Las lesiones no dan tregua en Los Ángeles

 

AP

A larga lista de jugadores que los Chargers tienen en su lista de lesionados, se suma el safety Jaylen Watkins después de una rotura de ligamento.

 

Hay quienes ven en Los Angeles Chargers a un serio contendiente para hacerse del Oeste de la Conferencia Americana y ser un duro contendiente para cualquiera que aspire a llegar al Super Bowl.

Sin embargo, las lesiones no dejan de flagelar a la franquicia californiana. En mayo pasado el prometedor ala cerrada Hunter Henry sufrió una rotura de ligamento y su regreso en 2018 aún es incierto.

El cornerback Jason Verrett se perdió la temporada 2017 por una lesión igual a la de Henry y antes del inicio del training camp se sometió a una prueba de acondicionamiento donde sufrió una recaída y tampoco podría jugar este año.

Joey Bosa tiene cerca de dos semanas sin entrenar al parejo de la escuadra de los Chargers debido a una lesión en el pie. El ala defensiva de tercer año aún no tiene participación en pretemporada.

Y la más reciente víctima de las lesiones es Jaylen Watkins, quien jugaría su primera temporada en Los Angeles después de iniciar su carrera con los Philadelphia Eagles, donde se desempeñó principalmente en los equipos especiales y como parte de la rotación de la secundaria.

Watkins es el tercer jugador de los ‘Bolts’ que sufre una lesión terminante relacionada con un ligamento, por lo que su estadía en Los Angeles por el momento será entre algodones.

Otros lesionados en el roster de los Chargers son el corner Trevor Williams, el guardia Forrest Lamp, el linebacker James Onwualu, el ala abierta Dylan Cantrell, el ala abierta Cole Hunt y el  tackle defensivo Justin Jones.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.