin embargo, fue reconocido con el Anillo de Honor de la franquicia tras su retiro.

10. Mo Lewis – LB

Muchos lo recordarán por ser el jugador que envió a Drew Bledsoe al hospital para dar paso a la leyenda de Tom Brady en New England. Sin embargo, Lewis fue un jugador importante durante su estancia en New York, ademas de un líder moral. Fue capitán por siete años, invitado a tres Pro Bowls y nombrado All-Pro en dos ocasiones.

En 13 temporadas con New York Lewis consiguió 1 006 tackleadas, 56 sacks, 14 intercepciones y 4 touchdowns. En honor a sus aportes fue incluido en el equipo ideal de la década de los noventa de los Jets.

9. Nick Mangold – C

El mejor ofensivo interno en la historia de la franquicia. Mangold llegó a New York como pick de primera ronda del Draft de 2006 proveniente de Ohio State. Su calidad y constancia lo llevaron a ser considerado el mejor centro de la NFL por años. Llegando fue considerado para el premio al Novato del Año ya que solo permitió media captura en la temporada y únicamente tres castigos, sin embargo, debido a que no es usual que un centro gane dicha distinción, Mangold no pudo llevárselo.

En su carrera de 11 años jugó como titular todos los juegos en los que estuvo activo (164), lo cual le permitió ser invitado a siete Pro Bowls y nombrado dos veces All-Pro. Su brillante carrera le podría abrir las puertas de la inmortalidad del football aunque su acceso no será nada sencillo. De no entrar al Salón de la Fama es fuerte candidato a entrar en el Anillo de Honor de la franquicia.

8. Larry Grantham – LB

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1527917130683-0’); });

El mejor defensivo del equipo que vivió el cambio de New York Titans a New York Jets. Grantham fue estandarte de la franquicia en sus inicios en la NFL y parte importante del campeonato en el Super Bowl III ante los amplios favoritos Colts.

Grantham fue elegido cinco veces AFL-Star, mismas en las que fue incluido al equipo All-Pro de la AFL. En honor a su brillante paso por el equipo de New York fue galardonado con el Anillo de Honor de la franquicia.

7. Darrelle Revis – CB

El mejor back defensivo en la historia de la franquicia. Revis fue seleccionado por los Jets en la primera ronda del Draft de 2007 proveniente de Pittsburgh. A pesar del bajo nivel de competencia que tenia su universidad para scouts y analistas, Revis sobresalió por su talento a tal grado que llegó a ser comparado con jugadores de élite como Ty Law. Sus primeros años en la NFL fueron dominantes, y un cumplido por ello fue el apodo que recibió, “Revis Island”, por aislar del juego al receptor que cubría en cada partido.

La peculiar fuerza de sus piernas combinada con un gran manejo de manos le permitieron ser uno de los cornerbacks más dominantes en la NFL. En su paso por los Jets, Revis fue elegido a participar en siete Pro Bowls y nombrado cuatro ocasiones All-Pro. En 2014 consiguió ser campeón del Super Bowl con los Patriots, equipo en donde sólo jugo una temporada para regresar a New York en la etapa final de su carrera.

Su ingreso al Salón de la Fama no debe tener dificultades, puesto que es, de calle, el mejor esquinero de su época, además de que marcó un punto de referencia entre los jugadores de su generación.

6. Mark Gastineau – DE

Uno de los míticos miembros de la “New York Sack Exchange”, caracterizada por aterrorizar a los quarterbacks de su época. Gastineau no sólo es uno de los mejores defensivos en la historia de la franquicia sino del football, llegando a ser considerado en el Top-10 de la historia de pass rushers.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1528986378152-0’); });

En 1984 impuso la marca de sacks en una temporada (22), récord que duró hasta 2001 cuando Michael Strahan de los Giants lo superó con 22.5. Gastineau fue nominado a cinco Pro Bowls consecutivos y All-Pro en cuatro ocasiones. Entre otros récords con los Jets están los de más sacks en la historia de la franquicia (107) y más sacks en un partido (4). Tras su retiro recibió el Anillo de Honor de la franquicia y sigue a la espera de que le abran las puertas de Canton.

5. Winston Hill – OT

El gran guardaespaldas de Joe Namath. Winston Hill es el mejor tackle en la historia de la franquicia y uno de los héroes anónimos en la victoria del Super Bowl III. Hill podía hacer todo, desde cuidar de “Brodway Joe” hasta bloquear para el juego terrestre. Aunque fue invitado cuatro veces al Pro Bowl y designado tres como All-Pro, aun no ha conseguido su acceso al Salón de la Fama de la NFL, lo que se ha calificado como una de tantas injusticias hasta ahora en Canton.

Foto: Getty Images

4. Joe Klecko – DT

El otro miembro de la “New York Sack Exchange”. Klecko jugó 11 temporadas para los Jets como tackle defensivo, acompañando a Mark Gastineau y Marty Lyons en lo que fue una de frentes defensivos más temibles de la historia. Su estilo agresivo le permitió ser un elemento dominante ante sus adversarios, orientado al pass rush y no tanto a defender el juego terrestre. Terminó su carrera con 155 juegos como titular y consiguió 24 sacks.

Fue invitado a participar en cuatro Pro Bowls y nombrado en dos ocasiones All-Pro. Ademas en 1981 fue galardonado como Defensivo del año. En honor a su trayectoria, la franquicia decidió retirar su número 73 y otorgarle el Anillo de Honor.

3.- Curtis Martin – RB

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1528986784565-0’); });

Jugó sus primeras tres temporadas en la NFL con los Patriots antes de ser cambiado a los Jets por influencia de Bill Parcells, en donde se convirtió en uno de los mejores corredores de la historia. Martin poseía gran elusividad en campo abierto a base de velocidad. “Es el jugador más inteligente y estudioso que he conocido”, según su excoordinador ofensivo Paul Hackett. Se retiró con la cuarta mayor cantidad de yardas terrestres en la historia de la NFL (14 101 yardas). Fue nombrado cinco veces al Pro Bowl (dos veces con los Patriots y tres con los Jets) y dos ocasiones seleccionado como All-Pro.

Su brillante carrera le abrió la puerta del Salón de la Fama de la NFL en su primer intento, y los Jets decidieron retirar su número 28.

 
Vídeo cortesía de NFL.com

2. Don Maynard – WR

El mejor receptor en la historia de la franquicia. Maynard llegó como pick de novena ronda en el Draft de 1957 para ser uno de los objetivos favoritos de Joe Namath en el campo.

Junto a Namath, Klecko y Martin, Maynard es el único otro jugador cuyo jersey (número 13) ha sido retirado por los Jets. Fue elegido All-Star de la AFL en cuatro ocasiones y forma parte del equipo ideal de la extinta liga. Es el segundo Hall of Famer en la historia en cuanto a yardas por recepción (18.7). En 13 temporadas en New York, Maynard se estableció como el líder en todos los departamentos para un WR: recepciones (627), yardas (11 732) y touchdowns (88).

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1528987054086-0’); });

1. Joe Namath – QB

Joseph William Namath, el quaterback prototipo en los inicios de la era del Super Bowl, llegó a los Jets como pick de primera ronda proveniente de Alabama, prefiriendo firmar con el equipo neoyorquino de la AFL antes que con los Cardinals de la NFL.

En su primera temporada fue galardonado como Novato del año y en 1967 se convirtió en el primer pasador en lanzar 4 000 yardas en una temporada, cabe destacar que lo consiguió en 14 juegos, lo que duraba en aquellos tiempos una temporada regular. El momento épicos de su carrera fue cuando al ser entrevistado previo al Super Bowl III, declaró: “Vamos a ganar el juego, lo garantizo”. Al final los Jets derrotaron a los Colts de Johnny Unitas por 16-7.

“Broadway Joe” fue elegido All-Star de la AFL en cinco ocasiones, una vez All-Pro y una vez nominado al Pro Bowl. Tras la fusión de la AFL y la NFL, fue distinguido como MVP de la temporada, ademas forma parte del equipo ideal de todos los tiempos de la AFL. Lideró la liga en yardas aéreas en tres ocasiones (1966, 1967, 1972). Al final de su carrera no tuvo cifras de un pasador del Hall Of Fame, pues terminó con récord negativo de 77-108 y lanzó menos pases de touchdown que intercepciones 173-220. Sin embargo, Namath es el ejemplo perfecto de que los números no siempre hacen justicia a la grandeza, por ello fue elegido al Salón de la Fama en 1985 y su número 12 fue retirado por los Jets.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.