Eagles-Falcons déjà vu inaugural

Han pasado 237 días del partido divisional de playoff que abrió el camino de Eagles hacia su primer Super Bowl. Se volvían a enfrentar dos de los candidatos de la NFC en la apertura de la temporada de la NFL. ¿Nos encontraríamos con un déjà vu?

Paradojas del destino, la resolución del partido fue exactamente la misma.

Julio Jones contra el muro

El principio del partido resulto un monologo de Julio Jones, incontrolable a campo abierto para la secundaria local. Los Eagles tuvieron suerte del muro que levanto su defensa delante de la goal line para no desangrarse de entrada. Eso, combinado con la inoperante ofensiva de Falcons en la zona roja, les mantuvo en el partido. En el otro lado del balón el ataque de los Eagles no daba ninguna señal de vida.

Se llegó al descanso con un pírrico marcador de 3-6 para los visitantes.

Intervención de Pederson

La primera mitad dejo claro que estábamos ante un partido de digestión pesada. En la que los detalles decantarían la balanza. Una cosa estaba clara, o los Eagles empezaban a dar señales de vida en ataque o su defensa no podría sobrevivir “a la heroica” toda la noche.

Fue a través de Agholor y Sproles por donde los Eagles empezaron a conectarse al partido y una vez más el “intervencionismo” de Pederson en el transcurso del mismo resulto decisivo.

Philly Special 2.0

La fanaticada local solo rugía con las acciones defensivas. Pero en el Lincoln Financial Field cada vez resultaba más espeso el murmullo cuando salía el ataque local. Pederson tomó las riendas de la situación y suministró un “electroshock” anímico al partido, en un 3&5 decisivo para el drive, se dio un homenaje cantando otra vez  la mítica jugada Philly Special.

NBC10 – Gary Watson

Ni que decir tiene que volver a ver la jugada que está inmortalizada en una estatua en la puerta del estadio, hizo enloquecer a la grada y marco el rumbo del partido.

 


Atlanta vuelve a morir en la orilla

Con el marcador de 18-12 después del segundo TD de Ajay, los Falcons disponen de 2:19 para ganar el partido.

Volvemos a la misma situación del mes de enero, y con EXACTAMENTE el mismo desenlace. Los de Matt Ryan llegando hasta la puertas de los Eagles y encontrándose una y otra vez con el muro de Schwartz. Julio Jones y Matt Ryan remataron el déjà vu con el mismo desenlace. Esta vez en el lado contrario de la end zone.

Victoria para Eagles que deja en muy buen lugar el espíritu de supervivencia de los de Pederson & Schwartz y señala un poco a Matt Ryan y al staff de Atlanta, que no consiguieron evitar tropezar dos veces con la misma piedra.

Está claro que Philadelphia no tiene problemas en buscar todo tipo de soluciones a sus problemas, es un equipo que empieza a hacer de la competitividad y el espíritu de supervivencia una seña de identidad.

La lectura que nos deja el partido inaugural, es que a día de hoy los Eagles son un equipo con más “cuajo” que estos Falcons.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.