La venta del UFC tiene motivo: comprar los Oakland Raiders

RaidersFuentes cercanas a la negociación informan a AS que los hermanos Frank y Lorenzo Fertitta son los favoritos para adquirir el tradicional equipo de California y llevarlo a Las Vegas.

 

La venta del UFC por 4 mil millones de dólares ha sido la más grande de la historia del deporte mundial. Pero puede que el negocio sea sólo la punta de un iceberg que puede esconder el próximo bombazo del deporte profesional estadounidense.

Fuentes cercanas a la organización contaron a AS que los expropietarios y ahora socios minoritarios del UFC, los hermanos Frank y Lorenzo Fertitta, son los favoritos para adquirir a los Oakland Raiders y llevarlos de California a Las Vegas.

La idea de los Fertitta es ampliar su poder en Las Vegas. Fueron los segundos más importantes donantes de dinero para campañas políticas en Nevada el año pasado y este año han comprado el Hotel y Casino Palms por más de 300 millones. El próximo paso es llegar a la Strip, donde la idea es construir un súperhotel con un megacomplejo deportivo, donde estaría el estadio para los Raiders”, explicó a AS una fuente cercana a la cúpula de la organización este fin de semana en Las Vegas, antes mismo de la venta ser concretada.

Los rumores de la venta del UFC y el interés de los Fertitta en los Raiders comenzaron en mayo, con una nota de ESPN.

Los hermanos negaron, pero el presidente del UFC, Dana White afirmó en la época “que los Fertitta eventualmente comprarían a un equipo de la NFL”.

Durante toda la semana previa del UFC 200, la posible venta de la organización era el asunto más comentado entre bastidores en Las Vegas.

Peleadores, representantes, periodistas y miembros de la misma organización hablaban abiertamente sobre el tema. Algunos simplemente con sus opiniones y otros con informaciones cercanas a la negociación.

“Puede parecer que Sheldon Adelson (conocido en España por la frustrada Eurovegas) sea el que haya tomado la delantera con el proyecto de traer a los Raiders a Las Vegas, pero los Fertittas no hacen negocios así. Son discretos, ambiciosos y muy agresivos. Mientras Adelson intenta sacar dinero del bolsillo de los ciudadanos con más impuestos, los Fertitta podrían significar un camino más directo y menos burocrático para la llegada de la NFL en Las Vegas”, afirmó otra fuente el pasado viernes.

Los Raiders están en situación complicada ante la NFL, sin estadio y en California, donde para construir un recinto con dinero público es misión imposible. Y Mark Davis, heredero de la franquicia, es uno de los propietarios menos influyentes y con menos poder político y económico de toda la liga.

La llegada de los Fertitta es vista con buenos ojos por la NFL por su juventud, visión emprendedora e influencia en el escenario político de Nevada.

La venta del UFC es un punto más para los hermanos, que lograron transformar un deporte que era visto como marginal y fue adquirido por 2 millones de dólares en un negocio multimillonario, vendido por 4 mil millones, con audiencias multitudinarias en más de 150 países.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.