Minnesota podría repetir la historia de 1998

 

0

-Ad-

Por Miguel Ángel Esses @f_escopeta

Los Minnesota Vikings son un equipo con mucha historia en la NFL, pero algo que se les ha escapado todo este tiempo es el triunfo en el Super Bowl. Uno de los momentos donde estuvieron más cerca de ganarlo (sin contar, claro está, los Super Bowls que perdieron) fue en 1998, cuando tuvieron uno de los mejores equipos en la historia de la liga. Y curiosamente ahora que se celebran 20 años de aquella temporada histórica las cosas parecen repetirse. Pero vayamos por partes.

1998: el año que pudo haber sido

En aquel año los Vikings eran dirigidos por Dennis Green, head coach que llegó al equipo en 1992 y alcanzó el punto cumbre de su carrera como entrenador en esa temporada, con una ofensiva dirigida por Randall Cunningham y que contaba con dos receptores de calibre Hall of Fame en Cris Carter y Randy Moss (llegado ese año como novato),

Esos Vikings establecieron varias marcas de equipo y de la NFL. Fueron el tercer equipo en la historia en ganar 15 partidos en una temporada regular y luego establecieron una marca de la liga al anotar 556 puntos durante la campaña. Además el pateador Gary Anderson anotó 164 puntos, récord de la franquicia.

Si no vieron aquella temporada, hay mencionar que esa ofensiva era un auténtico espectáculo. Anotaron más de 30 puntos 11 veces, más de 40 en tres ocasiones y en una de esas oportunidades llegaron a los 50 puntos (cuando vencieron a los Jaguars 50-10 en la semana 16). De hecho en todo el año nunca se quedaron por debajo de los 24 puntos, cifra que anotaron en dos ocasiones (una de ellas en su única derrota del año, cuando perdieron 24-27 con los Buccaneers en Tampa Bay).

En los playoffs vencieron sin problemas a los Arizona Cardinals dentro de la ronda divisional por marcador de 41-21, pero en el juego de campeonato de la NFC se llevaron una de las más grandes sorpresas en la historia de la NFL al perder con los Atlanta Falcons.

Ganando por marcador de 27-20, el equipo de Minnesota intentó un gol de campo de 38 yardas que les daría una ventaja de 10 puntos con cuatro minutos por jugar. Gary Anderson, que no había fallado un solo intento de gol de campo en el año, falló ese intento y dejó la puerta abierta para los Falcons, que empataron el encuentro con un pase de touchdown de Chris Chandler para Terance Mathis con apenas 49 segundos en el reloj.

En el tiempo extra Eugene Robinson bloqueó un pase para Randy Moss y forzó el despeje de los Vikings, que vieron como los Falcons movían el balón en la siguiente serie y dejaban el balón para que Morten Andersen conectara un gol de campo de 38 yardas que los mandaría al Super Bowl XXXIII contra los Denver Broncos.

2018: el año que puede ser

Es bastante curioso que muchas de las características de los Vikings en 1998 se están replicando a  veinte años de distancia:

    • El QB agente libre. Los Vikings firmaron a Randall Cunningham en 1997 y un año despues fue parte esencial de esa explosión ofensiva, sobre todo porque contaba con grandes armas al ataque. En este 2018 los Vikings firmaron a Kirk Cousins, que llega de Washington con la intención de dirigir un ataque explosivo.
    • La dupla de receptores. En 1998 eran Cris Carter y Randy Moss y ahora son Stefon Diggs y Adam Thielen. Es complicado comparar a Diggs y Thielen con dos Hall of Famers, pero también es justo decir que son armas sumamente eficaces a disposición de Cousins.
    • Los corredores. Los Vikings de 1998 pasaban mucho más de lo que corrían (vamos, con Carter y Moss como receptores era un milagro que no pasaran en cada oportunidad), pero contaban con un par de RB bastante sólidos en Robert Smith y Leroy Hoard. Ahora estos nuevos Vikings cuentan con Dalvin Cook y Latavius Murray, así que podríamos darles un punto de mejora a esta nueva versión de los Vikes.

Ahora, una de las mayores diferencias de los Vikings del 98 y los actuales es la defensiva. Esos Vikings de 1998 venían de años irregulares a la defensiva, mientras que los Vikings actuales cuentan con una de las mejores unidades de la actualidad.

Los Vikings de 1998. Video cortesía de NFL.com

¿Año de repetición?

Es muy complicado predecir qué va a pasar con los Vikings en esta temporada pero algo es seguro: pocas veces en los últimos años han estado tan cerca de replicar lo hecho en aquel 1998. El año pasado fue bastante cercano (hey, hasta quedaron en la final de la NFC), y este 2018 las expectativas están en esos rumbos.

¿Ustedes qué creen? ¿Pueden estos Vikings ser el equipo que iguale (o supere) lo hecho en aquel histórico 1998? Esperamos sus comentarios.

Deja un comentario

Your email address will not be published.