Los Giants pueden confiar en que Odell Beckham sea mejor en el 2016

EAST RUTHERFORD — Cuando generas la clase de números que Odell Beckham Jr., ha logrado en sus primeras dos temporadas, puedes hacer que la gente olvide muchas cosas. Por ejemplo, cómo te perdiste porciones de tiempo de preparación en ambas temporadas bajas por lesiones y dolencias en el tendón de la corva.

En esta época de los últimos dos años, Beckham ha estado lesionado. El tendón de la corva le costó la mayor parte del programa de temporada baja de los New York Giants, todo el campamento de entrenamiento y los primeros cuatro juegos de su temporada de novato en el 2014. Con todo y eso, consiguió atrapar 91 pases para 1,305 yardas y 12 touchdowns para ganar el premio al Novato Ofensivo del Año.

El año pasado, una lesión similar en las actividades organizadas en equipo (OTA’s) le costó a Beckham todo el minicampamento de junio, pero estaba bien para el campamento de entrenamiento y terminó el año con 96 pases para 1,450 yardas y 13 touchdowns para volver al Pro Bowl.

¿Este año? Bueno, toquen madera o avienten sal sobre su hombro si prefieren pero, por ahora, Beckham está saludable y trabajando con el equipo en las actividades de temporada baja. Y por muy bueno que ha sido con tiempo limitado de práctica en el pasado, imaginen lo que puede suceder con un programa completo.

“Simplemente es bueno tenerlo en esa tercera temporada, saludable y en todas las OTA’s, siendo capaz de moverlo por varios lados”, consideró el mariscal de campo Eli Manning. “Tienes una clase de jugadas controladas, sólo porque no quieres sobrecargarlo y quieres asegurarte que las haga, las haga bien, y luego puedes expandirlo y ponerlo en diferentes lugares con retos.

“Pienso que ahora puede controlar todo eso. Lo ponemos en diferentes rutas y hay que asegurarse de que las haga correctamente. Pienso que hay un entendimiento de la ofensiva, de cómo se supone que vayan las cosas y su coordinación, y pienso que en este tercer año, realmente va a empezar a aprenderlo”.

La noción de que los Giants han limitado de alguna manera el rol de Beckham en su ofensiva durante los últimos dos años, mientras su acoplaba, es impactante. En los 15 juegos que tuvo Beckham el año pasado, fue blanco en 27 por ciento de los pases de Manning y el receptor de 26 por ciento de sus completos. Sólo cinco jugadores en la liga tuvieron más blancos por juego que los 10.5 de Beckham.

Pero el entrenador en jefe de los Giants, Ben McAdoo, quien fue el coordinador ofensivo del equipo los últimos dos años, quiere ser capaz de mover a Beckham a lo largo de la formación lo más que se pueda. Y el comentario de Manning indica que se han limitado un poco en las primeras campañas de Beckham y esperan aumentar sus roles en la ofensiva. Si es el caso, y si se mantiene saludable, entonces es muy posible que los números de Beckham en el 2016 hagan que lo hecho en el 2014 y 2015 se vea cotidiano.

Divertido imaginarlo, por supuesto.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.