Los Denver Broncos irán a la Casa Blanca esta semana

La tradicional visita de los campeones de la NFL al presidente de Estados Unidos tendrá dos protagonistas que se van: Obama y Manning.

Uno de los personajes más importantes y conocidos de Estados Unidos deja su cargo. Aunque tiene muchos críticos, y se le recuerdan un montón de cosas que ha hecho mal, lo cierto es que va a pasar a la historia de su país. Y, ahora, se despedirá desde la Casa Blanca. Me refiero, claro, a Peyton Manning.

Los Denver Broncos visitarán el hogar del presidente del gobierno norteamericano, Barack Obama. Es tradicional que todos los campeones de las grandes ligas pasen por la icónica residencia presidencial y ahora es el turno de los campeones de la Super Bowl 50.

Entre los jugadores que hay en la plantilla, los técnicos, el staff directivo y aquellos que ya se han ido a otros equipos, o se han retirado, suman más de cien personas, que es la comitiva que desembarcará en Washington en representación de los Broncos.

Entre ellos estará Peyton Manning, en uno de los más que probables últimos actos de su carrera deportiva, ya finiquitada. Seguro que tiene mucho que hablar con Barack Obama que, de la misma forma, vive sus últimos meses como presidente del gobierno de su país al cumplirse el máximo de ocho años legales que se permite al inquilino de la Casa Blanca morar en ella.

Obama siempre ha sido dicharachero y juguetón con las visitas deportivas, entendiendo que son asuntos de escasa gravedad al lado de lo que tiene que lidiar día a día, por lo que puede permitirse el lujo de bromear y de insistir que él apoya a los equipos de Chicago. En las postrimerías de su mandato es fácil apostar a que tendrá algún buen par de chistes preparados.

Y, por el lado de la NFL, será un placer ver a a John Elway de nuevo en la Casa Blanca. Y a Peyton Manning, que igual también nos deja algún titular y alguna imagen para el recuerdo. La última, aunque sea en traje y corbata, de su vida deportiva.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.