“Dr. Doom” también tiene un lugar en el Salón de la Fama

 

Robert Brazile antes de taclear a un contrincante

George Gojkovich

Getty Images

Robert Brazile fue un linebacker dominante en la NFL durante los años 70 y principios de los 80 con los Houston Oilers

 

Ray Lewis y Brian Urlacher no son los únicos linebackers históricos que serán entronizados este sábado en el Salón de la Fama del football profesional. También habrá un busto nuevo en Canton para el ‘Dr. Doom’.

Robert Lorenzo Brazile Jr. (7 de febrero, 1953; Mobile, Alabama) fue la sexta selección global del Draft 1975, tras una brillante carrera colegial en Jackson State.

De inmediato se ganó la titularidad y fue nombrado Novato Defensivo del Año por la Associated Press.

Este gigante de 1.93 metros y 109 kilos corría las 40 yardas en 4.6 segundos. Y no lo hacía en balde. Brazile era un feroz golpeador y por ello sus compañeros comenzaron a llamarle “Dr. Doom”.

“Robert fue el precursor de Lawrence Taylor”, dijo Bum Phillips, ex coach de los Oilers, en una entrevista antes de su muerte. “Todo el mundo se acuerda de Lawrence Taylor, pero Robert era un tipo que demostró que se podía hacer eso en la NFL. Todos decían ‘no se puede ejecutar una defensa universitaria en el profesional’. Pero se puede, y nosotros lo hicimos”.

Brazile ayudó a los Oilers a avanzar al juego por el Campeonato de la AFC en 1978 y 1979, pero Houston perdió ambos duelos ante los Pittsburgh Steelers.

“Siempre me he preguntado si hubiéramos ganado… contra Pittsburgh, cuántas personas habrían estado en el Astrodome”, dijo Brazile.

El Astrodome, casa de los Oilers, fue el primer estadio techado en las grandes ligas de Estados Unidos y su capacidad era de 55 mil personas.

La Asociación de Jugadores nombró a Brazile el mejor linebacker de la AFC en ambas temporadas. En 1978, una de las mejores en su carrera, registró 185 tacleadas y terminó el Campeonato de Conferencia con nueve tacleadas y un fumble recuperado.

Brazile comenzó todos los juegos de su carrera de 10 años con los Oilers y sus 147 juegos consecutivos significaron un récord para los Oilers.

Sumó 13 intercepciones y recuperó 14 fumbles en su carrera. En los últimos tres años de su carrera (1982-84) registró 11 capturas de quarterback (las capturas se convirtieron en una estadística oficial en 1982).

Brazile fue nombrado primer equipo del All-Pro en cinco ocasiones (1976, 1977, 1978, 1979 y 1980) y fue invitado a siete Pro Bowls consecutivos (1977-1983).

Deja un comentario

Your email address will not be published.