5 interrogantes de los Giants para la temporada 2018

 

0

Los Giants vienen de una fatídica temporada 2017. Cambiaron de Head Coach y General Manager, buscando una nueva era de éxitos. De la mano de un Draft que luce bien, intentarán regresar a la postemporada y competir por llegar al Super Bowl.

Es cierto que las franquicias no se reconstruyen en un día, pero los días de Eli Manning son contados. Además, seleccionar al emocionante corredor Saquon Barkley como segundo pick global y lograr un cambio por el linebacker central Alec Ogletree son movimientos agresivos que indican que quieren tener un rol protagónico en 2018.

Pero a pesar de algunas buenas decisiones y adiciones de alarido, hay todavía muchas dudas sobre si realmente los Giants podrían ser el segundo mejor equipo de su división, asumiendo que los Eagles mantendrán el buen momento. Comenzaremos a enlistar las cinco interrogantes de los Giants de cara a la temporada 2018.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1528234904691-0’); });

¿Por fin tendrán línea ofensiva?

Sin duda es la pregunta principal. En años anteriores la poca productividad de la línea ofensiva ha mermado el ataque desde la era de Kevin Gilbride como Coordinador Ofensivo del equipo. Llegó Ben McAdoo y buscó hacer una ofensiva menos vertical para mejorar, pero no funcionó.

En la agencia libre, los Giants adquirieron a Nate Solder, left tackle proveniente de los Patriots, prefiriendo cambiar a su defensive end Jason Pierre-Paul, destinando ese salario en el liniero. De igual manera añadieron al llamativo guard Will Hernandez en la segunda ronda del Draft, reforzando el lado interior de la línea.

Pero aún con dichas incorporaciones quedan varias dudas. La primera es el centro: la baja de Weston Richburg es dura, considerando que era el mejor elemento de la tan endeble línea ofensiva. Ahora Brett Jones se perfila para titular, cambiando de posición, lo cual sinceramente no me deja muy emocionado.

La segunda duda, no menos importante, es la posición de RT. Será probablemente Ereck Flowers quien iniciará de ese lado: del lado izquierdo jugó terriblemente y para ser honesto no espero nada diferente del lado derecho, la única ventaja es que Eli tendrá mejor protección en su lado ciego con Solder. Me atrevo a anticipar algo bastante obvio: el mejor pass rusher del rival se alineará del lado derecho de la línea ofensiva. Flowers fue una primera selección hace unos años y ha sido un verdadero fiasco. Tiene muy mala técnica individual, mal trabajo de manos y pies y como no pudo salir en un cambio (porque, por Dios, ¿quién lo querría?) se quedará y jugará. Me cuesta pensar que el suplente sea peor.

Otro aspecto fundamental es la química que pueda crear la línea ofensiva entre sí. Hemos visto líneas ofensivas no tan talentosas que se complementan muy bien, con bases sólidas y buena coordinación. Si Hal Hunter, coordinador de la Línea Ofensiva, logra eso, tendrán éxito en muchos sentidos.

¿Tendrá Saquon Barkley un excelente año de novato?

No debe ser el único parámetro para juzgar si fue una buena decisión tomarlo en esa posición en el Draft, pero de un joven tan capaz a nivel colegial no se espera menos. La línea ofensiva luce mejor, Eli tiene gasolina en el tanque y hay otras buenas armas en la ofensiva, así que Barkley tiene la mesa puesta para un buen rendimiento. No estamos hablando de un tipo promedio sino de un jugador catalogado por muchos como el mejor prospecto de su posición en muchos draft, así que no hay excusa.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1527917130683-0’); });

La ofensiva de los Giants necesita mejores situaciones en tercera oportunidad, incluso poder correr en tercera. Conseguir acarreos de más de veinte yardas de vez en cuando, y un jugador que pueda evitar un par de tackleadas o romper una que otra cadera. Saquon tiene esa capacidad.

¿Qué veremos de Eli?

¿Qué versión de Elisha Nelson Manning veremos en 2018? ¿El que tiró 27 intercepciones en 2013 o el que conectó 35 touchdowns en 2015? No creo que a ninguno. Insisto en que tiene un mejor equipo; buscará ser más cuidadoso y lograr sus progresiones con una mejor línea. El juego por tierra ayudará a mover el balón y en el play-action que también le gustan a Eli y a Pat Shurmur.

¿Funcionará el nuevo equipo de coacheo con sus respectivos esquemas?

Pat Shurmur tiene raíces de la ofensiva de West Coast de Andy Reid, con diferentes influencias, aunque con conceptos de Spread en general y una ofensiva un tanto vertical, alineada a lo que podríamos llamar “Power Spread”.

Los Vikings usaron sets con tres receptores el 56% de las veces el año pasado, algo a lo que los Giants estaban acostumbrados hasta este año, en el que empezaron a usar personal 12 (1 RB, 2 TE y 2 WR) por diseño y por necesidad ya que tuvieron muchas lesiones del lado de los receptores. Pero a pesar de utilizar mucho personal 11 (1 RB, 1TE y 3 WR), Minnesota fue el segundo equipo con más intentos con un excelente balance, sin dejar de correr.

Sin entrar en demasiados números o detalles técnicos, la ofensiva de Shurmur y Mike Shula puede hacer que los Giants se vuelvan mucho menos predecibles y muevan exitosamente el balón. Es cierto que un sistema tarda en dominarse, pero personal talentoso tienen en casi todas las posiciones.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1528986378152-0’); });

Por el lado defensivo cambiaron a un sistema 3-4 con James Bettcher, coordinador que tuvo buenos años en Arizona. La intención luce clara, abrumar con los frontales. En Arizona, Bettcher tuvo defensivas líderes en sacks (2016) y al líder individual de 2017 en Chandler Jones. Damon Harrison, B.J. Hill y Dalvin Tomlinson para  ser ser los tres linieros y que Olivier Vernon haga el cambio a LB.

Realmente hay poca información sobre cómo vaya a jugar la defensiva: hay varias caras nuevas en todas las líneas. Lo único seguro es que querrán presionar al QB y frenar la carrera a como dé lugar.

¿Resistirá la secundaria?

Cualquiera diría que no se ve tan endeble, pero luego de la baja de Dominique Rodgers-Cromartie, el paupérrimo juego de Eli Apple el año anterior y lo de Darian Thompson que dio pena ajena, las incorporaciones son… William Gay y B.W. Webb. ¿En serio?

Mis dudas con Gay empiezan con su lentitud, y por Webb no quiero ni empezar. Una incorporación que sí fue interesante es la de Michael Thomas, quien puede darle profundidad a la posición de safety, además Darian Thompson ya ni siquiera está proyectado para ser titular y todo parece indicar que será Curtis Riley. Gay jugará de safety y el tercer cornerback será Donte Deayon, quien tampoco me ilusiona.

Deja un comentario

Your email address will not be published.