Antonio Brown sugiere a Le’Veon Bell incorporarse a las prácticas

PITTSBURGH — Luego de su propia disputa contractual con los Pittsburgh Steelers hace algunos años, Antonio Brown sabe qué consejo le ofrecería a su amigo y compañero de equipo, Le’Veon Bell.

Regresa.

“La primera regla para mejorar es estar aquí”, dijo Brown luego de la sesión parte de las actividades organizadas del equipo del miércoles. “No se puede mejorar nada sin venir. Creo que si viene, deja saber a todos dónde desea estar: quiere estar aquí no solamente para el año que viene sino los que vienen, debe venir aquí y aparecerse. Venir aquí y mejorar y demostrar que eres serio”.

Bell se mantiene alejado de los Steelers al tiempo que se prepara para un segundo verano de negociaciones bajo la designación de jugador franquicia. Bell cobró 12.12 millones de dólares el año pasado bajo la etiqueta, y podría ganar hasta 14.5 millones de dólares este año a menos que las partes acuerden un contrato a largo plazo. Tienen hasta el 16 de julio a las 4 p.m. para conseguirlo.

Las charlas se estancaron el verano pasado, y Bell esperó hasta el 1° de septiembre para presentarse.

Brown deseaba un nuevo acuerdo en el 2015, claramente superando el pacto por seis años y 43 millones de dólares que había firmado en el 2012. Brown nunca boicoteó, y el equipo reestructuró su contrato por dos años consecutivos como modo de adelantarle dinero antes de alcanzar un convenio para una extensión de cuatro campañas y 68 millones de dólares en febrero del 2017.

La situación de Bell es diferente por el corto periodo de vida útil en la posición de corredor y la palanca que se ofrece a jugadores franquicia. Brown parece comprenderlo, describiendo a Bell como un “profesional” que no defraudará a su equipo. Ambos se han mantenido en contacto vía mensajes de texto, con Brown recordándole en tono de bromo que sus cintas mejorarán si se aparece.

Una vez que lo haga Bell, con todo hacia adelante.

“Todos sabemos que Le’Veon es un competidor y está muy acondicionado, siempre cuidando su cuerpo y quedando en óptimas condiciones”, explicó Brown. “La cosa con Le’Veon que lo hace especial, es que toma su juego muy en serio. Nunca hay cuestión o duda respecto a su juego, o si está físicamente preparado. Sé que cuando llegue al edificio, sea cuando sea eso, sabes lo que vas a recibir: vas a recibir a un tipo que está listo para 400 o 500 acarreos; un tipo que está dispuesto a correr y atrapar el ovoide; un tipo que lo puede hacer todo”.

Aun así, a los compañeros les queda reconciliar ambos lados de la dinámica en torno a Bell.

“Siempre quieres que le paguen a alguien, y como jugador en el equipo, deseas que el tipo esté aquí jugando”, señaló el receptor abierto Darrius Heyward-Bey.

En el 2017, Bell finalizó la campaña tercero en yardas terrestres (1,291) y sumó una marca personal con 85 recepciones para 655 yardas en 15 encuentros. Promedió 3.46 yardas por acarreo a lo largo de los primeros tres partidos, y Heyward-Bey entiende por qué un jugador iniciaría lento luego de no absorber contacto por nueve meses.

Pero Bell se ha ganado el beneficio de la duda gracias a su ética de trabajo y producción.

“Simplemente sé que los Steelers harán lo mejor que puedan para cerrar un trato y sé que Le’Veon hace lo mejor que puede para cerrar un trato”, dijo Heyward-Bey. “Sea donde sea que caigan, ojalá caigan en el medio y tomen una decisión”.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.