¿Pueden los Colts sorprender a la AFC en 2018?

 

0

Por Mauricio Rodríguez, del Practice Squad

Los Indianapolis Colts han fallado en ser relevantes durante los últimos años, su última temporada ganadora fue 2014, pero este año podrían tomar a la AFC por sorpresa, todo por el potencial regreso de Andrew Luck.

Los Colts han anunciado que Luck está listo para jugar y que participará en el Training Camp. Inevitablemente, todos los aficionados de la NFL tenemos dudas sobre la condición del quarterback que por tanto tiempo hemos querido ver completamente sano.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1528234904691-0’); });

Tras la responsable decisión de sentarlo durante todo 2017, parece que es tiempo de tener confianza en el regreso del QB al cual desde su primer día en la liga se ha encontrado con expectativas de ser el siguiente Peyton Manning o Tom Brady. El General Manager Chris Ballard comentó que a pesar de que no lanzará todos los días, cuando Luck esté entrenando no tendrá limitación alguna.

Falta ver en que nivel regresará, pero no me queda duda sobre sus habilidades. Un Andrew Luck sano puede retomar su carrera y volver a la conversación de los mejores en su posición en la NFL, algo que parece que la mayoría ha olvidado, incluyendo el Staff de Primero y Diez en su Top 10 de QB para esta temporada.

Sin embargo, está claro que la salud del quarterback es sólo una de las muchas interrogantes del equipo. Ni la defensiva ni la ofensiva se pueden considerar entre las mejores de la NFL, pero eso no significa que veremos otra desastrosa campaña de su parte este 2018.

Hay nuevo head coach en Indianápolis

Llegó a su fin la era del queridísimo Chuck Pagano como head coach y ahora Frank Reich vuelve a la ciudad donde comenzó su carrera como entrenador, un año después de ganar el Super Bowl como el coordinador ofensivo en Philadelphia. El aire fresco no le hará nada mal, menos viniendo del coordinador que fue capaz de adaptarle las cosas a Nick Foles para llevar a su equipo a la máxima victoria durante la ausencia de Carson Wentz.

La ofensiva de Indianapolis no pinta como una de las mejores pero sería un error el subestimarla. Se enfocaron en reconstruir su línea ofensiva, seleccionando a los guards Quenton Nelson y Braden Smith en la primera y segunda rondas del pasado Draft, ello sin mencionar las contrataciones de Austin Howard y Matt Slauson en la agencia libre.

Esta puede ser la mejor línea ofensiva que Andrew Luck haya tenido a su disposición en su carrera.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1527917130683-0’); });

Complementando la prometedora línea estarán dos corredores que le darán un dolor de cabeza a la defensiva que enfrenten. Tanto Marlon Mack como el novato Nyheim Hines (que se robaron en la cuarta ronda del Draft) tienen lo necesario para posicionarse como un comité efectivo. No me sorprendería si Hines se gana la titularidad más pronto de lo esperado.

Jack Doyle y Eric Ebron liderarán la posición de tight end y tras la primera temporada de Pro Bowl de Doyle, no parece que será una posición problemática para el equipo. Pero lo mismo no puede decirse de los receptores.
Fuera de de T.Y. Hilton, los Colts tendrán que depender de jugadores jóvenes como Ryan Grant y Chester Rogers para compensar la partida de Donte Moncrief. Una posible sorpresa es Deon Cain, producto de la universidad de Clemson donde jugó con Deshaun Watson hace unos años.

El mayor defecto de los Colts es la defensiva, como en los últimos 20 años. Un roster que no cuenta con mucho talento de este lado del balón busca tener éxito bajo el mando del nuevo coordinador defensivo Matt Eberflus. Con la llegada del excoach de linebackers de Dallas, viene una transición a la defensiva 4-3.

De esta manera, los Colts buscan mejorar su presión al QB para aliviar su desastrosa defensiva contra el pase. Malik Hooker tuvo una temporada muy exitosa antes de lesionarse y junto con jugadores como Quincy Nelson, entre otros defensivos jóvenes, lndianapolis espera ver una defensiva lo suficientemente efectiva para darle a la ofensiva la oportunidad de ganar partidos.

Finalmente, la razón por la que los Colts pueden resultar una sorpresa es su calendario. Enfrentando a la AFC y la NFC East a lo largo del año, hay pocas amenazas en su temporada. Claro, juegan contra los Patriots, Eagles y Jaguars, pero en una conferencia como la AFC, diez (o incluso nueve) victorias pueden ser suficientes para un lugar en la postemporada.

Los Colts están lejos de ser uno de los mejores equipos en la NFL, pero si están en una posición para emprender una campaña sorpresa este 2018 con Andrew Luck bajo centro.

Deja un comentario

Your email address will not be published.