Geno Smith sustituye a Ryan Fitzpatrick como QB en los Jets

Todd Bowles no puede postergar lo inevitable y manda al banquillo a su quarterback titular en un movimiento que emana desesperación.

El pasado 25 de septiembre, en la tercera jornada de la actual temporada de la NFL, los New York Jets perdieron contra los Kansas City Chiefs por 24 a 3. Más allá del resultado en sí, llamó la atención el hecho de que el quarterback titular de los de Nueva York jugase el último periodo con una llamativa falta de cuidado con el balón, casi se podría decir que de profesionalidad. En una serie de lanzamientos infames elevó su número de intercepciones a seis, número que hubiese sido de récord si la secundaria de Kansas City no hubiese actuado con enorme generosidad tirando balones perfectos al suelo.

Aquel día Ryan Fitzpatrick debió ser mandado al banquillo. Pocas veces he tenido una sensación tan desagradable de jugador insultando a sus compañeros, a su juego y a su profesión como en ese momento.

Ha pasado casi un mes desde entonces y Todd Bowles, entrenador de los Jets, ha decidido no postergar los inevitable: Ryan Fitzpatrick se va al banquillo y Geno Smith se convierte en el QB titular de los de Nueva York.

Fitzpatrick se perdió gran parte de las actividades de pretemporada por no haber firmado con la franquicia. Ahora se entiende mejor que se negasen a darle un contrato de larga duración, como él quería. Al final llegaron a un término medio en el que el QB cobraría lo que se le ofreció en un momento, doce millones de dólares, pero con toda la libertad del mundo para buscarse las castañas a partir de marzo. Ahora, sin duda, su caché será bastante más bajo.

Deja la temporada con el equipo ganando un partido de los seis disputados, cinco touch downs y once intercecpiones.

La elección de Geno Smith tampoco parece que lleve el cartel de definitiva. La idea de que estos Jets, desarbolados en lo que debería ser su gran fortaleza, la defensa, vayan a ser capaces de remontar la temporada con Smith a los mandos del ataque resulta quimérica. El jugador nunca ha estado al nivel de una segunda ronda en el draft con capacidad para ser un QB titular en la NFL.

En el banquillo esperan Bryce Petty y Christian Hackenberg, escogidos en los dos últimos drafts. Si la campaña de los Jets sigue por la pendiente abrupta en la que ahora mismo se encuentra es probable que Geno Smith sea sacrificado más pronto que tarde para ver si alguno de estos dos chavales tiene algo en su interior que les haga acreedores del puesto de titular. Eso sucederá cuando ya no haya opciones de pelear por nada.

Se acaba así, salvo imprevisto giro de los acontecimientos, la andadura de Ryan Fitzpatrick en los Jets. Tuvo sus momentos pero, al final, acabó apareciendo el mismo jugador que ya había salido por la puerta de atrás de, por ejemplo, los Buffalo Bills.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.