Las 5 peores defensivas secundarias de la NFL en 2018

 

0

-Ad-

El desempeño de la defensiva secundaria, debe ser evaluado como consecuencia del trabajo de la defensa frontal: tackles defensivos, pass rushers y linebackers. La efectividad del front-7 tendrá un impacto para bien o mal en el accionar del perímetro, sumado a la calidad y talento que agrupen. Bajo ambas premisas te presento a las peores defensivas secundarias de la NFL rumbo al 2018.

5.- New York Giants

En el papel tienen elementos que hacen pensar que no deberían entrar en esta categoría. Jugadores como Landon Collins, Eli Apple o Janoris Jenkins lucen como una unidad con potencial, sin embargo su desempeño se ve afectado por la pésima eficiencia del pass rush, incapaz de ser constante generando presión, lo cual les deja el difícil trabajo de lidiar con más tiempo del debido con las coberturas en el campo. Y dado que este año se enfocaron en mejorar la ofensiva, dudo que puedan revertir los tristes números que dejaron en 2017, siendo la penúltima en yardas permitidas (252.4 por juego) y última en touchdowns permitidos (32).

4.- Oakland Raiders

Oakland ha batallado para presentar un perímetro decente desde hace varias temporadas. Han invertido picks de primera ronda y en agentes libres con experiencia, pero no han visto ni de cerca los resultados esperados. Este año parecen apostar por la continuidad y la esperada consolidación de sus jóvenes promesas, como el CB Gareon Conley (pick de primera ronda en 2017) y el S Karl Joseph (pick de primera ronda en 2016). A expensas de lo que estos jugadores puedan desarrollar en su segunda y tercera temporada, no creo que logren tener un avance considerable para este año. Como factor adicional, la probable salida de Khalil Mack, su líder en el pass rush, jugará contra las aspiraciones del perímetro, ya que ahora deberá ser más eficaz sin su especialista en incomodar al QB.

3.- Tampa Bay Buccaneers

Ya se estableció que la efectividad del front-7 siempre tendrá una repercusión en la labor del perímetro y Tampa Bay es un ejemplo de que se puede contrarrestar el pésimo trabajo de la defensiva secundaria con un sólido pass rush. Los Buccaneers mejoraron su defensiva frontal de cara al 2018, trajeron de New York al DE Jason Pierre-Paul, firmaron al DE Vinny Curry proveniente de Philadelphia y seleccionaron en el Draft al mejor tackle defensivo disponible en Vita Vea. En pocas palabras, este equipo armó su linea defensiva titular en el offseason y hay grandes expectativas por lo que pueden hacer juntos.

Sin embargo, el hecho de que su pass rush luzca de miedo no significa que el perímetro será de los mejores. Tengo algunas dudas sobre los elementos que lo componen, puesto que no veo un claro referente en esa zona. Su pick de primera ronda en 2017, Vernon Hargreaves, puede despegar este año pero no le veo cualidades para aguantar un duelo con un receptor de la talla de Julio Jones o Antonio Brown, jugadores que va enfrentar esta campaña. Aunque pueden mejorar sus números, sin duda la escasa calidad y profundidad de personal en esa zona les seguirá cobrando factura en 2018.

CB Vernon Hargreaves (#28) en 2017.

2.- Indianapolis Colts

No sólo es su defensiva secundaria, en términos generales los Colts tendrán nuevamente una de las peores defensas este año. No tienen solidez en el pass rush, mantienen prácticamente la misma plantilla de titulares de bajo perfil que la temporada pasada y lo crítico de la situación es que no hicieron mucho para reforzarse en el offseason. Van a sufrir en este proceso de reconstrucción de la mano de un nuevo head coach y la esperanza seguirá siendo lo que quede de Andrew Luck.

En 2017 fueron la defensiva secundaria número 23 en touchdowns permitidos (23) y 27 en yardas permitidas por juego (246.6). Además, su pass rush fue el penúltimo en sacks, lo que indica que tampoco van ayudar mucho a su perímetro este año.

1.- Kansas City Chiefs

Los Chiefs ya venían arrastrando problemas en el perímetro desde la temporada anterior, terminando como el número 29 en yardas permitidas por juego, y para acabar de agraviar la situación se deshicieron de su mejor cornerback, el joven estrella Marcus Peters, a quien enviaron a los Rams por un paquete de picks de Draft. Y aunque por un lado contarán con el regreso del safety Eric Berry, quien viene de superar una lesión en el tendón de Aquiles, el bajo nivel del resto de su defensiva es lo que preocupa en Kansas City.

Fuera de Berry, su plantilla titular está compuesta por una serie de jugadores de mediano a bajo perfil, de los cuales dudo que se logre conformar una unidad sólida para la campaña. Entre Daniel Sorensen, Kendall Fuller, David Amerson y Steven Nelsen se generan más interrogantes que respuestas, por lo que no veo mucha esperanza de ese lado para 2018. Ademas, tampoco cuentan con un pass rush que pueda sacar la cara por su perímetro.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.