La NFL rectifica: Josh Brown es suspendido indefinidamente

El kicker del club, objeto de una enorme polémica por su historial de abusos a lo largo de los años, puede haber dicho adiós a la NFL.

La NFL rectifica: Josh Brown es suspendido indefinidamente

La polémica que ha rodeado a Josh Brown, kicker de los New York Giants, durante los últimos días puede haber tenido su último y previsible capítulo en la NFL tras conocerse por diversas fuentes que su equipo tiene la intención de colocarle en la lista de exención del comisionado.

Esta decisión por parte de la franquicia neoyorquina viene a raíz de los documentos que se han conocido a lo largo de la semana en la que se detallan los continuos y numerosos abusos de Brown había tenido con su mujer a lo largo de los años y que le ocasionaron una ridícula sanción de un partido, aunque esta información se ha conocido con posterioridad a la decisión de la propia liga.

De esta manera, Brown podrá cobrar la totalidad de su salario base previsto para este año, que sería de algo más de un millón de dólares, aunque puede recurrir la decisión del club.

Los Giants tendrán la opción de tomar la citada decisión con Brown hasta las 16.00 de la tarde, horario de la costa este (22.00 horas en territorio peninsular).

Curiosamente, el entrenador del club, Ben McAdoo, que se encuentra en Londres para el partido que enfrentará a sus Giants contra Los Ángeles Rams, había manifestado que “el equipo no iba a abandonar a Brown”, a pesar de haberle dejado en casa antes de viajar hasta la capital británica.

“No vamos a dar la espalda a Josh. Es nuestro compañero”, afirmó rotundo el técnico.

La franquicia tenía previsto revisar la documentación durante la próxima semana, que coincide con la de descanso en su calendario de la temporada regular, pero es factible pensar que todo el lógico revuelo haya precipitado una decisión que debería haber sido tomada de forma inmediata… y hace varios días.

Agredía a su mujer, su “esclava”, y la NFL le suspendió… 1 partido

Agredía a su mujer, su "esclava", y la NFL le suspendió... 1 partido

Ha salido a la luz el informe policial de Josh Brown, kicker de los Giants, que admite en él haber maltratado a todas las mujeres de su vida desde los 7 años. “Mi mujer es mi esclava, me llama Dios y he abusado de ella tanto físicamente como psicológicamente”.

Con cierto paralelismo al caso de violencia doméstica de Greg Hardy de 2014, hasta que no se hicieron públicas las pruebas explícitas, no hubo ruido.

Esta semana, la NFL se encuentra bajo todas las miras tras haber suspendido a Josh Brown con apenas un partido (que ya cumplió) por abusar a su mujer “de todas la formas posibles”, según un relato detallado del actual kicker de los New York Giants.

Todó empezó cuando Josh Brown fue acusado de violencia doméstica y asalto en cuarto grado después de un incidente con su exesposa en mayo de este año. La NFL apenas tomó cartas en el asunto y obligó al pateador a perderse el partido inaugural de 2016 después de que los Giants le renovaran por dos años más con un contrato de cuatro millones de dólares (más un bonus de firma de $500.000 USD).

Los cargos fueron retirados posteriormente, aunque de acuerdo a la investigación, en una parte de su diario personal relató varios detalles del matrato persistente a su mujer. En unas partes se leía que le obligaba a ella llamarle “Dios”, que él se refería a ella como su “esclava” y se autoconsideraba un “pervertido sexual, un hombre repulsivo, una persona que ve el sexo como un deporte más”.

Brown echa la culpa a ser abusado él mismo cuando era apenas un niño de seis años de edad: “He sido un mentiroso durante toda mi vida y, desde los siete años he abusado a todas las mujeres de mi vida para compensar el abuso que yo mismo sufrí, sin importar el daño que les ocasionaba”.

En su diario personal, Josh Brown también muestra su arrepentimiento y habla de otros incidentes relacionados al acoso de su mujer: “Molly, me siento avergonzado y desgraciado por no haber sido un marido para ti. Desde los moratones que te dejé en las piernas, hasta el incidente de la cremallera”. Su exmujer, Molly, habló de 20 incidentes tan graves como el que denunció a la policía en mayo.

El dueño de los Giants, John Mara, y su entrenador Ben McAdoo le defendieron a lo largo del verano diciendo que no dudaban de él como “persona, marido, padre y jugador”. Se desconoce si estaban al tanto de lo detallado en este informe policial.

Entre los documentos obtenidos por SNY, también se desveló que la NFL tuvo actuar de pleno druante una Pro Bowl y alojar a Molly Brown y los hijos de Josh en un hotel ajeno por seguridad tras un “incidente” con el kicker.

2 comentarios

  1. Robbie Gould, ex Chicago Bears fue contratado en su lugar

    • Rey Cowboy en 24/10/2016 a las 3:51 pm
    • Responder

    Muy lamentable esta situacion para todas las mujeres que han compartido la vida con este hombre.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.