Las 5 peores líneas ofensivas de la NFL en 2018

 

0

La línea ofensiva guarda un lugar especial en cada equipo, ya que es donde nacen las expectativas positivas o negativas para un quarterback y el resto de los jugadores al ataque. En esta ocasión vamos a hablar de las que lucen peor basándonos en cómo concluyeron la temporada anterior y lo que hicieron para mejorar rumbo a 2018.

Mención honorífica: Tampa Bay Buccaneers

No fue de las peores lineas el año anterior, sin embargo se quedó rozando la mediocridad. Lo preocupante es que no hicieron prácticamente nada en el offseason para mejorar, esta temporada creo que sufrirán las consecuencias de no haberle dado un refuerzo de calidad a esa zona.

Otra Mención honorífica: Buffalo Bills

El retiro del Eric Wood los tomó por sorpresa y quedó un hueco que no pudieron atender en el offseason. Esta baja será clave en el desempeño de una línea ofensiva que de por sí no era tan sólida con Wood al frente. Permitieron 47 sacks en 2017 y la cuenta no subió gracias a que el entonces QB Tyrod Taylor tiene movilidad y logró maquillar las cifras. Van a sufrir en esa zona y la mala noticia es que ya no tienen a Taylor para extender las jugadas y evitar sacks.

5.- Arizona Cardinals

Terminaron entre las cinco peores la temporada pasada: cuarta de la NFL en sacks permitidos y quinta en golpes al QB. El plan para revertir las estadísticas incluye un veterano como Justin Pugh que defraudó como pick de primera ronda a los Giants, y un centro de tercera ronda reclutado este año. Además, dos de sus titulares para 2018 son los veteranos Andre Smith y Mike Iupati en la etapa final de sus carreras y podrían resentir una baja de juego. Los Cardinals no tienen una unidad sólida y sus refuerzos no son una apuesta segura.

Foto: Getty Images

4.- Seattle Seahawks

Llevan un par de temporadas batallando con su línea ofensiva pero gracias a la movilidad que tiene Russell Wilson en la bolsa de protección han maquillado sus deficiencias. Para este año contrataron a D.J. Fluker proveniente de los Giants que lo cortaron por su inconsistencia. Mientras siga siendo una formula efectiva Seattle parece que seguirá poniendo todo en las piernas de Wilson.

3.- Carolina Panthers

Otro equipo que se ve beneficiado por la movilidad de su pasador. No tuvieron estadísticas de escándalo el año pasado, sin embargo, son una unidad que falla en el momento clave. Trai Turner es, de calle, su mejor jugador en ese departamento, pero el resto son jugadores de mediano nivel de competencia. Carolina al igual que Seattle seguirá dependiendo de la movilidad de Cam Newton que ya comienza a resentir los golpes que recibe cada temporada, un claro reflejo del bajo nivel de su línea ofensiva.

2.- Cleveland Browns

Cleveland fue un completo desastre la temporada anterior y su línea ofensiva no se quedó atrás, ya que fueron el peor equipo en golpes permitidos al quarterback y sexto lugar en sacks. Claramente la ausencia de Joe Thomas les pesó y tendrán que aprender a sobrevivir sin él. El novato de segunda ronda, Austin Corbett, tendrá que tener un gran año, pues es su único refuerzo de impacto para 2018. Lo positivo para los Browns que ahora Tyrod Taylor será su quarterback y podrán beneficiarse de su movilidad para no batallar en esa zona del campo. Sin embargo, pienso que el personal que tienen sigue siendo muy débil y rezagado en calidad.

1.- Houston Texans

Otra de las peores líneas ofensivas la temporada anterior fue la de los Texans. El panorama para 2018 no luce alentador, pues ya no cuentan con Duane Brown (cambiado a los Seahawks) y ahora presentan una unidad con poca experiencia y sin refuerzos de calidad que pueda mejorar lo del año pasado. Ademas, lo realmente preocupante es que tendrán que darle la mejor protección a un Deshaun Watson que viene saliendo de una delicada lesión de ligamentos en la rodilla. Nombre por nombre, la línea ofensiva de los Texans genera más dudas que certezas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.