Le’Veon Bell y los Steelers se alejan en las negociaciones

Le'Veon Bell y los Steelers se alejan en las negociaciones

Getty Images

El explosivo running back sigue sin concretar un acuerdo a largo plazo con los Pittsburgh Steelers y el equipo no tiene prisa en dárselo.

“Mueres como héroe o vives lo suficiente como para convertirte en villano”. La frase del comisionado Harvey Dent hace referencia a Batman en la cinta The Dark Knight. Pero bien podría estar hablando de Le’Veon Bell.

El estelar running back y los Pittsburgh Steelers siguen sin concretar un acuerdo que mantenga a Bell en la ciudad del acero más allá de la siguiente temporada, y mientras se reanudan las negociaciones, los reportes y los mensajes crípticos en Twitter no han sido de gran ayuda en prolongar esa relación.

El más reciente obstáculo en esa negociación es el reporte de esta semana de que Bell aspira a un sueldo similar al que recibe su compañero, el estelar Antonio Brown. Es decir, 17 millones de dólares anuales, o lo que es lo mismo, más del doble de lo que percibe el siguiente corredor en la lista de los mejores pagados, Devonta Freeman con 8.2 millones por año.

Ese reporte provocó múltiples reacciones, negativas en su mayoría, y tan extensas que obviamente llegaron a oídos de Bell, quien recurrió a Twitter para escribir: “Es difícil ser un héroe en una ciudad que te pinta como villano”.

Obviamente, el no tan críptico mensaje causó una nueva oleada de reacciones negativas en la prensa y los aficionados de Pittsburgh, que ven las aspiraciones económicas de Bell como desorbitadas y su inamovible postura como un obstáculo insorteable en un equipo que cuenta con los elementos para aspirar al campeonato.

Tal vez Bell no esté al tanto que el sueldo de Superman es el de un periodista promedio y que Batman no se compró todos esos juguetes con lo que gana por proteger a Ciudad Gótica. Los superhéroes no aspiran a salarios millonarios a fin de hacer su trabajo.

La percepción del bien y del mal es subjetiva en estos casos, habrá quien vea a Bell como un jugador egoísta por querer reestablecer el mercado en su posición, mientras que habrá quienes culpen al gerente Kevin Colbert y al resto de los jerarcas de Pittsburgh por no abrir la billetera por un jugador que marca una diferencia dentro del campo.

Por lo pronto, el equipo anunció que las negociaciones con Bell están en pausa hasta que el equipo cubra sus demás necesidades en la agencia libre y se concentre en el próximo draft. En ese lapso Bell podría seguir ventilando sus frustraciones y, al mismo tiempo, acercarse más a la puerta de salida de Pittsburgh.

Si Superman y Batman, en algún momento, fueron vistos como villanos, ¿qué no le suceda a Le’Veon Bell?

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.