Los números revelan el dominio defensivo de los Seattle Seahawks

Richard Sherman lidera a una unidad defensiva de época en Seattle. USA TODAY Sports

Los Seattle Seahawks están jugando a un nivel de élite a la defensiva esta temporada. Lo mismo sucedió en el 2015. Y también en el 2014 y, de hecho, remontándonos hasta el 2012.

Lo que algunos describirían como la era Russell Wilson en la historia de los Seahawks debe ser nombrada más apropiadamente como los años de su “Legion of Boom” (o algún apodo parecido). Lo que han logrado los Seahawks durante las últimas cuatro campañas y media es más raro que producir un nivel de juego de mariscal de campo consistentemente bueno. Han tenido a la defensiva más dominante en el fútbol americano a lo largo de ese periodo, ranqueando N° 1 o N° 2 en la métrica Valor Defensivo Ajustado sobre el Promedio (DVOA, por sus siglas en inglés), de la consultora Football Outsiders a lo largo de las últimas cuatro temporadas, y N° 3 hasta el momento en esta temporada.

Para los más tradicionalistas, los Seahawks también se encuentran empatados con los Minnesota Vikings por el promedio más bajo de puntos permitidos esta temporada, con 14.0 por partido.

¿Qué han conseguido, exactamente, los Seahawks? ¿Cómo lo han hecho? Bueno, echemos un vistazo.

Antes que nada, lo básico.

Los Seahawks han permitido, por mucho, el menor total de puntos en la NFL desde el inicio de la temporada del 2012. Son un 21 por ciento mejor que los equipos que les siguen, y un 32 por ciento mejor que el promedio de la NFL.

PUNTOS POR JUEGO PERMITIDOS, 2012-16

Los puntos son la medida más importante de éxito defensivo, pero en ocasiones pueden enmascarar otras deficiencias. Así que como medida de confirmación, diremos que los Seahawks también han permitido el menor número de yardas y primeros intentos desde el arranque del 2012. Los mariscales de campo rivales registran el menor total de la NFL, un Total Quarterback Rating de 46.6, frente a ellos, casi tres puntos por debajo del equipo que les sigue.

Los 123 robos de balón de los Seahawks, combinados con sus 72 entregas, dan al equipo un balance de +51, el segundo mejor de la NFL desde el inicio de la temporada del 2012. Los New England Patriots lideran a la liga con un balance de +56, pero se unen a los Seahawks como las excepciones en lo más alto. El siguiente mejor equipo son los Carolina Panthers en +27.

¿Cómo han conseguido los Seahawks tan notable hazaña? La respuesta más obvia: tienen un montón de grandes jugadores.

TEMPORADAS INDIVIDUALES DE JUGADORES CON VALOR APROXIMADO DE +14, 2012-16

Miren la gráfica de arriba: el sitio Pro Football Reference mide a todos los jugadores de la NFL con una métrica de Valor Aproximado (AV, por sus siglas en inglés) que uniformemente vincula un número al desempeño de una temporada por parte de un jugador para efectos comparativos.

Digamos que una temporada sólida en el AV está en el rango de +14, o más. Usando ese límite, se puede ver que los Seahawks han tenido a más jugadores defensivos desempeñándose al menos a ese nivel durante una temporada que cualquier otro equipo de la NFL. El esquinero Richard Sherman ha alcanzado ese nivel en cuatro ocasiones, mientras que el safety Earl Thomas y el apoyador Bobby Wagner lo han hecho dos veces, cada uno.

Un total de ocho desempeños de ese nivel podría no parecer mucho, hasta que uno se percata de que 14 equipos no han disfrutado el desempeño de uno sólo de sus jugadores defensivos a ese nivel –cero, nada– a lo largo de ese lapso. Así que la media a lo largo de la liga es de uno y el promedio es de 1.6.

Y si se observan las campañas del 2012-15 como un todo, se encontrará que cinco de los mejores 50 jugadores en AV combinado jugaron para los Seahawks: Sherman, Thomas, Wagner, el apoyador K.J. Wright y el safety Kam Chancellor. Y eso ni siquiera cuenta a los linieros defensivos Michael Bennett y Cliff Avril, quienes fueron adquisiciones de agencia libre a media dinastía; han estado entre los mejores 51 jugadores defensivos de la NFL en AV desde el inicio de la campaña del 2014.

La defensiva de los Seahawks lo ha hecho todo bien desde el 2012. Además de liderar a la liga en puntos, yardas y primeros intentos, los Seahawks también son N° 1 en yardas por aire permitidas, N° 2 en porcentaje de presión al quarterback, N° 4 en yardas terrestres por acarreo y N° 6 en robos de balón.

Pero, ¿qué los hace especiales? Los Seahawks cuentan con un arma relativamente rara pero letal: la carga.

Desde el 2012, los Seahawks han mandado carga –cinco o más jugadores a presionar en jugadas de pase– en solamente el 25 por ciento de las jugadas de retroceso del pasador contrario. Ese es el sexto menor porcentaje de la liga.

Cuando envían a defensivos adicionales, no obstante, suelen hacerlo con éxito con la mayor frecuencia de la liga.

MAYOR PORCENTAJE DE PRESIÓN SOBRE EL QB POR LA DEFENSIVA EN JUGADAS DE CARGA

El índice de presión en la gráfica de arriba se basa en retrocesos en que el mariscal de campo es capturado, lanza bajo presión o es golpeado. Se puede atribuir tanto a habilidad del jugador como selección oportuna de jugadas por parte de los entrenadores defensivos.

Como resultado, los Seahawks han permitido el menor promedio de yardas en la NFL por retroceso en jugadas de pase cuando hay cargas. Su desempeño es de un 20 por ciento mejor que el promedio de la NFL.

MENOR NÚMERO DE YARDAS PERMITIDAS POR INTENTO DE PASE EN CONTRA DE LA CARGA, ÚLTIMAS CINCO TEMPORADAS

De manera apropiada, culminamos donde empezamos: con puntos. Oponentes encuentran muchas mayores dificultades anotando en contra de la carga de los Seahawks que contra cualquiera otro. Touchdowns por intento cuando los Seahawks envían carga es casi 2 puntos porcentuales menor que el de la siguiente mejor defensiva. El promedio de la liga es de 5.7 por ciento.

MENOR PORCENTAJE DE TDS PERMITIDOS EN CONTRA DE LA CARGA, ÚLTIMAS CINCO TEMPORADAS

La ofensiva de los Seahawks ha sufrido en esta campaña. A lo largo de siete semanas, los Seahawks tienen el quinto menor promedio de puntos anotados por partido de la liga (18.5). Pero los Seahawks están en 4-1-1 y en la cima de la NFC Oeste, en parte por una defensiva que no ha perdido el paso con los años.

Información de Jacob Nitzberg, de ESPN Stats & Information, fue utilizada en la redacción de esta nota.

Contenido Patrocinado

Comentar

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.