Análisis de la semana 9 de la NFL – Steelers vs Ravens

 

0

Lo que pudo representar el regreso de Baltimore en la lucha por la AFC North fue más bien un golpe de autoridad de Pittsburgh, que supieron dominar a una complicada defensiva y salieron del M&T Stadium con una importante victoria que los mantiene al frente de la división AFC North.

Marcador final: Steelers 23 – 16 Ravens

Los Ravens comenzaron al frente gracias a un field goal de Justin Tucker, pero con el sabor de haber dejado ir una gran oportunidad en zona de goal. Pronto los Steelers contestaron con el primer touchdown de la tarde gracias a un pase corte de Ben Roethlisberger a James Conner, quien llegó con poca resistencia a la zona de anotación.

La siguiente serie ofensiva de Pittsburgh fue también sostenida, para recorrer 75 yardas y terminar en el segundo pase de anotación de Big Ben, esta ocasión dirigido a Antonio Brown. Mientras tanto los Ravens mostraron ser poco efectivos en momentos clave y se tenían que conformar con field goal.

Para la segunda mitad, los Steelers anotaron por tercera ocasión en una serie sostenida de ocho minutos y 14 segundos para recorrer de nuevo 75 yardas. Aunque los Ravens pudieron reaccionar inmediatamente, poco pudieron lograr y nunca hubo un sentimiento que nos indicara un posible regreso.

La clave del éxito de los Steelers: Eficiencia en terceras oportunidades

La ofensiva de Pittsburgh se vio muy bien, sobre todo al momento de convertir las terceras oportunidades en primero y diez. De las 16 ocasiones en las que se encontraron en tercer down, diez fueron las primeras oportunidades que lograron. Parte de este éxito fue encontrarse a corta distancia gracias al efectivo avance que lograban con la combinación de su juego terrestre y jugadas por pase.

Las oportunidades desperdiciadas de los Ravens

Bien pudieron comenzar ganando por siete los Ravens, pero justo en su segunda serie ofensiva, Lamar Jackson salió buscando pase y ningún defensivo de los Steelers lo siguió para quedarse completamente solo. Joe Flacco nunca lo consideró como objetivo y así dejaron ir cuatro puntos.

En la siguiente serie ofensiva de los Steelers, el linebacker C.J. Mosley dejó caer un pase de Big Ben justo cuando ya amenazaban con conseguir sus primeros desde la yarda 12 de Baltimore. De haberse quedado con la intercepción, habría evitado el touchdown de Pittsburgh con el que se pusieron al frente 7 a 3.

Y para terminar, en el segundo cuarto, Joe Flacco ya tenía a su ofensiva dentro de la yarda 15 del rival cuando lanzó un pase que quedó largo para Michael Crabtree quien tenía ventaja sobre el defensivo. Finalmente obtuvieron tres puntos de esa serie ofensiva.

Buen trabajo de Conner, mejor la línea ofensiva

Se mencionan las buenas actuaciones de James Conner quien en esta ocasión rebasó las 100 yardas por tierra con un promedio de 4.5 yardas por acarreo. También se dice que ha sido muy bueno enfrentando cajas con ocho o más defensivos. Pero todo esto no lo lograría sin el gran trabajo de su línea ofensiva, luciendo ante una buena línea defensiva como la de los Ravens.

Simplemente hicieron una gran labor abriendo camino para que Conner pudiera avanzar al menos dos o tres yardas sin ser tocado. Eso es mérito de este grupo.

La ofensiva de los Ravens no puede ganar con quarterbacks intermitentes

Esta unidad ofensiva está añadiendo en formaciones al novato QB Lamar Jackson. pero todos en la liga saben para qué entra y qué es lo que suele hacer. No es ninguna novedad y los Steelers lo sabían. En las jugadas en la que se le involucró a Jackson, la mayoría fueron un desperdicio porque la defensiva sabía lo que venía.

Y hablando de Flacco, simplemente no pasa por el mejor momento de su carrera. En este juego lo vi impreciso, lanzando un pase bueno y dos malos. Los envíos donde había clara ventaja para el ofensivo, como cuando su tight end Mark Andrews (1.96 metros) estaba siendo cubierto por el defensivo secundario Mike Hilton (1.75 metros), fueron horribles. Así no puedes aspirar a hacerle daño a un equipo cuya defensiva se ve cada vez mejor.

Tendencias

A la alza

  • Ben Roethlisberger, QB, Steelers. Realizó un trabajo decente pero lo destacado en esta ocasión fue que tenía una lesión en la mano izquierda. A pesar de la presión que algunas veces tuvo, pudo salir bien librado y con su actuación sacó adelante a su ofensiva.
  • James Conner, RB, Steelers. Simplemente, Pittsburgh se puede olvidar de Le’Veon Bell y continuar la vida con Conner. Finalmente la línea ofensiva está ayudando a que todo siga igual o mejor.
  • La credibilidad en los Steelers. Están mejorando desde que perdieron con estos Ravens en la semana 5. Ya llevan cuatro triunfos consecutivos gracias a que han jugado mejor.

A la baja

  • El juego terrestre de los Ravens. Es increíble como se olvidaron del ataque terrestre cuando les vimos algunos destellos de la mano de Alex Collins, quien terminó con 35 yardas en 9 acarreos.
  • La defensiva de los Ravens. Nunca supieron descifrar la ofensiva de los Steelers y buscaron contrarrestarlo con fuerza en vez de usar estrategia. Los visitantes aprovecharon el ímpetu de la defensiva local y con ello los despedazaron en terceras oportunidades.
  • Chris Boswell, K, Steelers. El punto extra fallado pudo haber sido muy costoso si el rival hubiera sido otro. No puedes sobrevivir los juegos difíciles con un kicker tan inestable.

MVP del juego

James Conner, RB, Steelers.

Colaboró con 107 yardas por tierra y 56 yardas por recepción (quedando como el segundo mejor receptor de su equipo) y una anotación con la que los Steelers tomaron ventaja, misma que no dejarían ir.

¿Qué sigue?

Steelers

El próximo jueves abren la actividad de la semana 10 recibiendo a uno de los equipos que mejor está jugando. Los Panthers quienes llevan tres victorias consecutivas serán los rivales de los Steelers en un juego que se antoja como uno de los mejores de la semana.

Ravens

Después de tres derrotas consecutivas y con la moral por los suelos, tendrán su semana de descanso.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.