Terrell Owens: Implacable, inmaduro… inmortal

 

Jugador de fútbol americano celebra anotación

Brian Bahr

Getty Images

El polémico receptor va al Salón de la Fama de la misma manera que vivió su carrera de 15 años en la NFL, bajo sus propios términos

 

Terrell Owens siempre tuvo algo que decir, y el juego para respaldar cada una de sus palabras. Eso no fue necesariamente bueno.

 

Pero vaya que fue una combinación entretenida. O como diría el mismo T.O. “Preparen las palomitas”.

Durante década y media Owens fue el espectáculo completo. Ya fuera tanto por sus confiables manos o sus rutas precisas, como por sus declaraciones, polémicas, festejos y capacidad para atraer las cámaras, solo había algo seguro: Con T.O. el aburrimiento estaba prohibido.

Para Owens fue tan importante alcanzar el éxito, como hacerlo a su manera.

Eso no solo quedó de manifiesto a lo largo de su brillante trayectoria, sino incluso después de finalizar sus días en el emparrillado, como lo demuestra el hecho de que el domingo no estará en Canton, Ohio. El receptor de las manos grandes y la boca aún más grande decidió no asistir a su propia ceremonia de entronización, eligiendo en su lugar su alma mater la Universidad de Tennessee-Chattanooga para dar su discurso, en protesta por una larga e interminable espera de tres años para su elección al Salón de la Fama.

Sí, ese es Terrell Owens. El de los claroscuros. El número dos en yardas recibidas en la historia, pero también el que ayudó a esparcir los rumores de la supuesta homosexualidad de su compañero con los 49ers Jeff García.

Terrell Eldorado Owens, el tipo capaz de jugar un Super Bowl con un tornillo en la pierna, el de las 20 recepciones en un partido, vamos, el tercero con más atrapadas de touchdown en la historia de la NFL. Pero también el Owens que le escupió en la cara a DeAngelo Hall durante un encuentro, el que despreció a su quarterback Donovan McNabb, el que nunca estaba satisfecho.

Pero así como arremetió contra García y McNabb, Owens también es recordado por proteger en medio del llanto a Tony Romo de las críticas tras un nuevo partido que no cumplió con las exigencias en 2009. Sí, con Owens nunca sabías si tendrías al Dr. Jekyll o al Sr. Hyde.

Lo que si sabías es que tendrías rendimiento en el campo. Cifras de 1,078 recepciones, 15,934 yardas y 153 touchdowns dejan en claro que en el momento en que Owens se ajustaba el casco y cerraba la boca era indefendible.

¿Valía la pena soportar con la controversia a fin de recibir esa producción? Para San Francisco, Filadelfia, Dallas, Buffalo y Cincinnati lo valió en su momento.

Para el Salón de la Fama, también… eventualmente.

Ficha

Terrell Owens

Jugó 15 campañas en la NFL (219 partidos)

1996-2003 San Francisco 49ers

2004-2005 Filadelfia Eagles

2006-2008 Dallas Cowboys

2009 Buffalo Bills

2010 Cincinnati Bengals

Colegio: Tennessee-Chattanooga

Seleccionado en la tercera ronda (89 global) en el Draft 1996 por los San Francisco 49ers.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.