Análisis de la Semana 1 NFL 2018 – Texans vs Patriots

 

0
-Ad-

-Ad-

Texans vs Patriots lucía como uno de los grandes enfrentamientos para la semana 1 dentro de la Conferencia Americana. Pese a tener de regreso al QB Deshaun Watson en la ofensiva, los Texans terminaron siendo presa fácil de unos Patriots que mantienen el sello de equipo contendiente para el Super Bowl. Con tres pases de touchdown de Tom Brady, New England superó 27-20 a la escuadra de Houston. Aquí el análisis del juego:

Resultado del partido: Texans 20 – 27 Patriots

El resultado aparenta que fue un duelo cerrado, y sí, en teoría solo fueron siete puntos la diferencia, sin embargo New England regaló vida a los visitantes hacia el final del partido. Tanto ofensiva como defensivamente los Texans estuvieron perdidos en todo el encuentro, faltos de ideas, fuera de ritmo, con mala ejecución y sin mucha convicción por salir con una victoria de Boston. Por su parte, Tom Brady con 41 años sigue siendo una garantía en los controles de la ofensiva, además contaron con un juego terrestre discreto pero protagónico en momentos clave, y finalmente una defensiva que se comportó a la altura.

El QB de New England lideró el partido con 277 yardas y 3 TD, con la complicidad de su receptor favorito, el TE Rob Gronkowski quien consiguió 123 yardas y 1 TD.

Deshaun Watson se vio fuera de ritmo

Quiero pensar que volver de una lesión ACL fue la razón principal de la decepcionante actuación de Watson en el juego. El pasador de segundo año en la NFL, y favorito de muchos para el MVP de esta temporada, apenas lanzó 176 yardas, 1 TD y 1 INT. Su desempeño se quedó muy lejos de las expectativas que había antes del encuentro, pues tuvo muchas imprecisiones en sus lanzamientos, acompañados de las malas decisiones. Watson tiene que seguir trabajando para mejorar, de lo contrario su equipo perderá muy rápido la contienda en la AFC South, sobre todo por la victoria de los Jaguars ante los Giants y su defensiva que sigue en plan dominante.

Finalmente New England mostró un sólido pass rush

Una de las debilidades que New England arrastró durante el 2017 fue la incompetencia de su pass rush, factor que terminó por afectarles durante el Super Bowl LII. Para este partido no había mucha expectativa de ese lado, sin embargo me llevé una grata sorpresa, los Patriots finalmente lograron presionar de manera constante al QB y se mostraron como una unidad totalmente diferente a la del año pasado. De la mano de los jóvenes de segundo y cuarto año, Deatrich Wise y Trey Flowers, la defensiva consiguió tres sacks, haciendo presencia en momentos clave del juego, por ejemplo: aquella tercera oportunidad en zona roja que terminó en captura y sólo tres puntos para Houston.

La dupla Clowney-Watt se quedó corta

Algo que debía ayudar a los Texans en este partido era su defensiva, una de las razones por las que son considerados un equipo de peligro. Lamentablemente para Houston su defensa tampoco tuvo un gran día. Los principales responsables de hacer de esta una unidad peligrosa, desaparecieron del encuentro y fueron borrados del juego. El regreso de J.J. Watt auguraba buenas cosas en el pass rush, sin embargo se vió lejos de su máximo nivel, mientras que Jadeveon Clowney tampoco pudo hacer mucho. Todos sabemos que para vencer a Tom Brady hay que presionarlo e incomodarlo constantemente, y los Texans nunca lo lograron hacer, así definitivamente no hay forma de competir.

Brady sigue siendo eficiente con una ofensiva limitada

Vimos a Ryan Fitzpatrick concretar una de las grandes sorpresas de la semana, a Aaron Rodgers haciendo magia con su brazo, pero Tom Brady sigue mostrando cualidades que hoy en día sólo el pasador de New England posee. Ya no cuenta con sus capacidades físicas a tope, pero la inteligencia con la que actúa en el campo es simplemente digna de admirar. La ofensiva de New England no juega a hacer muchas yardas o para dar el mejor espectáculo visual, juega para ganar. No importa mucho si Brady lleva menos de 100 yardas al medio tiempo, mientras las probabilidades de superar al rival se mantengan vivas, se ejecutará en el campo lo que ayude a ganar la partida.

Con un cuerpo de receptores muy limitado, su producción se mantiene en buen nivel, siendo la gran diferencia entre un jugador joven como Watson y un experimentado y único como Tom Brady. Algo que resalto de esta ofensiva es la calma que tiene cuando ejecuta en el campo, pues nunca se desespera y saben que tendrán la oportunidad de descifrar el hueco en la defensiva rival en algún punto del encuentro. Por su parte, algo que destaco de Brady, y que muchos pueden criticar, es la manera en que trata de evitar poner en riesgo su integridad física, él sabe que una lesión a estas alturas de su vida podría poner punto final en su carrera profesional.

Un susto innecesario

New England jugó mejor, su QB destacó en el campo, la defensiva demostró que ha mejorado, pero la forma en como cerraron el partido no fue la mejor, por suerte para ellos todo acabó en susto. Hacia el final del ultimo cuarto, un despeje de Houston terminó en fumble del WR Riley McCarron de los Pats y balón recuperado para la escuadra visitante, algo que metió de lleno a los Texans en el partido y no supieron aprovechar. Solo consiguieron sacar siete puntos de esa entrega de balón, pero se quedaron cortos para empatar el juego. Los Patriots no pueden cometer esta clase de errores en juegos que tienen bajo control.

Las nuevas figuras en la ofensiva de los Pats

En la NFL hay dos tipos de estrellas: las que pueden brillan en cualquier equipo de la liga y las que sólo lucen en New England. Puede ser por el sistema, el QB o el coach, pero hay jugadores que logran encajar en esta ofensiva a la perfección y entregar resultados. Y ahora que los Pats se encuentran cortos en la posición de WR, han salido a la luz a sus nuevos elementos estrella.

Para este juego se mostraron los resultados del trabajo que ha venido realizando el WR Phillip Dorsett, un elemento que llegó en trade la temporada pasada proveniente de Indianapolis y que consiguió siete recepciones para 66 yardas y un touchdown. Por otro lado está una de las mejores contrataciones del offseason, el explosivo Cordarrelle Patterson, quien está encontrando su lugar en el equipo de acuerdo con sus cualidades atléticas y entregando resultados positivos. Su actuación no refleja números de impacto, pero ya demostró lo peligroso que jugadas sorpresa, reversibles y esos pases profundos espontáneos que suelen ejecutar los Patriots.

Tendencias

A la alza

  • WR Phillip Dorsett – Este jugador ha respondido de forma positiva cuando se le exige en el campo. Poco a poco se está convirtiendo en un confiable aliado para Tom Brady y esas no son buenas noticias para el resto de la AFC.
  • El pass rush de los Pats – La incorporación del veterano Adrian Clayborn ha sido benéfica, pero el trabajo de Trey Flowers y Deatrich Wise está resaltando en la defensiva. New England finalmente parece estar encontrando constancia en ese rubro.
  • Línea ofensiva de New England – La baja de Nate Solder no está afectando a esta unidad. Pudieron contener a Watt y Clowney durante todo el juego y se ven en forma para enfrentar a mejores defensivas frontales.

A la baja

  • WR Riley McCarron – los Patriots no se tientan el corazón con los jugadores que cometen grandes fallas en el campo, y menos con los que no son estrella. Fue sorpresa que haya llegado al roster de 53 jugadores, y el fumble que cometió pudo haber sentenciado su salida de New England.
  • QB Deshaun Watson – Su regreso fue decepcionante. Está lejos de ser ese jugador que anotó 19 touchdowns en siete partidos la temporada pasada. Su nivel debe preocupar de cara a las aspiraciones de los Texans.
  • La línea ofensiva de Houston – Hace tiempo hice un análisis de las peores líneas ofensivas de la NFL en 2018, y en este partido se reafirmó que Houston va sufrir de ese lado a lo largo del año. Están obligados a mejorar o de lo contrario Watson no terminará la temporada otra vez.

El MVP del juego

Tom Brady – QB

Lanzó 277 yardas, 3 TD y una intercepción que fue consecuencia de un pase desviado en la línea. Brady sigue demostrando que es el alma de este equipo a sus 41 años.

¿Qué sigue?

Houston Texans

Viajaran a Nashville para un importante duelo divisional ante los Titans, equipo que en teoría es contendiente en la división. Para los Texans es una gran oportunidad de conseguir su primera victoria del año ante una escuadra que no luce con rumbo claro, y que ademas sufrió la lesión de su TE titular y su QB que muy probablemente no este al 100%.

New England Patriots

Visitarán a los Jaguars para revivir la final de la Conferencia Americana del año pasado. En el papel, New England abre como favorito para el encuentro, pero la defensiva de Jacksonville es una realidad y tienen los medios para sorprender en el juego.

Deja un comentario

Your email address will not be published.