Aaron Rodgers culpa a micrófono por lesión de Randall Cobb

GREEN BAY — Aaron Rodgers se ha quejado durante mucho tiempo el uso extensivo de la NFL de micrófonos dentro del campo –tanto para el sonido de los partidos como para las grabaciones de NFL Films– sin embargo, el mariscal de campo de los Green Bay Packers siempre lo ha visto como una intrusión o un inconveniente, no como un riesgo para la seguridad.

Pero a raíz que el receptor abierto Randall Cobb sufriera una perforación de pulmón durante la derrota en los playoffs de la NFC contra los Arizona Cardinalsen enero. A Rodgers también le gustaría ver que la NFL reduzca el uso de micrófonos ocultos en los jugadores por los riesgos de seguridad.

Cobb insinuó por primera vez durante el Radio Row en la semana del Super Bowl, que la posibilidad que su lesión fuera provocada por el paquete de micrófono que utilizó, aunque señaló que “no había manera que pudiera demostrar” que esa fuera la causa.

Rodgers reiteró esa teoría durante una entrevista en el programa de su ex compañero de los Packers, A.J. Hawk, la semana pasada.

“No me siento cómodo utilizando micrófonos, y diré esto: Randall Cobb sufrió una grave lesión el año pasado en el partido de playoffs, y creo –y él lo estaría también, y el equipo– que eso fue provocado por el hecho que se le instalara un micrófono”, señaló Rodgers a Hawk. “Debido a que cayó sobre la caja del micrófono y tuvo lesiones internas que lo marginaron del partido, probablemente lo habría mantenido fuera del resto de los playoffs. Y el punto de la punzada estaba directamente junto a la caja de su micrófono”.

Rodgers también refirió que cree que utilizar un micrófono “quita la autenticidad del juego”, señalando que actúa de manera diferente cuando sabe que está utilizando uno. Tras decir eso, Rodgers, quien se quejó por primera vez sobre los micrófonos en el campo durante su programa de radio en ESPN Wisconsin en el 2011, parece más perturbado por el hecho que las defensivas rivales pueden darse una idea de cuál es su ritmo, el conteo de las jugadas y los cambios sobre la línea al escuchar las copias de los partidos por televisión.

“Sí, creo que es demasiada información”, expresó Rodgers a Hawk. “En el 2008 se acostumbraba que no hubiese audífonos en la defensiva, así que las defensivas tenían que hacer señales con todas las jugadas y eso fue parte de todo el asunto del ‘Spygate’ con la grabación de las señales. Pero ahora se tienen micrófonos en ambos frentes la mayor parte del tiempo y te enteras de todo lo que dice el mariscal de campo cuando estamos en casa y a veces como visitantes también.

“Creo que esa es una ventaja competitiva para la defensiva y te hace tener que trabajar más duro con palabras falsas y y las palabras vigentes y sin uso. Es decir, esa es parte del juego, pero creo que el acceso es un poco exagerado”.

Comentar

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.