T.O. festeja su inducción al Hall of Fame en Chattanooga

 

Terrell Owens sonríe

Cindy Ord

Getty Images

Terrell Owens declina la invitación para la ceremonia realizada en Canton, Ohio, elige su alma mater para celebrar y, de paso, manifestarse en contra de la NFL

 

Ocho años sin Terrell Owens en los emparrillados. Hoy se consuma una de las noches más importantes en la historia de el ex 49er, esta noche será inducido al NFL Hall of Fame como parte de la Clase 2018.

Pero cuando la gente volteé a buscarlo en la ceremonia no lo verán. Owens decidió no asistir al evento y organizar su propia fiesta, con chaqueta dorada incluida, en la Universidad de Tennessee-Chatanooga.

“Muchos de ustedes se preguntaram por qué estoy aquí y no en Canton. Han habido muchas especulaciones y falsos reportes de por qué decidí no estar ahí.

“No es por las veces que sido votado para entrar al Salón. Es por el hecho de que periodistas deportivos no respetan la misión y valores esenciales del Salón de la Fama.

“Estos escritores hacen caso omito del sistema, el criterio y estatutos por el que los jugadores son seleccionados para el Salón de la Fama”. explicó el otrora Cowboy.

De acuerdo a la normativa establecida para la elegibilidad, los periodistas encargados de hacer la elección sólo deben tomar en cuenta los logros personales dentro del terreno de juego.

Para coaches y personal administrativo, además deben contemplar el impacto de los individuos dentro de la NFL.

Para T.O. es obvio que su retraso de tres años desde que era apto para ser seleccionado se debe a la importancia que se le dio en el medio a sus múltiples escándalos extra cancha.

Incluso algunos dentro del campo, como la vez que festejó simulando grabar, en clara referencia al caso Spygate del que fue acusado New England.

“He trabajado muy duro por el honor recibido hoy. No soy un hombre perfecto. Cometí muchos errores, pero eso pasa cuando inicias una carrera en el football profesional a los 22 años.

“Ahora, con 44 años de edad me gusta en quien me convertido. Soy un hombre de convicción, de fe, humilde, un hombre con carácter e integridad”, indicó Owens a manera de justificación por sus controvertidas acciones como jugador profesional.

La ilustre carrera del polémico receptor terminó con 1,078 recepciones para 15,934 yardas y 153 touchdowns. Todo esto en un lapso de 15 temporadas. Cifras que lo colocan como uno de los mejores wide receivers de la historia y miembro obligado del recinto de Canton.

Deja un comentario

Your email address will not be published.