Harrison niega uso de sustancias ilegales tras caso Al-Jazeera

SteelersEl apoyador de los Pittsburgh Steelers, James Harrison, sostuvo en una declaración firmada enviada a la NFL que nunca ha violado la política de la liga en torno al uso de sustancias que optimizan el rendimiento, y que tampoco conoce al hombre que señala Al-Jazeera America como proveedor de sustancias ilegales del apoyador veterano.

La declaración, con fecha del 11 de julio del 2016, fue incluida en una carta de Heather M. McPhee, concejal general asociada de la Asociación de Jugadores de la NFL para Adolpho Birch, el vicepresidente de política laboral de la NFL. Una copia de la carta fue obtenida por ESPN.

El sindicato presentó la declaración, junto con una transcripción de las únicas referencias a Harrison en el reporte de Al-Jazeera, para reforzar su posición que no hay necesidad de acceder a una entrevista interpersonal de Harrison con la NFL, ya que la liga tiene evidencias insuficientes para requerirla.

Harrison entregó su declaración firmada, la cual se anexó con una carta de la NFLPA hacia la liga. AP Photo

Harrison es el único de cuatro jugadores activos mencionados en el reporte de Al-Jazeera que entrega una declaración a la liga. Los apoyadores de los Green Bay Packers, Clay Matthews, Julius Peppers y el agente libre Mike Neal también fueron aludidos en la pieza. La NFLPA se ha resistido a los intentos previos de entrevistas personales con la NFL a nombre de ellos.

Charlie Sly –la fuente del reporte de Al-Jazeera que implicó a los jugadores citados, así como al mariscal de campo retirado Peyton Manning y atletas de otros deportes– ya se ha retractado de sus comentarios. La NFLPA ha peleado que, debido a eso, los jugadores no tienen por qué discutir el asunto con la NFL. Previamente, Birch había desafiado la validez de ese argumento.

El documental de Al-Jazeera “The Dark Side” se transmitió en diciembre. En la transcripción, anexa en la carta de la NFLPA, Sly le dice a un reportero encubierto que le suministró a Harrison una sustancia llamada D2 o Delta-2. Harrison, no obstante, sostiene en la declaración que hasta “el mayor de mis conocimientos y recuerdos, nunca conocí al individuo que aparentemente se llama Charlie Sly, cuyos comentarios aparecieron” en el reporte.

Ya que no conoce a Sly, Harrison dice que no ha tenido “correo electrónico, mensajes de texto ni otras comunicaciones con Charlie Sly” y “nunca me han dado una sustancia llamada ‘D-2’ o ‘Delta-2’ que la persona que aparentemente se llama Charles Sly refiere en el reporte de Al Jazeera”.

Harrison termina su declaración diciendo: “nunca he ingerido la sustancia o producto llamado ‘Delta-2′” y “nunca he violado la Política de la NFL en torno a Sustancias que Optimizan el Rendimiento”.

La NFLPA destaca en la letra que la declaración de Harrison atiende cada una de las referencias específicas a él en la transcripción entregada.

“En ausencia de cualquier evidencia documentada o veraz, esta declaración constituye una cooperación razonable por parte de este empleado”, escribe McPhee.

De forma destacada, ninguna de las cartas enviadas previamente por el gremio fueron a nombre de Manning, quien es un ex jugador y podría decidir cooperar con la liga, incluso si el sindicato quiere evitar que los jugadores actuales lo hagan. La NFLPA ha estado en contacto con Manning, cuya cooperación podría poner en jaque a los otros cuatro jugadores desde un punto de vista de relaciones públicas. Algunos allegados al plan de Peyton compartieron previamente a ESPN su creencia de que habrá cooperación.

Esta disputa entre la NFL y su sindicato llegó a un punto crítico el mes pasado cuando Harrison, quien tiene historial de discusiones públicas con la liga sobre asuntos de disciplina, dijo que el comisionado Roger Goodell tendría que ir personalmente a su casa si quería entrevistarlo.

Información de Dan Graziano fue utilizada en la redacción de esta nota.

Contenido Patrocinado

Comentar

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.