¿Qué head coach debutante tendrá mejor temporada en 2018?

 

0

La temporada NFL 2018 marcará el debut de siete entrenadores en jefe. Aunque un cambio de líder siempre ilusiona y llena de esperanzas a los fans, la realidad es que muy pocos pueden tener éxito en su primer año. Los hechos recientes nos indican que no podemos menospreciar a aquellos con menor experiencia dirigiendo, sin embargo, la formula de la juventud no siempre termina por ser efectiva. Un dato interesante es que, de los siete equipos que estarán estrenando head coach, únicamente los Titans alcanzaron playoffs la temporada anterior.

Partiendo de la premisa de que buena temporada se ve reflejada en un buen récord, a continuación y bajo algunos parámetros como fortaleza del roster, calendario de temporada regular y figuras de impacto, clasifico a los debutantes en dos grupos: los que tienen mejores oportunidades de un gran año y los que no. Al final daré mi pick para elegir a quien creo que será el más destacado.

Es Importante mencionar que los únicos debutantes con experiencia previa en el puesto son Jon Gruden y Pat Shurmur.

Con posibilidad de éxito

Pat Shurmur – Giants

La primera gestión de Shurmur como head coach en la NFL no tuvo resultados positivos, por lo que fue cesado por los Browns en solo dos temporadas tras obtener un récord de 9 victorias y 23 derrotas. Sin embargo, es un tipo con experiencia en el football y el año anterior, como coordinador ofensivo de los Vikings, se vio un importante progreso en sus funciones que atrajo el interés de los Giants.

Shurmur no necesariamente debe revolucionar la estructura del equipo y hacer profundos cambios; la única misión que tiene es quitarle presión a Eli Manning en la ofensiva, reducir el porcentaje de entregas de balón e involucrar tanto como pueda al novato RB Saquon Barkley. La línea ofensiva, uno de sus dolores de cabeza en los años recientes, luce reforzada y lista para darle una mejor protección a su quarterback y generar bloqueo para los corredores.

El tema complicado para los Giants será la dificultad de su calendario, pues tienen encuentros ante Eagles (dos veces), Saints, Jaguars, Texans y Falcons, equipos con buen nivel. Mi pronostico que es que New York tiene el potencial para salir del hoyo y pelear por un boleto a playoffs con ocho o hasta diez victorias si logran ganar los partidos cerrados.

Jon Gruden – Raiders

Sé que que las segundas partes no funcionan en la NFL, sin embargo las estadísticas se hicieron para romperse y “Chucky” tiene la materia prima necesaria para regresar a los Raiders a la contienda de la AFC. Partiendo de la tendencia de que tipos como Derek Carr suelen tener una temporada buena y luego otra regular a mala, pienso que este año toca la buena. La línea ofensiva sigue siendo de lo mejor en la liga y han sumado playmakers como el veterano WR Jordy Nelson que puede dar una o dos temporadas más a un gran nivel.

La defensiva es el área que genera dudas, pues fue la última generando entregas de balón la temporada pasada y no hicieron lo necesario en el offseason para mejorar en ese rubro. Sin embargo, lo que me hace creer que Oakland puede resurgir es que tendrán un head coach que difundirá disciplina en el vestidor y en el campo, algo que no habían tenido con Jack Del Rio.

Mientras la AFC siga siendo dominada por uno o dos equipos, los Raiders tendrán oportunidad de cosechar victorias este año y mantenerse con posibilidad de playoffs. Sin aventurarme a decir que pueden pelear por el Super Bowl, creo que al menos regresarán a postemporada.

Mike Vrabel – Titans

Sin duda el efecto Sean McVay animó a los Titans a apostar por un head coach joven y sin experiencia. La formula puede funcionar o no, pero les daré el beneficio de la duda. Sin embargo, creo que McVay había realizado un mejor trabajo como coordinador que el propio Vrabel, quien tendrá la presión de igualar lo que hizo su predecesor: alcanzar los playoffs.

Los Titans tienen potencial en su roster que incluye talento en su línea ofensiva, un duo dinámico de corredores y una defensiva que agregó dos elementos con proyección en el Draft (Harold Landry y Rashaan Evans). Su calendario no es sencillo pero, insisto, la mediocridad de la AFC puede abrirles la puerta para pelear un lugar en playoffs.

Matt Nagy – Bears

Mientras Tennessee espera tener a su propio McVay esta temporada, los Bears apostaron por Matt Nagy, en donde esperan ver reflejado el efecto Doug Pederson, de la escuela de Andy Reid. Su trabajo como coordinador ofensivo en los Chiefs me pareció extraordinario, pues hizo ver a Alex Smith como un jugador diferente, efectivo y agresivo, además fue pieza clave para que Kansas City fuera un equipo competente pese a su vieja y porosa defensiva.

Lo que juega en contra de Nagy es que tendrá la difícil misión de hacer frente a sus enormes rivales en la división, Green Bay y Minnesota, amplios favoritos en el Norte de la AFC. Por si fuera poco, debe pulir y llevar al siguiente paso al quarterback de segundo año, Mitchell Trubisky, quien para mí es la mayor duda de Chicago rumbo a 2018. Si Nagy es capaz de ganar ocho partidos a base de juego terrestre y defensiva, creo que será un gran progreso para los Bears, a espera de lo que haga Trubisky.

 

Con menor posibilidad de éxito

Steve Wilks – Cardinals

Para el excoordinador defensivo de los Panthers esta será su primera incursión como head coach en la NFL. Los Cardinals consiguieron ocho victorias la temporada pasada y sin duda ese récord debe ser el parámetro para evaluar el primer año de Wilks al frente.

La defensiva perdió algunas piezas en el offseason y la línea ofensiva (una de las peores el año anterior) no hizo mucho para mejorar. La esperanza de este equipo aterriza en lo que algunos de sus playmakers puedan hacer, como el receptor veterano de 14 temporadas, Larry Fitzgerald, y el RB que estará de regreso tras perder todo el 2017, David Johnson.

Pese a que Arizona se encuentra en una de las divisiones mas cerradas de la NFL, en donde están los favoritos Rams, aún tienen fe en que el novato y mejor pasador del Draft, Josh Rosen, pueda tener un gran debut en la NFL y demuestre que puede ser el rostro de la franquicia. Wilks, al igual que Nagy, tiene que echar mano de su defensiva y juego terrestre para tener un buen año pues sus pasadores no son una garantía en este momento.

Matt Patricia – Lions

Después de dos años, finalmente se le hará a Matt Patricia ser head coach en la NFL. El primer obstáculo que tiene que superar es dejar a un lado las comparativas con los Patriots, su exequipo, y demostrar que no todo lo que sale de New England es desechable.

Patricia, al igual que Steve Wilks, tendrá que lidiar dos veces al año con Vikings y Packers, escuadras que tienen mucho, pero mucho mayor nivel que los Lions. El ingeniero aeronáutico y dos veces campeón del Super Bowl como coordinador defensivo tiene una tarea: llevar de una vez por todas a Matt Stafford al ultimo paso de su carrera.

El reto en su primer año no es fácil, sin embargo, es la oportunidad de demostrar que esta listo para dirigir a lo grande y alcanzar al menos las nueve victorias que consiguieron el año pasado, nada sencillo.

Frank Reich – Colts

De todos los entrenadores que debutaran este año, creo que Reich es quien tiene en este momento el peor escenario posible rumbo al 2018. Andrew Luck, quien aparentemente será el titular, reaparecerá después de dos años de inactividad a expensas de ver a qué nivel se encuentra y comprobar que su hombro está completamente recuperado. Por el lado defensivo tienen bastantes huecos que cubrir al igual que la ofensiva, que carece de un juego terrestre confiable que pueda servir de apoyo para su pasador.

A menos de que haya una sorpresa de magnitudes inimaginables, los Colts no serán muy fuertes este año, por lo que Reich tiene que empezar a construir hacia el futuro a largo plazo y estará bien justificado si no puede llevar a Indianapolis a ganar muchos partidos. Para ellos será más que suficiente ver que Luck pueda volver a jugar y dé muestras de que le queda camino por delante.

El coach debutante más destacado en 2018 será..

Después de analizar a detalle a cada candidato, mi pick es para Pat Shurmur, aunque no por mucho, pues me costó dejar aun lado a Gruden y Nagy, quienes pienso que harán un buen trabajo.

Shurmur es quien tiene el roster más completo, un pasador de experiencia, una línea ofensiva renovada y un corredor con tremendo talento que puede ser el eje de ataque, sin dejar aun lado al acrobático WR Odell Beckham. Los Giants van a resurgir este año aunque no estoy seguro hasta dónde puedan llegar. Mi predicción es que van a pelear por un boleto de Wild Card en playoffs y, si logran meterse, pienso que van a arrancarle la victoria a un pez gordo de la NFC.

Deja un comentario

Your email address will not be published.