Combo de Noticias NFL

 
 
 

Kansas City sale como ligero favorito sobre San Francisco

play

Los Kansas City Chiefs son ligeros favoritos sobre los San Francisco 49ers al inicio de las dos semanas previas para el Super Bowl LIV.

La línea abrió pareja en las casas de apuestas del país. Pero la línea se ha movido hacia Kansas City por 1.5 puntos hasta este domingo por la noche en la mayoría de los casinos.

De acuerdo con el archivo de líneas de apuestas de ESPN Stats and Information, ningún Super Bowl ha cerrado nunca con una línea de puntos pareja. Cuatro Super Bowls han tenido una línea inferior a 2 puntos. El Super Bowl de este año parece destinado a ser el quinto.

El Caesars Sportsbook abrió con los Chiefs en 1.5 el domingo por la noche y tomó apuestas tempranas por los 49ers.

“Teníamos a los Chiefs un poco más alto que los 49ers en nuestras clasificaciones”, declaró Alan Berg, encargado de determinar probabilidades para el Caesars Sportsbook, a ESPN este domingo por la noche. “Puedes defender a cualquier equipo y espero una acción decente y equilibrada del público”.

El William Hill reportó tomar una apuesta temprana de 33,000 dólares por Kansas City con línea pareja. Y, en el Westgate SuperBook de Las Vegas, más del 70 por ciento de las primeras apuestas fueron con los Chiefs, que, por ahora, son los favoritos para el Super Bowl, al igual que al inicio de la temporada.

Los Chiefs arrancaron la temporada como favoritos por consenso para ganar el Super Bowl se sobrepusieron a una lesión de rodilla a mitad de la campaña del mariscal de campo Patrick Mahomes y tuvieron remontada consecutivas en los playoffs para vencer a los Houston Texans y Tennessee Titans para alcanzar el primer Super Bowl de la franquicia desde 1969.

Los 49ers eran considerados contendientes en el grueso de los equipos al inicio de la temporada, con probabilidades de ganar el Super Bowl en 40-1 en el Caesars Sportsbook. Aseguraron su lugar en Miami con una fácil victoria 37-20 sobre los Green Bay Packers en el Juego por el Campeonato de la NFC.

El Super Bowl LIV está programado para disputarse el 2 de febrero en el Hard Rock Stadium de Miami Gardens, Florida.

El equipo favorito ha ganado 34 de 53 Super Bowls. Sin embargo, los favoritos por tres puntos o menos están apenas 8-7.

Las altas/bajas abrieron en 51.5 y se movieron a 52.5 este domingo por la noche.

Corren 49ers hacia el Super Bowl

play

Raheem Mostert recorrió más de 200 yardas y anotando cuatro touchdowns para ayudar a San Francisco avanzar al Super Bowl. (1:01)

SANTA CLARA, California — Los San Francisco 49ers completaron con el boleto al Super Bowl la sorpresiva temporada que han vivido. Y lo hicieron con autoridad, como ha sido desde que comenzaron el imposible viaje hasta Miami en septiembre pasado.

Los 49ers aplastaron 37-20 este domingo a los Green Bay Packers con la misma receta que hicieron en la Semana 12 de temporada regular y con la que ganaron 13 partidos en la campaña regular: juego por carrera, quarterback que maneja el juego y una defensa asfixiante en todas sus áreas.

Los Packers apenas si pudieron ver el vendaval que pasaba sobre ellos, en especial en la primera mitad llamado Raheem Mostert, quien les corrió 220 yardas; la segunda mayor cantidad en la historia de la NFL, incluidas 160 en la primera mitad con tres de sus cuatro anotaciones, para prácticamente sentenciar el juego desde entonces.

Mostert, tercer corredor en el escalafón de los 49ers, quien ni siquiera se suponía al principio de temporada que estaría activo y fue cortado siete veces en sus cinco años de carrera, tuvo que echarse el equipo a hombros por tierra, luego de que en el primer cuarto salió lastimado de un hombro Tavin Coleman.

 

“Muchos dudaron de mi”, dijo Mostert. “A esos ahora tengo que decirles, ‘Miren dónde estoy ahora’. Nunca me rendí ni paré de trabajar para cumplir mis sueños”.

Los Packers no podían siquiera meter las manos, en un día que tampoco fue el más preciso para el quarterback Aaron Rodgers, quien perdió su tercer Juego de Campeonato de Conferencia consecutivo.

Pero aún así, Rodgers, de 36 años, perdió la oportunidad de sellar su legado para una histórica franquicia con el que pudo ser el segundo boleto al Super Bowl en su carrera.

De las 326 yardas de Rodgers en 31 de 39 pases completos con dos touchdowns, muchas fueron ya cuando el partido estaba decidido en la segunda mitad. Pasó también para dos intercepciones y falló varios pases que pudieron marcar diferencia al principio del juego.

“Fuimos muy inconsistentes en la primera mitad”, reconoció Rodgers. “Cometí un par de errores personales que nos lastimaron. No ejecutamos bien y el juego se nos escapó”.

Los 49ers corrieron tanto, 282 yardas totales en 42 acarreos, que ni siquiera necesitaron a su quarterback Jimmy Garoppolo para conseguir su primer boleto al partido de campeonato de la NFL desde el 2012 y el séptimo de su historia.

Garoppolo apenas lanzó ocho pases; completó seis; ninguno en el tercer cuarto. Sumó 77 yardas y sólo sufrió una captura.

“La primera vez que jugamos con ellos completamos un par de pases largos”, recordó Garoppolo “Pensamos que tendríamos esas oportunidades otra vez. Ellos ajustaron bien y tuvieron buenas coberturas. Pero eso nos abrió las líneas de carreras. Fue algo así como ‘escoge tu veneno’”.

Fue un dominio completo de los bloqueadores de San Francisco, que lograron que 186 de sus yardas por tierra llegaran antes del primer contacto. Sobre la cancha era evidente la manera en que linieros, alas cerradas, fullback y hasta receptores abiertos terminaban sus bloqueos y seguían al segundo hombre en sus asignaciones.

“Si de algo nos sentimos orgullosos es de la manera en que tratamos de ejecutar al máximo cualquier tipo de jugada de carrera, por más sencilla que parezca”, dijo el fullback de los 49ers, Kyle Juszczyk. “Sabíamos que para ganar este partido teníamos que jugar como todo el año, unidos y cada quien haciendo su trabajo”.

Los 49ers han corrió en 75 por ciento de sus jugadas ofensivas en los dos partidos que han disputado en la actual postemporada.

“Nunca planeas algo así”, dijo el entrenador en jefe, Kyle Shanahan. “Cuando observas la manera en que los muchachos están corriendo y la forma en que tu defensa está jugando, es muy fácil seguir igual, sólo corriendo, incluso en terceras oportunidades”.

“Los muchachos jugaron tan agresivos como en cualquier equipo que haya estado”, agregó. “Hicieron muy fácil el llamado de jugadas”.

 

Del otro lado del balón, además de presionar a Rodgers se encargaron de castigar en el físico y con maniobras a los Packers.

El novato Nick Bosa tuvo otra exhibición que pareció de veterano. Sumó cuatro tackleadas directas, incluida una con un golpe de frente al corredor Aaron Jones y otra captura de 13 yardas a Rodgers; ambas muy agresivas.

El esquinero Richard Sherman, quien jugó de los lados izquierdos y derechos, permitió un pase de 65 yardas a Devante Adams. Pero nada más. Después pareció impasable, hasta que comenzó a dejar colchón para que el tiempo se terminara cuando el juego ya estaba distante para Green Bay.

“No puedo creer que estoy aquí ahora mismo y que hice las cosas que hice”, señaló Morstet. “(…) Ganamos y ahora voy a Miami en el estado donde está mi casa. No puedo creerlo. Esto es surrealista para mi”.

Los Shanahan serán primera dupla padre-hijo en dirigir un Super Bowl

A Kyle Shanahan, le tomó tres temporadas como head coach de los San Francisco 49ers, primer equipo al que dirige en esa capacidad, alcanzar el Super Bowl. Con ello, escribió un capítulo inédito en las 100 temporadas de historia de la NFL.

Luego de que los Niners superaran por 37-20 a los Green Bay Packers en el Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional, Shanahan se une a su padre, Mike Shanahan, como la primera dupla de padre-hijo en alcanzar el Super Bowl como head coach.

Mike Shanahan conquistó dos veces el Super Bowl como entrenador en jefe de los Denver Broncos, en 1997 y 1998.

Kyle Shanahan trabajó para su padre del 2010 al 2013, como coordinador ofensivo de los Washington Redskins cuando Mike era head coach de aquella franquicia. Es la única ocasión en que han trabajado para el mismo club.

Los Niners de Kyle Shanahan enfrentarán en el Super Bowl LIV a los Kansas City Chiefs, campeones de la AFC. Se trata del primer viaje al Super Bowl para San Francisco desde el 2012.

Patrick Mahomes y Jimmy Garoppolo, representantes de una nueva generación de QBs

play

De igual forma, la linea defensiva hizo un gran trabajo para darle el boleto al Super Bowl a Kansas City (1:17)

Con Patrick Mahomes y Jimmy Garoppolo en el Super Bowl LIV, parece que, ahora sí, el cambio de guardia en la posición de quarterback en la NFL está completo.

Los quarterbacks de los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers representan a una generación de jugadores en la posición que serán los encargados de protagonizar los duelos que hace unos años nos ofrecían Tom Brady, Peyton Manning, Drew Brees, Philip Rivers, Eli, hermano de Peyton, o Ben Roethlisberger.

Peyton encabezó a esa generación de pasadores al llegar a la NFL en 1998, seguido de Brees en 2001 y al año siguiente, Brady, literalmente, irrumpió y detrás de él arribaron Eli, “Big Ben” y Rivers en 2004.

Mahomes toma el lugar que Brady y Manning ocuparon los últimos años como quarterbacks representantes de la AFC en el juego por el título de la NFL y cabe recordar que Garoppolo trabajó detrás de Brady en sus tres primeros años en la liga (2014-16) con los New England Patriots.

Desde 2001 hasta la temporada pasada, prácticamente esa camada de pasadores dominó el panorama y se hizo presente casi en todos los juegos por el título de la NFL del actual siglo.

Durante 18 años, es decir, de la edición XXXVI hasta la LIII, sólo en dos ocasiones (XXXVII y XLVII) el Super Bowl presentó duelos en los que los apellidos Brady, Manning, Brees o Roethlisberger no estuvieran presentes.

En total, esos quarterbacks ganaron 13 anillos de Super Bowl, seis de ellos pertenecen a Brady, quien pudo haber ganado dos más de no ser por Eli, el hermano menor de la familia Manning.

Replicar el éxito que representan 13 conquistas del Trofeo Vince Lombardi por una generación luce complicado, pero la nueva ola de quarterbacks parece estar determinada a intentarlo.

La nueva generación comenzó a formarse en 2016, cuando Jared Goff llegó a la NFL como la primera selección global del draft, seguido de elementos que se han ganado su lugar como referentes en la posición de quarterbacks, como Carson Wentz (segunda selección global ese año), Jacoby Brissett (3a. Ronda) y Dak Prescott (4a.).

Mahomes reforzó al grupo con su arribo a la liga en 2017 como la décima selección global del draft, seguido, dos lugares después, por Deshaun Watson, y la nueva generación parece haber recibido los ingredientes para cuajar con Lamar Jackson (selección global 32), Josh Rosen (décimo reclutamiento global) y con elementos que en 2019 avanzaron en su desarrollo como Sam Darnold o Josh Allen.

Falta por ver si quarterbacks novatos en 2019 como Kyler Murray, Daniel Jones, Dwayne Haskins o Drew Lock cumplen con las expectativas y terminan por redonear a la nueva generación de quarterbacks.

Hace casi 37 años, la Clase 1983 de quarterbacks tomados en 1983 marcó un antes y un después en la selección de quarterbacks tras confirmarse con el paso del tiempo como el reclutamiento más pródigo en la posición en la historia, gracias al desempeño y aporte estadístico de leyendas como John Elway, Dan Marino o Jim Kelly y en menor medida de figuras como Tony Eason y Ken O’Brien.

 

A lo largo de sus carreras, Elway, Marino y Kelly sumaron 11 apariciones en el Super Bowl y fue hasta que Elway ganó las ediciones XXXII y XXXIII que esa generación pudo presumir títulos, pero ya era considerada la más prolífica en la historia por el desempeño y estadísticas que acumularon a lo largo de las carreras de sus integrantes.

Que una clase de quarterbacks así se repita en un mismo draft es prácticamente imposible. Los tiempos son otros y las generaciones actuales se forman en un periodo de dos o tres años.

Por lo pronto, Mahomes y Garoppolo han dado el primer paso para afianzar a la actual generación como un grupo que promete y que está determinado a dejar huella en la NFL.

Quién marque la primera huella está en manos de Mahomes y Garoppolo.

Chiefs y 49ers chocarán en un Super Bowl inédito

play

4 touchdowns, 220 yardas y 29 acarreos: los números de Raheem Mostert ante los Packers estuvieron fuera de este mundo. Con toda seguridad, será su mayor arma para enfrentar a Chiefs en el Super Bowl. (2:56)

Los Kansas City Chiefs y San Francisco 49ers sellaron su boleto al Super Bowl LIV este domingo con victorias contundente en las Finales de Conferencia.

Los Chiefs vinieron de atrás para vencer 35-24 a los Tennessee Titans en el Arrowhead Stadium para volver al Super Bowl luego de 50 años de ausencia.

La última vez que los Chiefs estuvieron en el Gran Juego fue en la edición IV cuando vencieron 23-7 a los Minnesota Vikings en el Tulane Stadium de New Orleans.

Esta es la tercera vez en la historia que la franquicia llega al Super Bowl, ya que también disputó la primera edición ante los Green Bay Packers, 35-10, en el Memorial Coliseum de Los Angeles.

Para San Francisco, que apaleó 37-20 a Green Bay para ganar el título de la Conferencia Nacional, es su primer viaje desde su derrota 34-31 ante los Baltimore Ravens en la edición XLVII en el Mercedes-Benz Superdome.

La última vez que los Niners ganaron el campeonato fue hace 25 años, cuando apalearon 49-26 a los San Diego Chargers en la edición XXIX justamente en Miami.

En total, los 49ers han ganado cinco títulos de Super Bowl en su historia, tras las temporadas de 1981, 1984, 1988, 1989 y 1994.

Chiefs y 49ers nunca se han enfrentado en un Super Bowl y la serie histórica favorece 7-6 a San Francisco, sin embargo, la última vez que se enfrentaron el triunfo fue para los Chiefs, 38-21 en Arrowhead.

49ers vs. Chiefs: El primero de muchos viztazos al Super Bowl LIV

play

Chiefs arrancó la temporada como candidato al título, y lo ha demostrado con creces. Es un equipo que se crece en la adversidad y volvió a remontar déficit de dos dígitos. Tendrán que ajustar para enfrentar a SF y cuentan con Pat Mahomes para ello. (2:37)

El duelo para el Super Bowl LIV está definido y nos presenta un encuentro inédito con dos de las franquicias de mayor tradición en la NFL, pero con contrastante palmarés.

Los 49ers hacen su sèptima aparicdión en el Super Bowl y buscan su sexto anillo de campeones y primero desde la ediciòn XXIX, mientras que los Chiefs esperaron 50 años para volver luego de ganar la edición IV.

El duelo entre las ciudades de San Francisco y Kansas City ya tiene historia, pues en en 2014, los Giants y Royals disputaron una emocionate Serie Mundial de Grandes Lugas que se decidió hasta el último turno al bat del definitivo Juego 7 con el triunfo de la novena del Área de la Bahía.

Conozcamos un poco de lo que nos depara el duelo que se celebrará en Miami el 2 de febrero en Miami, Florida.

============================

SUPER BOWL LIV

Domingo 2 de febrero / 6:30 p.m. ET

SAN FRANCISCO49ers vs. KANSAS CITY CHIEFS

Serie: 7-6, a favor de 49ers
Racha: Chiefs han ganado tres de los últimos cuatro duelos desde 2006

Último enfrentamiento: 2018 / SEMANA 3Patrick Mahomes lanzó para 314 yardas tres touchdowns y Kareem Hunt aportó dos anotaciones por tierra para ayudar a los Chiefs a vencer 38-27 a los 49ers en Kansas City.

Jimmy Garoppolo completó 20 de pases para 251 yardas y dos touchdowns, mientras que Matt Breida sumó 90 yardas en 10 carreras. Los 49ers pudieron convertir sólo dos de nueve situaciones en tercera oportunidad.

49ers

– El duelo entre 49ers y Chiefs es el segundo en la historia del Super Bowl en el que un equipo fue líder en su conferencia en yardas por tierra y el otro fue líder en yaras por aire en su conferencia.

El Super Bowl VI (temporada 1971) tuvo a los Dallas Cowboys, que fueron líderes de la NFC en yardas por aire, ante los Miami Dolphins, líderes de yardas terrestres en la AFC (y en la NFL).

Guiados por Roger Staubach, los Cowboys vencieron 24-3 a los Dolphins y limitaron a Miami a 80 yardas por tierra, su producción más baja de esa campaña.

– Los 49ers se convirtieron en el primer equipo que llega al Super Bowl luego de sufrir cuatro temporadas consecutives con 10 o más derrotas.

 

Además, los 49ers se convirtieron en el el tercer equipo que llega al juego por el título de la NFL luego de una temporada con cuatro o menos victorias. Los Angeles Rams (1999) y los Cincinnati Bengals (1988) son los anteriores, pero los Rams los únicos que ganaron el Trofeo Vince Lombardi.

CHIEFS

– Andy Reid es el cuarto entrenador en jefe que representa a ambas conferencias en el Super Bowl desde la fusión de la NFL en 1970 y se une en el club a John Fox (Carolina y Denver), Bill Parcells (Giants y Patriots) y Dan Reeves (Denver y Atlanta).

– Patrick Mahomes se unió a Dan Marino como los únicos quarterbacks en la historia que ganan el premio como Jugador Más Valioso de la NFL y llegan al Super Bowl antes de cumplir 25 años. Mahomes tendrá 24 años y 138 días el domingo 2 de febrero.

Aaron Rodgers considera que sigue abierta la ventana al título

play

Tras la derrota de los Packers ante los 49ers, el gurú piensa que el QB de Green Bay no llegará a otro Super Bowl en su carrera. Comenzó la cuenta regresiva para su retiro. (3:15)

SANTA CLARA — Incluso a los 36 años de edad, Aaron Rodgers asegura que cree que él y los Green Bay Packers estarán en esta posición de nuevo, al borde de otro Super Bowl.

Tal vez es por eso que Rodgers, visiblemente decepcionado luego de la derrota del domingo 37-20 en el Juego por el Campeonato de la NFC ante los San Francisco 49ers, proyectaba optimismo luego que la brecha entre su primero y posible segundo Super Bowl se amplió al menos otro año.

“La ventana está abierta y creo que vamos a estar en el lado correcto muy pronto”, declaró Rodgers luego de su tercera derrota en un Juego por el Título de la NFC en cuatro intentos como titular.

“Eso es lo emocionante. No hace que este sentimiento sea más fácil, pero es muy emocionante para el futuro”.

Para volver al Super Bowl, los Packers deberán cerrar la brecha entre ellos y equipos como los 49ers. De las cuatro derrotas de los Packers esta temporada, incluyendo playoffs, dos fueron ante los 49ers y perdían por un marcador combinado de 50-0 al medio tiempo de ambos partidos.

“Bueno, parece muy grande”, dijo Rodgers sobre la brecha. “Nos atraparon un par de veces, pero no creo que sea tan grande. Creo que estamos realmente cerca. Creo que estamos a una actuación un poco más consistente de jugar consistentemente contra estos tipos. Pero los enfrentamos en su casa dos veces. He dicho esto antes: debemos conseguir uno de estos [juegos] en casa. Es un partido diferente. Es distinto jugar en un clima de 20 grados [Fahrenheit, -6.7 grados Celsius) y nieve. El frío y el viento hacen un partido diferente que jugar aquí”.

Rodgers ha jugado sus cuatro Finales de Conferencia como visitante, ganando sólo frente a los Chicago Bears en el 2011, la victoria que llevó al triunfo de los Packers en el Super Bowl XLV.

Pero luego de dos campañas perdedoras consecutivas y un cambio de entrenador, Rodgers describió esta temporada como especial por una razón primordial.

“Ésta siempre será especial porque se volvió divertido de nuevo”, sentenció.

Rodgers elogió al gerente general Brian Gutekunst y al departamento de personal de los Packers por las adiciones que hicieron en la agencia libre, sobre todo por las contrataciones de Preston Smith y Za’Darius Smith.

“No fuimos elegidos por la mayoría para ganar nuestra división y encontramos la manera no sólo de hacerlo sino de ganar un partido de playoffs en casa y llegar a este lugar”, indicó Rodgers. “Sentía que estaba destinado a ser, así que eso es un poco más decepcionante. Después te das cuenta que no tengo el mismo número de años por delante de lo que tengo detrás de mí, así que eso es un poco más decepcionante.

 

“Es un poco crudo en este momento, claro, pero definitivamente duele un poco más que al principio de mi carrera, porque te das cuenta de lo difícil que es llegar a este lugar. Con todos los cambios esta temporada baja y con toda la instalación de un nuevo sistema y un nuevo programa, para llegar a este punto, siento que fue algo especial porque simplemente no tenía sentido”.

Aunque Rodgers lanzó para 326 yardas y completó 31 de 39 pases con dos touchdowns, tiró dos intercepciones y perdió un balón suelto, con dos de esas entregas en la primera mitad.

Rodgers y el receptor abierto Davante Adams también dieron crédito al entrenador de primer año Matt LaFleur por permitir que los Packers fueran un “equipo liderado por jugadores”.

“Da mucha esperanza”, indicó Adams sobre LaFleur. “Cada partido es difícil de ganar en esta liga, sobre todo cuando eres un nuevo entrenador en jefe que viene con un nuevo esquema. Todo es nuevo, todos los entrenadores son nuevos [excepto] tal vez dos o tres y comienzas desde cero. Estar en esta posición en la que estamos compitiendo, por un campeonato, es impresionante y le doy mucho crédito”.

Conclusiones tras el triunfo de 49ers sobre Packers en Final de NFC

play

Raheem Mostert recorrió más de 200 yardas y anotando cuatro touchdowns para ayudar a San Francisco avanzar al Super Bowl. (1:01)

Los San Francisco 49ers aplastaron a los Green Bay Packers para obtener su pasaje a Miami, donde enfrentarán en el Hard Rock Stadium a los Kansas City Chiefs en el Super Bowl LIV.

Aquí vamos con las conclusiones del juego:

1. La fórmula más vieja para ganar en la NFL sigue viva. Los Niners apostaron todo en su plan de juego a poder correr el balón y a defender exitosamente para ganar. No lo pudieron haber hecho mejor. Incluso después de perder por lesión a Tevin Coleman –situación que habrá que seguir de cerca en los días próximos–, Raheem Mostert corrió círculos alrededor de los defensivos de los Packers, acumulando 220 yardas y cuatro touchdowns para San Francisco. Al otro lado, la defensiva le interceptó dos pases a Aaron Rodgers, recuperó uno de los tres balones sueltos que ocasionaron del pasador –aunque uno puede cambiar en el registro más tarde porque ocurrió en el intercambio desde el centro– y capturaron tres veces al quarterback, más que suficiente para neutralizar los dos pases de touchdown que lanzó. Esta defensiva está construida con un número de seleccionados de primera ronda al frente, pero también, con un grupo de jugadores de rol que han sabido dar el paso al frente cuando se les requiere. Tienen nombres, pero también tienen hombres de suma importancia para el esfuerzo colectivo.

 

2. A-Rod sigue debiendo. El talento natural de Rodgers ha hecho que muchos lo designen como el mejor quarterback de la NFL en este momento, y hay quienes han ido tan lejos como para mencionarlo como el mejor de la historia. No estoy de acuerdo. Rodgers no perdió solo, pero una vez más tuvo un partido menos que ideal cuando su equipo requería otra clase de actitud, no simplemente andar con los hombros caídos. Es muy complicado reprocharle algo a Rodgers cuando el peso de la franquicia ha estado sobre sus hombros por más de una década, pero este año tuvo un elenco más completo que en el pasado, y no fue capaz de dar una mejor actuación ante los Niners. Su primera intercepción fue fundamental para dejar el partido fuera del alcance de Green Bay, y por talentoso que sea, es complicado pedir a sus compañeros seguir el ejemplo del quarterback cuando su lenguaje corporal es tan pobre, más allá de los números. No vi esta actitud en Russell Wilson la semana pasada, por citar apenas un ejemplo.

3. Hablando de quarterbacks franquicia… Todavía no sé si Jimmy Garoppolo es capaz de echarse el equipo al hombro en un partido donde hay tanto en juego como la postemporada. La realidad, es que no importa. Garoppolo lanzó apenas ocho pases en el juego, completó seis de ellos, y la mitad de esos pases completos fueron atrás de la línea de golpeo. Solamente uno de sus envíos exitosos viajó más de 10 yardas en el aire. Green Bay jamás tuvo el menor indicio de que debía preocuparse por Garoppolo esta noche y, reitero, no fue necesario. Tenían las manos llenas con Mostert. Lo que es cierto es que sirve como confirmación de que no se requiere ascender a los primeros cinco turnos del draft para conseguir a un quarterback capaz de guiar a un equipo al juego grande. Se puede construir a un equipo suficientemente bueno en todas sus líneas como para no necesitarlo. ¿Ganarlo? Vamos a ver qué sucede en un par de semanas.

49ers pierden por lesión al corredor Tevin Coleman

Los San Francisco 49ers perdieron una pieza valiosa de su ofensiva durante el Juego por el Campeonato de la Conferencia Nacional ante los Green Bay Packers.

Luego de un acarreo con 9:33 por jugar en el segundo cuarto, el corredor Tevin Coleman tuvo que abandonar el campo por lesión.

Carlos Nava de ESPN reportó que la lesión de Coleman fue en el hombro y los 49ers informaron que su regreso era cuestionable antes de descartarlo.

Coleman corrió hacia el costado izquierdo desde la yarda 13 de los Packers pero fue golpeado en las piernas por Adrian Amos, Coleman evitó la caída poniendo la mano derecha en el campo antes de impulsarse para ganar 4 yardas.

Sin embargo, el corredor no pudo reincorporarse y fue atendido algunos minutos en el campo por el personal médico de San Francisco antes de ser llevado directamente al vestidor en el carrito de asistencias.

Incertidumbre envuelve el futuro de los Titans

play

Chiefs arrancó la temporada como candidato al título, y lo ha demostrado con creces. Es un equipo que se crece en la adversidad y volvió a remontar déficit de dos dígitos. Tendrán que ajustar para enfrentar a SF y cuentan con Pat Mahomes para ello. (2:37)

KANSAS CITY.- La incertidumbre envuelve a los Tennessee Titans luego de perder el Juego por el Campeonato de la AFC, y entre la molestia por la derrota surgen dudas sobre el futuro. Derrick Henry es uno de los mejores ejemplos para saber qué pasa al interior del equipo, donde el dolor de la derrota ante los Kansas City Chiefs se combina con la poca claridad sobre la próxima temporada.

“Pude haber hecho más por el equipo”, dijo un decepcionado Henry. “Definitivamente voy a derramar un par de lágrimas”, admitió tras ser limitado a 17 acarreos para 69 yardas y un touchdown.”Aprecio a mis compañeros de equipo. Amo jugar futbol americano, adoro competir y amo a mis compañeros de equipo. Esos muchachos me ayudaron a superar muchas cosas”. agregó.

El problema para los Titans es que al menos 19 jugadores terminan contratos vencidos en este receso de temporada y el gerente general Jon RobinsonHabrá deberá tomar decisiones difíciles, entre las que se encuentran los futuros del quarterback Ryan Tannehill y el propio Henry, que posiblemente se convierta en agente libre luego de liderar la liga en acarreos y eso le permite estar en condiciones de conseguir un contrato lucrativo con los Titans u otro equipo que necesite un corredor estelar.

“Durante toda la temporada tienes que mantenerte unido ante la adversidad”, dijo Henry. “Tenemos muchos hombres geniales en el vestuario. Es futbol americano y se sabe que el vestuario va a cambiar. Acabamos de perder un juego; ni siquiera estoy pensando en un contrato o cosas así. Cuando eso llega el momento, estoy seguro de que se resolverá”, dijo.

Henry, el mejor corredor de la NFL esta temporada, fue el motor del éxito de la ofensiva de Tennessee hacia el final de la temporada regular, cuando el equipo ganó siete de sus últimos 10 juegos. Luego se mostró imparable en los primeros dos juegos de los playoffs, recorriendo 182 yardas por tierra contra el campeón New England Patriots y 195 yardas sobre los Baltimore Ravens.

Pero no tuvo acarreos en el cuarto periodo del partido en Kansas, y los Titanes no pudieron completar su primera presencia al Super Bowl en dos décadas. “Como equipo nos mantuvimos implacables, seguimos creyendo el uno en el otro, y eso dice mucho de estos jugadores, pero nos quedamos cortos”, dijo Henry. “Es un gran equipo; ojalá el resultado hubiera sido diferente”, concluyó.

Las lecciones de las Finales de Conferencia de la NFL

play

Descubre a los jugadores que fueron clave en los triunfos de los Chiefs y 49ers. (3:25)

Finalmente quedaron definidos los dos equipos que se verán las caras en el Super Bowl LIV el próximo 2 de febrero en el Hard Rock Stadium de Miami.

Los Kansas City Chiefs vinieron de atrás para vencer en casa 35-24 a los Tennessee Titans en el Juego por el Campeonato de la AFC. En el segundo partido de la cartelera, los San Francisco 49ers apalearon 37-20 en el Levi’s Stadium a los Green Bay Packers para ganar el Título de la Conferencia Nacional.

A continuación, te presentamos las lecciones que aprendimos de las Finales de Conferencia de la NFL:

CONFERENCIA AMERICANA

KANSAS CITY CHIEFS

Los Chiefs volvieron a demostrar que no son un equipo que baja los brazos cuando tiene el marcador en contra, sobreponiéndose a una desventaja de 10 puntos en el primer cuarto para derrotar fácilmente a los Titans en casa con una defensiva que limitó a Derrick Henry con apenas 3.6 yardas por acarreo. Kansas City ahora debe encontrar una manera de frenar el poderoso ataque terrestre de San Francisco encabezado por Raheem Mostert para ganar su primer campeonato en 50 años. — Erick Cervantes Roon


TENNESSEE TITANS

Derrick Henry se vio limitado a apenas 3.7 yardas por acarreo, y después de eso, no hubo un plan-B viable para la ofensiva de los Titans. No obstante, el mayor problema llegó para una defensiva que decidió atacar con coberturas de zona a los Chiefs, presionando a menudo solamente con tres, y dejando toda clase de espacios para que los receptores consiguieran yardas después de la atrapada. — Rafa Zamorano

CONFERENCIA NACIONAL

GREEN BAY PACKERS

El marcador termina siendo engañoso, porque la diferencia sobre el campo entre ambos equipos fue superior a solamente 17 puntos. San Francisco dominó de principio a fin de manera tal que, ni siquiera fue necesario recurrir al juego aéreo para aplanar a una defensiva de Green Bay que no fue capaz de generar una sola jugada grande en el partido. — Rafa Zamorano

SAN FRANCISCO 49ERS

Los Niners podrían haberle dado el día libre a Jimmy Garoppolo, quien sólo lanzó ocho pases –completando seis de ellos– en la paliza sobre los Packers. Raheem Mostert corrió para 220 yardas con cuatro touchdowns, pero su figura podría ser aún más importante el próximo 2 de febrero en Miami tras la lesión de Tevin Coleman. El único punto negativo de los Niners es que su defensiva permitió más de 300 yardas y dos touchdowns a Aaron Rodgers y compañía, algo que no pueden repetir en el Super Bowl frente a Patrick Mahomes. — Erick Cervantes Roon

Demi Lovato se une al show del Super Bowl, cantará Himno Nacional

NEW YORK – La cantante pop nominada al Grammy, Demi Lovato, interpretará el Himno Nacional en el Super Bowl.

La NFL y Fox anunciaron el jueves la presentación, que tendrá lugar antes del gran juego del 2 de febrero en el Hard Rock Stadium de Miami.

Jennifer Lopez y Shakira encabezarán el espectáculo de medio tiempo.

Lovato se ha tomado un descanso del público desde que se centró en su recuperación después de una sobredosis reportada en julio de 2018. La cantante, que habló sobre sus problemas con un desorden alimenticio, automutilación, drogas y alcohol, celebró seis años de sobriedad en marzo de 2018. Pero recayó, revelando la noticia en la canción “Sober”, lanzada en junio de 2018.

Una semana antes del Super Bowl, Lovato actuará en los Premios Grammy 2020, el 26 de enero.

Equipo de la preparatoria de Parkland practicará en el campo del Super Bowl

El Hard Rock Stadium será el escenario del Super Bowl LIV. Getty

MIAMI – El equipo de Florida de la preparatoria en la que 17 personas fueron asesinadas en un tiroteo, tendrá una probada de lo que es jugar un Super Bowl.

El equipo de la Marjory Stoneman Douglas High School, estará en el campo mientras la cadena de televisión prueba los ángulos de cámara para la transmisión en vivo. El Super Bowl se juega el próximo dos de febrero en Miami, en el Hard Rock Stadium.

La juvenil institución experimentará la emoción de correr por el túnel que lleva al campo y hará algunas jugadas para ayudar a determinar los ángulos de cámara necesarios y sus ajustes, tres días antes del Super Bowl.

El entrenador Quentin Short dijo que los jugadores están muy emocionados. El Sun Sentinel reportó que la organización tuvo una de sus mejores temporadas en su historia el año pasado, con marca de 8-2 y ganando el título del Distrito 13-8A de Florida.

El asistente del entrenador, Aaron Feis y el director atlético Chris Hixon fueron asesinados el 14 de febrero de 2018 en aquel tiroteo.

Revelan nombres de oficiales para el Super Bowl LIV en Miami

Bill Vinovich trabajará su segundo Super Bowl, luego de oficial la edición XLIX. Getty Images

NEW YORK — El réferi veterano Bill Vinovich encabezará a la cuadrilla de oficiales para el Super Bowl en Miami.

Vinovich está en su temporada N° 15 como oficial de la NFL. Previamente, trabajó el partido del 2015 entre los New England Patriots y Seattle Seahawks.

Ha sido una temporada difícil para oficiales de la NFL y la liga optó por uno de sus oficiales más experimentados. El Juez de Downs, Kent Payne, y el Juez Lateral, Boris Cheek, estarán participando en su tercer Super Bowl, cada uno.

También como parte de las cuadrillas estará el Umpire Barry Anderson, El Juez de Línea Carl Johnson, El Juez de Campo Michael Banks, El Juez de Fondo Greg Steed y el Oficial de Repetición Mike Chase. Será la primera asignación de Super Bowl para Anderson y Chase. Johnson ha participado en dos, lo mismo que Steed y Banks.

Ryan Tannehill busca seguir los pasos de Trent Dilfer

El mariscal de campo de los Tennessee Titans, Ryan Tannehill, está a punto de culminar una temporada de ensueño luego de prácticamente ser desechado por los Miami Dolphins en la temporada baja.

Tannehill llegó a Tennessee en la que parecía ser su única oportunidad para demostrar su valor como suplente en la NFL detrás de Marcus Mariota.

Pero el destino tenía planeado algo diferente para él, cuando una actuación de dos intercepciones y apenas 63 yardas aéreas de Mariota en la Semana 6 ante los Denver Broncos obligó a que el entrenador en jefe Mike Vrabel hiciera un cambio de quarterback. Vrabel vio algo en Tannehill ese día pese a la derrota 16-0 y lo mantuvo en el puesto en camino a un cierre de temporada con foja 7-3 que permitió a los Titans colarse a los playoffs como sexto sembrado en la Conferencia Americana.

El resto es historia, Tennessee terminó eliminando a los New England Patriots y Baltimore Ravens en los playoffs y se está en la antesala del Super Bowl gracias a las actuaciones históricas del corredor Derrick Henry y la gran administración de juego de Tannehill.

Es cierto, Tannehill no ha superado las 90 yardas aéreas en ninguno de los dos partidos, pero ha respondido cuando se le ha necesitado y tiene tres touchdowns por una intercepción, además una anotación por tierra.

El camino de Tannehill es similar al que tuvo Trent Dilfer en la temporada del 2000 con los Ravens previo a su victoria en el Super Bowl XXXV.

Dilfer arrancó la campaña detrás de Tony Banks y eventualmente fue nombrado titular de Baltimore, que avanzó a los playoffs también como equipo comodín y tuvo una producción discreta de su mariscal de campo.

En los playoffs, Dilfer no completó más de 10 pases hasta el Super Bowl que tuvo 12 envíos completos y en ningún partido rebasó las 200 yardas aéreas, su contribución se limitó a tres touchdowns y una intercepción.

Sin embargo, las similitudes no terminan ahí, Dilfer es el único mariscal de campo en la historia que inicia un Super Bowl en el estadio del equipo que lo reclutó en el draft. Dilfer inició su carrera con los Tampa Bay Buccaneers que lo eligieron en la primera ronda de 1994. Los Ravens ganaron el título en el Raymond James Stadium, casa de los Bucs.

El Super Bowl de este año se disputa en el Hard Rock Stadium de los Dolphins.

Pero hay más. Tannehill podría convertirse en el sexto quarterback de la historia en alcanzar el Super Bowl en su primer año como titular

De ese grupo de cinco mariscales en iniciar el Super Bowl en su primer año con ese equipo, sólo Dilfer lo ganó con los Ravens.

 

El primero fue Daryle Lamonica con los Oakland Raiders en 1967, cuando perdieron el Super Bowl II ante los Green Bay Packers. Earl Morrall lo hizo con los Baltimore Colts que cayeron en el Super Bowl III con los New York Jets al siguiente año. Casi una década más tarde fue el turno de Craig Morton con los Denver Broncos de 1977 que perdieron en el Super Bowl XII frente a los Dallas Cowboys. El último fue Jake Delhomme con los Carolina Panthers que perdieron en el Super Bowl XXXVIII frente a los New England Patriots tras la temporada del 2003.

A menudo, Dilfer es considerado entre los peores mariscales de campo en ganar un Super Bowl, estoy seguro que esto no debe ser impedimento para que Tannehill quiera seguir sus pasos este año.

Jeffery Simmons evita multa por acusación de escupir a rival

El liniero defensivo de los Tennessee Titans, Jeffery Simmons, no fue multado por la NFL debido a que no hubo evidencia visual que escupiera al guardia de los Baltimore Ravens, Marshal Yanda.

Luego de la victoria 28-12 de los Titans en la Ronda Divisional en Baltimore, Yanda acusó a Simmons de escupirlo en el rostro”.

“Nunca me habían escupido el rostro”, declaró Yanda el 11 de enero. “Literalmente fui escupido en el rostro por el N° 98. Necesita ser notificado por los árbitros, por toda la NFL. Estuvo diciendo algunas cosas hoy que simplemente son una conducta ridícula para la NFL. Sólo quiero que sepa. Esa fue una conducta ridícula”.

El miércoles, Simmons no negó que escupió a Yanda.

“Sé lo que hice y lo que no hice”, refirió Simmons a PaulKuharsky.com. “Hoy es miércoles. Mi atención está en los Chiefs ahora. Lo que hice en el último partido y lo que no hice en el último partido no va a ayudarnos a ganar esta semana”.

Cuando se le preguntó si escupió a Yanda, Simmons respondió, “Como dije, dejé atrás ese juego. Sé lo que hice y lo que hice”.

Si la acusación se hubiese demostrado, Simmons habría sido multado con 14,037 dólares por conducta antideportiva.

Los Ravens reciben a los Titans la próxima temporada.

 

Top-10 jugadores de la NFL que se retiraron antes de los 30 años de edad

El linebacker estelar de los Carolina Panthers, Luke Kuechly, sacudió a la NFL este martes, anunciando su retiro a la edad de 28 años, convirtiéndose en el más reciente de una larga lista de estelares que dejan el juego por diversas razones antes de los 30.

Aquí te presentamos a los mejores 10 jugadores que se despidieron de la NFL antes de cumplir los 30 años de edad:

1. Jim Brown (29)

Quizás el retiro más sorpresivo en la historia de cualquier deporte, Brown es considerado por muchos el mejor jugador en la historia del fútbol americano profesional. Jugó para los Cleveland Browns de 1957 a 1965, liderando a la NFL en yardas terrestres en todas excepto una de sus temporadas profesionales, la de 1962. Fue elegido nueve veces al Pro Bowl y nombrado ocho veces All-Pro de primer equipo, y en 1966, luego de una temporada en la que había sido designado Jugador Más Valioso de la NFL por tercera ocasión, escribió su carta de renuncia a Art Modell desde el set de la película de “The Dirty Dozen” en Londres, cuando el entonces propietario de los Browns se negó a permitirle reportar tarde con el equipo por sus compromisos con la producción. En ese momento, Brown –quien fue una vez campeón de la NFL, en 1964– prefirió su carrera de actor y la NFL perdió a su mayor estrella. Fue enaltecido al Salón de la Fama en 1971.


2. Gale Sayers (28)

La última temporada de Brown fue también la primera para Sayers, quien deslumbró desde sus primeros años con los Chicago Bears. Cuatro veces elegido al Pro Bowl y cinco veces al primer equipo All-Pro, las lesiones lo limitaron a apenas cuatro partidos en sus últimas dos campañas. “The Kansas Comet” fue enaltecido al Salón de la Fama en 1977, pese a jugar efectivamente solo cinco temporadas de NFL en siete años en la liga, de 1965 a 1971.


3. Rob Gronkowski (29)

“Gronk” arribó a los New England Patriots en la segunda ronda del draft del 2010, convirtiéndose en una figura de alto contraste con el usualmente serio y rígido carácter que el head coach imponía en su equipo. Cinco veces jugador de Pro Bowl y cuatro veces All-Pro de primer equipo, Gronkowski se despidió de la NFL justo después de conquistar su tercer Super Bowl con el club, el del 2018. Fue nombrado entre los mejores alas cerradas en el equipo ideal de todos los tiempos de la liga por su aniversario N° 100, y en el 2014 se ganó el premio al Regreso del Año.


4. Andrew Luck (29)

El quarterback de los Indianapolis Colts llamado a ser el sucesor de Peyton Manning con la franquicia se cansó del ciclo lesión, cirugía, rehabilitación, y se despidió de la NFL durante la pretemporada de la temporada del 2019. Seleccionado primero global por Indy en el draft del 2012, fue elegido para jugar en cuatro Pro Bowls y obtuvo el premio del Regreso del Año en el 2018.


5. Sterling Sharpe (29)

El receptor abierto de los Green Bay Packers –para quienes jugó de 1988 a 1994– empezaba a formar una dupla brillante con el quarterback Brett Favre cuando una lesión en el cuello le obligó a someterse a una cirugía de fusión de vértebras, lo que puso punto final a su trayectoria. En siete campañas, fue elegido cuatro veces al Pro Bowl y en tres ocasiones fue designado All-Pro de primer equipo.


6. Kenny Easley (29)

Uno más de los miembros del Salón de la Fama de esta lista, el ex profundo de los Seattle Seahawks jugó en la liga de 1981 a 1987, sumando cinco invitaciones al Pro Bowl y tres nominaciones como All-Pro de primer equipo. El Jugador Defensivo del Año de 1984 debió retirarse debido a una falla renal, la cual se detectó en el examen físico al que se sometió cuando fue canjeado a los entonces Phoenix Cardinals, con quienes nunca jugó.


7. Bo Jackson (28)

El único atleta en la historia en ser nombrado al equipo de estrellas de la NFL y de la MLB, la carrera de Bo Jackson después de obtener el Heisman con la Universidad de Auburn se repartió entre el fútbol americano y el béisbol. Fue elegido primero global por los Tampa Bay Buccaneers en 1986, pero nunca jugó para ellos, acusándolos de haber saboteado su elegibilidad universitaria tras una visita al equipo. Al año siguiente, los Oakland Raiders invirtieron una selección de séptima ronda en él, y lo convencieron de jugar en la NFL una vez que acabara la campaña de Grandes Ligas. En los emparrillados, obtuvo una selección al Pro Bowl en cuatro temporadas, pero una lesión de cadera acabó efectivamente una trayectoria en ascenso, aunque pudo seguir jugando al béisbol por dos años más.


8. Terrell Davis (29)

El corredor de sexta ronda procedente de la Universidad de Georgia le puso latido al corazón de los campeones Denver Broncos en la década de los 1990s. Davis frecuentemente se veía afectado por migrañas, pero fueron lesiones de rodilla las que le pusieron fin a una brillante carrera. Una vez Jugador Más Valioso de la NFL, dos veces Jugador Ofensivo del Año, tres veces elegido al Pro Bowl y tres veces All-Pro de primer equipo, Davis también fue el Jugador Más Valioso del Super Bowl XXXII.


9. Tony Boselli (29)

El primer jugador reclutado en la historia de los Jacksonville Jaguars, el ex estelar de USC fue invitado a cinco Pro Bowls y tres veces designado All-Pro de primer equipo en sus siete campañas con los Jags. Fue elegido como parte del draft de expansión por los Houston Texans en el 2002, pero nunca pudo jugar para el club por lesiones.


10. Barry Foster (26)

Un duro corredor para los Pittsburgh Steelers de los ’90s, Foster llegó a la franquicia en la quinta vuelta del draft de 1990. Para el ’92, ya estaba entre los corredores de élite de la liga, siendo elegido All-Pro e invitado a dos Super Bowls. El “otro Barry”, debió retirarse después de solamente cinco campañas en la liga gracias a las lesiones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.