Los contendientes comienzan a desmarcarse

Thearon W. Henderson

AFP

Rams, Chiefs, Patriots y Saints demuestran que son la crema de la NFL; Chargers y Vikings están enrachados

Se fueron siete semanas, estamos a punto de llegar a la mitad del calendario y los contendientes comienzan a separarse de los pretendientes.

Los Rams (7-0) son, sin discusión que quepa, el mejor equipo de la NFL. Sí, eran los 49ers, pero la defensa angelina forzó cuatro intercambios de balón y capturó siete veces a C.J. Beathard, incluidas cuatro de Aaron Donald y dos de Cory Littleton, quien también bloqueó una patada de despeje.

Todd Gurley empató un récord de la NFL con sus 14 touchdowns en las primeras siete semanas. Priest Holmes, ex corredor de los Chiefs, fue el primero en lograrlo, en 2002.

Gurley ahora tiene al menos un touchdown por tierra en 10 juegos en fila y con ello rompe el récord de la franquicia, que hasta el domingo le pertenecía a Marshall Faulk.

Estadísticamente, el ataque de los Chiefs (6-1) es el tercero mejor de la liga, pero en el campo no hay equipo más dinámico ni con más armas que Kansas City.

Y todo comienza con el joven Patrick Mahomes, quien con sus cuatro pases de touchdown en la paliza a Cincinnati superó la marca de Kurt Warner con 21 envíos a las diagonales en sus primeros ocho juegos en la NFL. Las 2,507 yardas de Mahomes también establecieron un nuevo récord en la liga para un quarterbacks en ocho partidos.

Los Chiefs han anotado 260 puntos y promedian 37.1 por partido, lo más alto en la NFL. Los Rams son terceros con 33.6. ¿Todavía hay alguien que dude que el duelo en el Estadio Azteca del 19 de noviembre es el Juego del Año?

Los Angeles y Kansas City representan el “New Wave”, pero Drew Brees y Tom Brady son los “Oldies But Goodies” de este “Billboard” de la NFL.

Brees vivió otra tarde histórica con su pase de touchdown 500 y su primer triunfo (en cinco intentos) ante los Ravens. El quarterback de los Saints ahora puede presumir de haber derrotado a todos los equipos de la liga.

El coach Sean Payton decidió jugársela cuatro veces en cuarto down en la primera serie ofensiva del partido. Aunque ese drive de 20 jugadas terminó con un fumble -en cuarto down, por cierto- de Taysom Hill, recuperado por los Ravens en la yarda 6 de Baltimore, Payton mostró las agallas que no le veíamos desde aquella campaña 2009, cuando New Orleans ganó el Super Bowl XLIV.

Los Saints convirtieron 4 de 5 en cuarto down en el triunfo en Baltimore.

En Chicago, los Patriots sobrevivieron a una bravía reacción de los Bears y ganaron su cuarto en fila.

Brady lanzó tres pases de touchdown en el triunfo 38-31 en Soldier Field, pero la defensa de los Patriots tuvo que pelear hasta el último segundo, cuando Mitchell Trubisky conectó un bombazo con Kevin White hasta la yarda uno de New England, donde fue detenido por Duron Harmon y otros tres defensivos de los Patriots para evitar el potencial empate.

Un escalón abajo están Chargers (5-2) y Vikings (4-2-1), que han ganado cuatro y tres consecutivos, respectivamente.

Los Chargers regresan de Londres para disfrutar de su semana de descanso y luego visitar Seattle. Desde 1990, los Chargers tienen récord de 13-15 después del bye.

Minnesota, que liga triunfos sobre Eagles, Cardinals y Jets, podría dejar claro si es pretendiente o contendiente el próximo domingo, cuando reciba a New Orleans.

Pittsburgh y Green Bay tienen el mismo récord de 3-2-1 y ambos descansaron en la Semana 7. Para Aaron Rodgers y los Packers vienen dos visitas espeluznantes a Rams y New England, mientras Ben Roethlisberger y los Steelers tienen un par de duelos divisionales en puerta: ante los cardiacos Browns (cuatro juegos a tiempo extra) y en Baltimore, que en la Semana 4 ganaron en Heinz Field.

Con su cuarta victoria en fila, los Texans (4-3) ahora son líderes de la División Sur de la AFC. La defensiva de Houston ha sido de lo mejor en la liga en las tres semanas más recientes, en las que ha permitido, en promedio, 12 puntos y 260 yardas por juego.

Otra defensiva que ha jugado muy bien prácticamente todo el año (excepto el juego en New Orleans) es la de Washington, que es la quinta en cuanto a yardas y la tercera contra la carrera.

Texans y Redskins son pretendientes, pero sus defensas podrían ser factor el resto del calendario.

Deja un comentario

Your email address will not be published.