Las otras Super Bowls de los Philadelphia Eagles

Las otras Super Bowls de los Philadelphia Eagles

Las otras Super Bowls de los Philadelphia Eagles

Jed Jacobsohn

Getty Images

La edición LII será la tercera en la que la franquicia de Philly se encuentre en el gran partido final de la NFL. En las dos anteriores perdió.

La Super Bowl LII será la tercera en la que los Philadelphia Eagles participen. A pesar de ser una de las franquicias más antiguas de las NFL, fundada en 1933, y a ser una de las históricas tanto por ese motivo como por pertenecer a la división NFC Este, cuna de alguna de las rivalidades más intentas de la competición, su legado se construye más con las derrotas y el fatalismo que con los grandes triunfos.

La primera vez que aspiraron a ganar el Lombardi Trophy fue en la temporada 1980. Un lustro atrás habían hecho uno de los fichajes más importantes de su historia: el entrenador Dick Vermeil. Proveniente de la Universidad de UCLA viró el rumbo de una franquicia que sólo había disfrutado de una temporada con récord ganador en los últimos catorce años.

Vermeil cambió ese signo y les convirtió en una potencia. Tres años después de hacerse cargo del grupo sumaron a la otra pieza crucial de este puzzle: el quarterback Ron Jaworski. Con él llegaron a los playoffs de 1980 como una fuerza tremenda y ganaron en la final de la NFC a sus odiados Dallas Cowboys. En la Super Bowl XV, no obstante, les esperaban los Oakland Raiders de Al Davis.

La segunda gran final que perdieron tuvo lugar en la temporada 2004. Los Eagles tenían una defensa brutal, inolvidable, y habían formado un ataque serio y firme a lomos del corredor Brian Westbrook y el QB Donovan McNabb. Andy Reid les dirigía y había  construido un grupo que se plantó en la final de la NFC nada menos que cuatro años seguidos.

Les faltaba siempre un puntito para ser verdaderamente grandes, y ese puntito se convirtió en todo un puntazo: ficharon al tremendo Terrell Owens, de los San Francisco 49ers, para dar potencia a su cuerpo de receptores. Y vaya si se la dio. Fueron el mejor equipo de la temporada regular y en una memorable final de la NFC destrozaron a los Atlanta Falcons de Michael Vick.

En la Super Bowl XXXIX, no obstante, les esperaba el coco: los New England Patriots de Bill Belichick en la que, hasta entonces, había sido su mejor versión. Y es el día de hoy que se puede argumentar que es el mejor equipo de esta dinastía. En un partido maravilloso, los de Tom Brady ganaban su tercer anillo en cuatro años.

Hay vida antes de la Super Bowl para los Philadelphia Eagles, por cierto. De hecho, aunque jamás han ganado el partido supremo de la NFL sí que pueden presumir de tener tres títulos de la liga. Los consiguieron en las temporadas 1948, 1949 y 1960.

Los dos primeros, además consiguiendo un récord no igualado en la competición pues ganaron sendas finales dejando a cero el marcador de sus rivales, 7-0 a los Chicago Cardinals y 14-0 a Los Angeles Rams. El de 1960 también puede presumir de un hito: son los únicos que pudieron ganar un partido en playoffs a los Green Bay Packers de Vince Lombardi. Casi nada para una franquicia “perdedora”.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.