Mundillo NFL por AS.com (2)

 

Power ranking NFL semana 5: Los Vikings son el número uno

El único equipo invicto en la liga se laza con el puesto de honor en la clasificación de esta jornada. Esa defensa es una cosa muy seria y muy a tener en cuenta.

El lento pero firme ascenso de los Minnesota Vikings ha concluido en la semana cinco, con el asalto definitivo al primer puesto de los power rankings aquí y acullá. Más allá del récord inmaculado, único equipo que puede presumir de ello a estas alturas, el dominio de la defensa es como para mirarles con mucho respeto.

(Mariano #1, Pepe #1, Michel #1, León #2) Están haciendo picadillo a sus rivales. Las vergüenzas que sacaron al aire del ataque de los Texans no es algo decente, no es presentable. Les puede bastar con no cometer errores y jugar piano, piano en ataque, porque lo cierto es que su defensa es de esas que te placan en el sofá y no te dejan ni moverte.

(Mariano #2, Pepe #3, Michel #2, León #1) Quizá hayáis escuchado que ha vuelto Tom Brady. Lo primero que han hecho los Patriots tras el retorno del héroe ha sido regalarle aquel sistema de dos tight ends que tantas alegrías le dio con Gronkowski y Hernández. Ahora la pareja de Gronk es Martellus Bennett, pero la sensación de dominio es muy parecida.

(Mariano #3, Pepe #2, Michel #3, León #3) Con enorme tranquilidad, paciencia y parsimonia, los Steelers destrozaron a los Jets esta pasada semana. Le’Veon Bell no es un jugador más y los running backs no son intercambiables; lo que ofrece a este ataque es una gozada. Tengo la sensación con los Steelers que se saben en playoffs (ojo, que estas cosas las carga el diablo) y que alternarán grandes exhibiciones con partidos mediocres hasta llegar a enero. Les veo sobrados.

(Mariano #4, Pepe #4, Michel #4, León #7) Los Falcons salieron del estadio de la milla de altura de Denver con la seguridad de que este año en absoluto van a sufrir el vértigo por las alturas que sufrieron la pasada temporada pasada, precisamente, la semana cinco. Este ataque es otra cosa. Algo muy especial. Y Kyle Shanahan, ahora mismo, está en la pole position para ser entrenador jefe la próxima temporada.

(Mariano #5, Pepe #6, Michel #5, León #4) Paxton Lynch no es Trevor Siemian. Es surrealista pensar que el QB de séptima ronda del año pasado, que nada había demostrado casi que ni en la universidad, sea añorado y deseado a partes iguales para que el primera ronda de este año pueda tener más tiempo para aprender (¿qué se aprende en la banda?), pero este es el mundo en el que vivimos. Trevor Siemian, y se lo ha ganado en cuatro partidos, es necesario para los Broncos.

(Mariano #9, Pepe #5, Michel #6, León #6) La línea ofensiva y la defensa son, ahora mismo, lo mejor de un equipo que no se ha caracterizado por tener la fortaleza en las trincheras. Es lo que hay. La sensación es que tarde o temprano el resto del ataque se pondrá a su verdadero nivel, pero llevamos ya más de una temporada esperando…

(Mariano #7, Pepe #7, Michel #8, León #5) Semana de descanso para un equipo que la necesitaba, aunque es cierto que había recompuesto el ritmo tras un inicio dubitativo. El tobillo de Russell Wilson volverá en mejor estado de lo que nos dejó hace semana y media, pero la clave será si la OL es capaz de protegerle.

(Mariano #6, Pepe #8, Michel #7, León #9) Extraña derrota ante los Lions. Porque se basó en unos instantes iniciales en los que la defensa estuvo a uvas y unos instantes finales en los que el ataque tuvo dos pérdidas de balón perfectamente evitables. En el medio, el mismo grupo sobrio, brillante por momentos, que nos ha enamorado. Este equipo tiene mucho recorrido.

(Mariano #8, Pepe #9, Michel #9, León #8) Zeke y Dak, Dak y Zeke… bueno, sí, los rookies son la gran historia de la temporada en Dallas, pero lo cierto es que es la línea ofensiva lo que les permite ser lo que son, algo que también pueden decir en la defensa. Como en todo equipo de relumbrón, y pocos tan cegadores como los Cowboys, en las victorias hay un poso de polémica barata: ¿ha de volver a jugar Tony Romo cuando se recupere? La respuesta es sí, queridos amigos, sí, sí y sí.

(Mariano #10, Pepe #11, Michel #11, León #10) Nadie gana en esta liga de manera constante permitiendo que los rivales anoten cuatro touch downs por partido. Así que o bien los Raiders, que consienten 28 puntos cada semana, mejoran de forma notable en defensa o empezarán a acumular derrotas y a hacer en este power ranking.

(Mariano #12, Pepe #10, Michel #10, León #11) Rex Ryan ha recuperado el ataque de los Bills tras echar a Greg Roman, su antiguo coordinador ofensivo. Ha recuperado, al menos, el sentido filosófico del mismo y ha ordenado las piezas. Eso ha mejorado al grupo en general y nos ha devuelto al mejor LeSean McCoy que, mientras este sano, y en su caso es necesario remarcarlo con contundencia, puede llevar a este equipo más allá de lo que algunos esperábamos. Perdonad, que me emociono.

(Mariano #11, Pepe #12, Michel #17, León #12) Tiene que ser devastador considerarte a ti mismo candidato a ganar esta liga, plantarte ante los Minnesota Vikings y recibir una tunda de muy padre y señor mío, de esas de las que te obligan a mirar en el espejo y a preguntar “¿quién soy yo, de dónde vengo, a dónde voy?”. No será para tanto, que vendrán días mejores, pero el aterrizaje no ha sido suave.

(Mariano #13, Pepe #13, Michel #12, León #14) No le deis más vueltas, no busquéis análisis realista: los Redskins pierden todos los partidos que Mariano Tovar ve y ganan todos en los que no les echa un ojo. No ha fallado en dos temporadas. Podéis no creerme, pero es una verdad como un piano de cola.

(Mariano #14, Pepe #14, Michel #15, León #13) Los Chiefs no han jugado esta semana y la sensación ha sido bastante parecida a cuando juegan: no nos hemos enterado mucho de lo que han hecho.

(Mariano #16, Pepe #16, Michel #13, León #16) Otros, como los Bills, que ante las duras lo primero que hacen es echar al coordinador ofensivo. En este caso a una estrella como Marc Trestman, que llegó a Baltimore para revolucionar el juego de pase y convertir a Joe Flacco en élite (¿acaso no lo era? ¿lo era? ¿lo es? ¿Flacco elite? ¿eh? ¿eh?) y que se va con bastante más pena que gloria. Esperad una vuelta a la carrera y a la ortodoxio de siempre del clan Harbaugh.

(Mariano #15, Pepe #15, Michel #16, León #15) Necesitaban la victoria ante los 49ers como el comer, pero que no se vengan muy arriba que tan sólo es, eso, una victoria contra los 49ers. David Johnson tiene capacidad para ser uno de los mejores running backs de esta liga y, viendo cómo está el tema de los quarterbacks por el desierto, bien estará que aumenten su uso en proporción análoga al miedo que tienen a Palmer y a la ausencia de Palmer. A todo.

Parte de guerra semana 5 NFL: Charles Sims a la injured reserve

El running back de los Tampa Bay Buccaneers podría perderse lo que resta de temporada por una lesión en la rodilla.

Una de las cosas más chulas que tiene la NFL es ver como jugadores que no cuentan para nada en un equipo se vuelven importantes. Las lesiones, los cambios en el playbook y un largo etc, hacen que jugadores de roster tengan su oportunidad. Esta semana lo hemos podido ver en un par de campos. Cameron Meredith, receptor de los Chicago Bears, fue una auténtica pesadilla para la defensa de los Colts, siendo poco menos que el último receptor del equipo. Otro jugador que ha demostrado que puede tener sitio en la NFL es Jacquizz Rodgers, quien aprovechó las ausencias de Doug Martin y Charles Sims para mostrar sus dotes como corredor. Rodgers tiene por delante, al menos, ocho partidos para conquistar el corazón de los aficionados de Tampa y, sobretodo, el de Todd Monken.

Tampa Bay Buccaneers

Charles Sims: El corredor ha sido incluido en la IR. Esto quiere decir que el equipo no podrá contar con él hasta pasadas ocho semanas, si es que se recupera de su dolencia.

Pittsburgh Steelers

DeAngelo Williams: El veterano corredor de los Steelers sufre un problema en la rodilla, de ahí que últimamente no se le haya visto muy activo en el ataque de Todd Haley. El jugador se está tratando pero es seria duda para la próxima jornada.

San Francisco 49ers

Chris Davis: El defensive back de los 49ers se rompió el ligamento anterior de la rodilla en el partido que les enfrentó a Arizona en el TNF. En la bahía no ganan para sustos, debe ser por eso que han decidido poner a Colin Kaepernick como quarterback titular.

Green Bay Packers

Randal Cobb: El receptor de los Packers no está jugando bien. Lleva desde la temporada pasada en el punto de mira de sus aficionados y ello le está pasando factura. Esta semana tuvo que abandonar el partido con una conmoción cerebral, por lo que es duda para el próximo partido.

Eddie Lacy: Tuvo que abandonar el partido frente a Giants por problemas en el tobillo. Según fuentes del equipo no es una lesión grave y no peligra su participación en el partido que enfrentará a los Packers frente a los Cowboys.

Cleveland Browns

Cody Kessler: El quarterback de los Browns tuvo que abandonar el campo por lesión. Esta frase ya se ha escuchado muchas veces esta temporada. Que mala suerte están teniendo los Browns. Eso sí, parece que el rookie no se rompió nada y podrá disputar el próximo partido.

Los New York Jets pierden a Eric Decker para toda la temporada

Una mala temporada para el equipo de Todd Bowles ha tomado un rumbo aún más preocupante con la pérdida de su segundo mejor receptor.

Cuando era pequeño jugaba mucho a la brisca con mi abuela. Era un juego sencillo que nos gustaba a ambos y nos entretenía las tardes de lluvia en Asturias, que no eran pocas. Como yo no barajaba excesivamente bien, los triunfos salían seguidos. Para que yo no supiera que era mi culpa, mi abuela siempre decía: “cuando empiezan a venir encartadas, no hay quien las pare”.

A los New York Jets les están empezando a venir encartadas. Una temporada mala, tanto de sensaciones como, más importante aún, de resultados se ve ahora empeorada de golpe por una lesión con aspecto de trascendente: Eric Decker, receptor, se pierde el resto de la temporada.

Decker se lesionó en el hombro y hoy mismo ha pasado por el quirófano para reparar el daño. Ha sido incluído en la lista de lesionados que, este año, permite a un jugador en cada equipo volver tras ocho semanas de inactividad, pero con Decker no será necesario usar esa excepción ya que no se le espera de vuelta en los campos hasta el 2017.

El receptor brilló en sus primeros años en la liga en Denver, sobre todo en los que coincidió con Peyton Manning, por lo que se le consideraba un producto del quarterback. Cuando fue fichado por los New York Jets, en 2014, la especulación general era que su rendimiento bajaría y demostraría que no era para tanto. Se equivocaron.

Ha tenido dos buenos años en los Jets. El pasado consiguió 1027 yardas y 12 touch downs, amén de establecer una química con Ryan Fitzpatrick, su QB, y con Brandon Marshall, el WR principal del equipo, que les convirtió en una unidad muy peligrosa para los rivales y atractiva para los espectadores.

Esta temporada, en tan sólo tres partidos, ha conseguido la impresionante cifra de 21.6 yardas por recepción.

El equipo ha cargado el peso del ataque más en el receptor de tercer año Quincy Enunwa y a partir de ahora tendrá que hacerlo aún más. Y es que los New York Jets están teniendo un inicio de temporada horrible que no para de empeorar.

Colin Kaepernick recupera la titularidad en los 49ers

El quarterback ha reestructurado su contrato, que finalizará a final de temporada, para intentar resucitar su carrera con el sistema de Chip Kelly.

¡Colin Kaepernick es el nuevo quarterback titular de los San Francisco 49ers! La noticia, que parece sorprendente, tiene toda la lógica del mundo después de que el jugador aceptara reestructurar su contrato.

El mayor impedimento para que Kaepernick jugara en los 49ers esta temporada, era que su contrato establecía que si se lesionaba se llevaba automáticamente los 15 millones de dólares de salario base de 2017. Ese escollo ha desaparecido, porque esta restructuración que acaba de firmar elimina los tres años de contrato que le quedaban con el equipo.

¿Y por qué aceptó algo así el jugador? Sencillamente porque en caso de no reestructurar, y sabiendo que está arrastrando una lesión de ‘codo de lanzador’, se habría quedado toda la temporada en la banda, como le sucedió el año pasado a Roger Griffin III, y habría sido cortado al final de la misma sin llevarse un dólar. Aceptando el cambio de contrato, al menos tiene la posibilidad de jugar, con lo que tiene la posibilidad de resucitar su carrera y que alguien le firme un nuevo contrato en 2017.

Por tanto, Chip Kelly podrá decir, y de hecho está diciendo, que la decisión de darle la titularidad no tiene nada que ver con la modificación de su contrato, pero los demás podemos tener la seguridad de que es la clave que ha desbloqueado la situación.

Después del pobre rendimiento de Gabbert en el inicio de la temporada, los aficionados de 49ers incluso han coreado su nombre en las gradas. Parecen haber olvidado que el propio Gabbert le arrebató la titularidad a Kaepernick hace doce meses tras un inicio horrible de temporada en que era abucheado en cada partido.

Kaepernick ha protagonizado una de las grandes polémicas de la temporada de la NFL, por sus protestas por el trato policial a las minorías raciales, que le llevaron a sentarse, y más tarde arrodillarse, durante la interpretación del himno de EEUU.

El jugador debutará el próximo domingo contra Buffalo según anunció Chip Kelly, entrenador de los 49ers.

Los 49ers, después de un inicio de temporada desastroso, están buscando soluciones a la desesperada. Parece muy complicado que Kaepernick vaya a resolver el problema del equipo. Sin embargo, después de ver como Kelly ha usado en los últimos partidos a Gabbert para jugar con una ‘option’, parece mucho más lógico intentar usar a Kaepernick, un jugador mucho más móvil y que se puede adaptar mejor a ese sistema.

Definitivamente, el problema que impedía a Kaepernick jugar, nunca fue la famosa pérdida de masa muscular.

Los Dallas Cowboys demuestran que tienen un ataque élite

Con el corredor Ezekiel Elliott y el quarterback Dak Prescott al mando, el equipo está ganando y ambos rookies se han convertido en la pareja de moda en la liga.

 Esta semana en la NFC Este los partidos eran muy importantes, ya que podían marcar dinámicas y los rivales de los equipos de la división eran bastante potentes. Los Eagles eran favoritos en Detroit ante los Lions, mientras que los Giants en Green Bay ante los Packers y los Redskins en Baltimore ante los Ravens tenían más posibilidades de perder que de ganar en los pronósticos. Los Dallas Cowboys con un balance de 3-1, se enfrentaban por fin a un equipo que iba a medir de verdad donde estaba actualmente el equipo de Jerry Jones, ya que sus dos últimos triunfos habían sido ante dos de los peores equipos en la actualidad, como son los Chicago Bears y los San Francisco 49ers. La clave del partido parecía estar en como la secundaria de los Cowboys iba a intentar frenar al WR de los Bengals A.J Green, pero lo más impactante del partido fue como jugó el ataque de Dallas ante una defensa que tiene nombres y está bien trabajada en las últimas temporadas, ya que han jugado playoffs siempre en el último lustro.

Primer Cuarto –

En el primer drive del partido, tras un buen retorno de Lucky Whitehead comenzaban en una buena posición desde su yarda 36. Tras una carrera de Zeke Elliott donde sólo gano 3 yardas porque la defensa de los Bengals lo leyó bien, en la segunda con una jugada de engaño con el mencionado Whitehead les dio el primer down. En 2&8, Dak Prescott completó un pase corto sencillo a Terrence Williiams para otro primer down. Ya en la yarda 39, con una carrera de Elliott y una OL que abusó de la DL de Bengals en esa jugada, el RB llegó a la 22 con mucha facilidad, demostrando velocidad y potencia. Tras esto otra carrera que dejó un cómodo 2&1, y la OL continuaba siendo muy superior. Viendo lo que estaba pasando, decidieron correr otra vez en la redzone y Zeke Elliott rompió muy fácil los placajes acabando en la endzone. 7-0 tras el primer drive, simplificando el juego y la defensa de los Bengals incapaz de frenar una carrera.

Tras forzar a chutar el punt a los Bengals, de nuevo tenían el balón desde su yarda 11. Posición complicada de campo y en donde la defensa de Cincinnati intentaría sacarlos con un 3&fuera. Tras un holding y en 1&15, pase de Prescott desde su endzone a Elliott fácil y ganancia de 10 yardas. En 2&5 otra carrera, aunque los Bengals la pararon bien. En un 3&4 importante para poder seguir con el drive de nuevo jugada sencilla. En 3&4 desde su 16, jugada de pase con la OL aguantando bien y Zeke Elliott con un gran bloqueo (es muy completo) para que Prescott completara el pase, con un Terrence Williams que parece más centrado tras su primer mal partido. En 1&10 y cuando Elliott parecía que no iba a tener ganancia de yardas, de nuevo otra demostración ya que avanzó empujando para dejarse un 2&3, recordando al gran Marshawn Lynch. En 2&3 amagaron con otra jugada de carrera, pero Prescott eligió pasar y encontró de nuevo con un pase corto a Brice Butler. Ya en la mitad del campo, otra jugada de carrera donde la OL de nuevo demostró ser una de las mejores, corriendo y bloqueando hacia la izquierda para otro primer down. Tras una carrea del RB suplente Alfred Morris, 2&4 y Prescott de nuevo encontró a T.Williams, para quedarse a sólo 5 yardas de la endzone. En 1&Goal amagaron una carrera y engañaron a la defensa de Bengals, que se lo tragaron y con un pase fácil a Brice Butler consiguieron el TD. 14-0 para cerrar un gran 1Q con dos drives modélicos.

Segundo cuarto –

Tras forzar a otro punt con la defensa bastante descansada, fórmula que tienen que repetir partido tras partido, de nuevo iniciaban otro drive desde la 25. Tras una buena jugada del DE Carlos Dunlap, en 2&10 de nuevo una gran carrera pero en este caso de Alfred Morris para primer down. Seguirían con el sistema que estaba funcionando y de nuevo A.Morris consiguió otro primer down y en ese momento eran imparables para unos Bengals que no podían parar el vendaval. En 2&10, pase cortito a Butler de nuevo y se dejaban un 3&3 asequible. En esta ocasión decidieron pasar y acertaron, pase perfecto de Prescott desde la 51 al TE Jason Witten, que tras correr una gran ruta avanzó hasta la 16. Ya en la redzone, otra vez buen pase de Prescott esta vez al WR Cole Beasley y TD con una facilidad sorprendente. El QB rookie está conectando con estos dos jugadores cuando tiene que hacer pases importantes. 21-0 y partido casi sentenciado, con la defensa muy descansada para controlar el marcador en la segunda parte.

Tercer cuarto –

Tras un drive decente de los Bengals para abrir la segunda parte, no consiguieron culminarlo y se jugaron un FG de 50 yardas para subir los primeros puntos al marcador, pero el kicker Mike Nugent lo falló y de nuevo tenían una buena posición para el ataque los Cowboys. Desde su yarda 40 decidieron correr y llegó la jugada que rompió el partido y definió lo que fue este baño de un ataque, que demuestra ser élite actualmente pese a no poder contar con su QB titular Tony Romo y su WR estrella Dez Bryant. Tras un gran trabajo de nuevo de la OL para abrir espacio, Zeke Elliott metió la sexta marcha y se fue directo a la endzone, sin que le tocara ningún defensor rompiendo por el medio a una secundaria y unos LB’s que bajaron definitivamente los brazos. TD de 60 yardas y todo la liga vio de lo que pueden ser capaces este ataque en esta temporada.

Final de partido y conclusiones para el futuro.

Con más de 36 minutos aún por jugarse, partido ganado y después solo pasaron los minutos (encajando 14 puntos) para el definitivo 28-14. Ya pensando en el siguiente partido en Lambeau Field ante los Packers, si lo ganan puede hacer que dando un golpe de autoridad en uno de los campos más difíciles, entren en una dinámica muy buena y se consoliden como favoritos para ganar la NFC Este. Actualmente la clasificación está así: Cowboys 4-1 / Eagles 3-1 / Redskins 3-2 / Giants 2-3. Por fin han conseguido ser un equipo dominante sin Tony Romo, con un Dak Prescott que está poniendo en duda en Dallas si debe seguir como QB titular (para mi este año no continuará, pero habrá que verlo) y un Zeke Elliott que tiene pinta que será el mejor RB de la NFL en las próximas temporadas, apoyado por una OL brutal.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.