Los Cinco Mejores Momentos en la Carrera de Randy Moss

 

0

Por Ron Borges/Traducción por José Andrés de Esesarte

Randy Moss será inmortalizado en el Salón de la Fama, y todos lo sabían, en su primer año de elegibilidad. Fue cuatro veces seleccionado All-Pro, asistió a seis Pro Bowls y fue nombrado Novato Ofensivo del Año en 1998 además de ser miembro del Equipo de la Década de los 2000. Es considerado por muchos el receptor que más amenazaba en jugadas profundas en la historia de la NFL.

Moss tuvo 10 temporadas de mil yardas o más y nueve con por lo menos 10 recepciones de touchdown. En 2007, impuso una marca de recepciones de touchdown en una sola temporada con 23. Se retiró después de 14 temporadas y es el segundo jugador con más recepciones de touchdown en la historia (156) y el cuarto en total de yardas por recepción (15 292).

  • Bienvenido a la NFL

Moss se presentó en la NFL con un golpe de autoridad. En su primer juego deshizo a los Tampa Bay Buccaneers en una victoria de 31-7 de los Vikings. El el primer cuarto hizo una atrapada malabarista de 48 yardas para touchdown sobre el defensive back de Tampa Floyd Young. Fue el primero de 17 touchdowns esa temporada, para imponer un récord de novato. Moss tardó tres oportunidades antes de asegurarla. Pero para el final del día Moss terminaría con cuatro recepciones, dos de ellas anotación, para 95 yardas. Un debut sólido y fuerte, además de una contundente advertencia de lo que venía.

  • Monday Night, su escenario

En el quinto juego de su temporada de novato, Moss hizo su primera aparición en Monday Night Football, y una bastante memorable. Enfrentando a los Green Bay Packers en Lambeau Field, Moss atrapó cinco pases, 190 yardas y dos anotaciones. ¡Eso es 38 yardas por recepción! Moss destruyó a la defensa secundaria Green Bay con touchdowns de 44 y 52 yardas y tuvo dos recepciones más de 41 y 46. Pero puedo ser mejor, ya que tuvo un touchdown de 75 yardas regresado ya que uno de sus linieros fue castigado por holding.

  • No los puedes ganar todos

Para su tercera temporada, Randy Moss era el más temido objetivo en jugadas profundas de toda la NFL y los Vikings se convirtieron en una de las ofensivas aéreas más potentes de la historia de la liga. Tenían a dos receptores futuros miembros del Salón de la Fama en Moss y Cirs Carter, usando su habilidad y poderío aéreo para llegar al juego Divisional de la postemporada en contra de los St. Louis Rams. Una paliza era lo que se esperaba. Moss fue extraordinario ese día con nueve recepciones, 188 yardas y 2 TD. Promedió 20.89 yardas por recepción, pero no fue suficiente mientras que los Vikings cayeron ante los Rams 49-37. En el juego, Moss estuvo involucrado en encontronazos, incluso atrapado arrojando una botella de agua al árbitro. Lo multaron por $ 40 000, pero fue reducido a $25 000, con la advertencia de que de reincidir tendría que escribir otro cheque.

  • Sin Pavo en Tanksgiving

Por tercera ocasión en cuatro años, Moss destrozó a los Dallas Cowboys y esta vez lo hizo en uno de los más importantes escenarios de la temporada regular – el Día de Gracias en Dallas. Moss tuvo siete recepciones para 144 yardas y dos touchdowns y uno de las dos anotaciones fue tan espectacular que fue utilizada por muchos años en televisión para promocionar partidos. En esa atrapada, Moss alcanzó un balón que parecía ir afuera del campo, atrapándolo para una anotación de segunda mitad que en cada uno de sus cuadros es excepcional. Se vio como el hombre elástico y eso encaja porque realmente necesitas super poderes para lograr eso.

 

  • ¡Está de vuelta!

Después de que se acabara su tiempo en Minnesota, luego de siete campañas increíblemente productivas, aunque a veces controversiales, Randy Moss se fue a los Oakland Raiders. Inició bien, sin embargo, su segunda temporada fue decepcionante y fue cambiado a los New England Patriots antes de la temporada 2007. Entrando a su décimo año, añgunos pensaron que era arriesgado. Pero no tardó un segundo en demostrarle a los críticos que estaban equivocados. En el juego inicial contra los Jets, Moss y Tom Brady mostraron compatibilidad. Moss atrapó los nueve pases en los que fue buscado para 181 yardas y un touchdown de 51, mismo en el que corrió sobre tres defensores de los Jets. Para el final de la campaña rompió el récord de recepciones de touchdown de una temporada, anotando el 25% del tiempo. Hizo una de sus recepciones de 98 yardas y los Patriots rompieron el récord de 589 puntos en el año. Sólo los Broncos de 2013 han logrado superar eso.

Deja un comentario

Your email address will not be published.